Queremos verlos, tenemos derecho a verlos

Durante estas semanas hemos asistido a un nefasto espectáculo dentro del devenir público de la ciudad. Las dependencias del concejo, ya convertidas en ring, han ido de mal en peor, llegando al punto de demandas interpares.

En el último episodio, el cambio de año y cese de contratos -sin renovación para 2014- reabrió la vieja herida entre Javier Muñoz (alcalde, DC) y Jaime Canales (concejal, UDI). Cahuín mediante, Canales habría sostenido una “conversación” con Enrique Soto (concejal, DC) vía SMS -muy old school– en donde habría mostrado que en el asunto no deberían haber entrado las mujeres y que si lo encontraba le iba a dar con todo, “a moril” (SIC). Cabe recordar sobre este punto que la pareja del concejal Canales sería una de las afectadas por la no renovación de contrato, aunque desde luego, ese no sería su motivo

Paréntesis. El tema de la no-renovación de contratos no es nuevo. Es una práctica usual -muchas veces nefasta, otros la ven como renovadora- en donde por cada cambio de signo político -UDI a DC en este caso- se utilizan los cupos para asignárselos a nuevos funcionarios. Si, usualmente del signo político afín o por partido o por pacto. Recordar que algún incentivo deben tener los militantes. Por si no lo sabía, le doy la bienvenida al mundo.

Ante la brutalidad de la matanza, que impactaba directamente a los ciudadanos al desmembrar al Estado de funcionarios clave reemplazándolos por ineptos –no lo digo yo– fue creado el concepto de Alta Dirección Pública, que intenta mantener funcionarios profesionales a cargo del estado, más allá de las tendencias y ansias de turno. Este es uno de los puntos que abre la petición de renuncia -si, hay otros eufemismos que se han usado en la discusión- de la directora de la Dirección de Administración de Educación Municipal de Curicó, Irene Cortés, lo que también ha sido un ingrediente más a esta sopa ya intragable.

En este marco incomparable, reabro el pedido: transmisión online de las reuniones de concejo municipal, ahora!.

Primera excusa: el que quiera puede asistir
No resiste mayor análisis, por ejemplo, el argumento de que “el que quiera puede asistir”, ya que el limitado espacio que tiene la sala ahora es utilizado por la guardia pretoriana que debió asistir a resguardar la seguridad de los presentes, mermando siquiera la posibilidad de lograr ingresar al salón. Esto, en vista de las prioridades -si es que queda alguna- hace que en vez de ciudadanos los medios de comunicación tengan preferencia al momento de optar. Esto sitúa las reuniones -que debiesen ser abiertas y convocantes- a un paso de la máquina, del petit comité, del arreglín, campo fértil para la falta de transparencia, arreglos a la medida, concesiones fast-track, cuoteos (¿viajes a costa del tesoro de la ciudad por ejemplo?), lo que no está muy lejano a la corrupción. No es cierto eso de “el que quiera podrá asistir”.

Segunda excusa: factibilidad técnica
Sepan amigos que implementar un sistema de este tipo no tiene ninguna complejidad mayor. Técnicamente es una implementación archi conocida. Es más, si volvemos a lo técnico, el municipio maneja internamente complejidades tecnológicas altamente superiores, vale decir, problema del equipo técnico tampoco existe. En el peor de los casos, de requerir apoyo externo, hay escuadrones de ingenieros capacitados para habilitar esto y proyectos ciertamente más complejos. El problema no es de factibilidad técnica.

Tercera excusa: factibilidad presupuestaria
Queridos conciudadanos, hay servicios gratuítos para transmitir online. Tal como lo oye, si el problema fuese presupuestario, bastaría una conexión (¿recuerdo que tenemos wifi gratis, cierto?) que incluso pudiese ser la alguno de los dos teléfonos que envían SMS amenazantes. ¡Mejor aún!, quizá con uno de los iPads que les compramos en el periodo anterior pudiesen generar una mejor transmisión (espero que los concejales no reelectos hayan devuelto el iPad que se les entregó). El problema no es de factibilidad presupuestaria.

No quise usar el argumento de empate, pero me parece necesario también poner como positivo ejemplo el caso del municipio de Molina, que a diferencia del de la capital provincial, tiene semana a semana transmisión online del concejo. Quizá en una de las reuniones Donde Gilberto podrían compartir la experiencia.

Luego de este recorrido, hemos llegamos al punto clave: La voluntad.

Si no tenemos transmisión online en pleno 2014 -catorce años ya del cambio de siglo- es única y exclusivamente porque a nuestros alcaldes (2) y concejales no les ha interesado ni les interesa. No lo digo con pesimismo, sino con la evidencia de haber conversado personalmente con varios de los suscritos y, además, habiendo planteado públicamente el tema en una de las tantas asambleas del Plan de Reconstrucción, con concejo en pleno.

Estamos a un par de semanas del cambio de año. Probablemente tengamos más y mejores momentos como los que ya hemos tenido. Queremos verlos, tenemos el derecho a verlos.

Por Curicó, por su futuro, por transparencia y por todos los votos que hacen que hoy estén ahí.

Carta abierta
Con algunas adaptaciones de estilo y temas, envié en formato de Carta Abierta esta petición. Pueden ver el texto completo acá. Lo envié además de alcalde y concejales, a periodistas y comunicadores de medios locales.

Actualización
22/01/2014

Habiendo pasado varios días de la publicación, ningún integrante del concejo -desde su presidente ni concejales- respondieron el correo enviado. Recibí una comunicación directa vía Facebook del concejal Mario Undurraga (UDI) y por intermedio de Francisco Sotelo, la postura del concejal Luis Rojas (PS). Ambas posturas a favor. Pedí que en base a eso, hubiese consistencia y acciones, particularmente en cuanto a proponer el tema y Mario Undurraga afirmó haber realizado la propuesta durante la hora de incidentes. El 16 de enero lo reiteraría Luis Rojas.

Como es usual, no podremos ver qué pasó hasta ver el acta. En curico.cl ahora el vínculo de Transparencia Municipal, en portada, lleva a esto, en fin, ojalá haya ánimo y voluntad de sacar al municipio del lugar *218* a nivel nacional del “ranking” de Transparencia a nivel municipal.

Cobertura en medios
Publicación en Punto Lontué Noticias
Publicación en El Curicano
Entrevista en El Curicano
Publicación en Cronica Curicó
Publicación en Molina Chile
Publicación en Primera Fuente Noticias

Relacionados
Tecnología en reuniones de concejo municipal, Enero 2010
Control ciudadano y transparencia, Enero 2010
Después de asistir a la jornada de PRES Curicó, Octubre 2010
Un iPad por concejal, Octubre 2011
El último gustito, Abril 2012

// 1111

Published by

Marcelo Aliaga

140 caracteres no son suficientes.
Ver detalle.

3 thoughts on “Queremos verlos, tenemos derecho a verlos”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *