Camino alternativo

Les comparto la publicación en Diario El Centro acerca de un problema de costumbre, de prácticas, de un camino, un camino alternativo que estamos tomando como región.

La semana pasada pareció finalizar lo que podríamos llamar “La teleserie del millón de dólares”, donde el municipio curicano debió asumir el costo del despido de la jefatura comunal de educación designada a través del sistema de Alta Dirección Pública. La seguidilla de desaciertos llegó a tal punto, que puso en riesgo la libertad del propio Alcalde.

Se ha intentado justificar intensamente el despido de la profesional, perdiendo foco de lo relevante, vale decir, saldar la deuda ratificada por la propia Corte Suprema hace meses. Finalmente, aparece el cheque que saldaría la deuda, no sin antes tensionar tanto a la administración de educación local, como también al propio Concejo Municipal que ha debido asumir solidariamente el error.

La alegría que nos quedaba en la ciudad de la nula fiscalización y de los proyectos a medias, era el flamante invicto de la torta mecánica. Curicó Unido pierde su inmaculada condición en su propia cancha, en ese estadio conocido por quedar a medias también. Como las malas noticias no llegan de a una, el Profesor Marcoleta pide públicamente preocupación por las pésimas condiciones del gramado local. Posiblemente a los únicos que les importe esto -además del club- sea al jardinero y a la hinchada más fiel de Chile.

La normalización del error, del descuido o del desinterés por lo público, encabezado por nuestras propias autoridades debería preocuparnos como región. Este no es un problema aislado de un alcalde o de un concejo municipal, es un camino alternativo al ejercicio comprometido, consciente y respetuoso de servicio público que han tomado varias comunas. El poker reemplazó a la política. El error y viveza a la virtud y disciplina.

Quepa en este marco de podredumbre cívica, saludar el aporte de los medios por mantener informada a la opinión pública de esto que favorablemente aún consideramos como “noticias”. Vale decir, aún nos sorprende.

Volviendo a Curicó, sugerimos ver el desarrollo de las sesiones de concejo municipal, los debates que allí se dieron y las posiciones que se tomaron. Con un par de excepciones, el espectáculo fue vergonzoso y digno de revivir un pesimismo sólo comparado con el caso de Concejales Viajeros. Se esmeran en persistir en que no hubo error, que no hay problema, que todo funcionará normalmente. Así las cosas, seguirá pendiente entonces la justificación por el supremo error de firmar un cheque por casi 600 millones de pesos.

Aún no se logra un año de gestión. Es de esperar que la renovación completa de nuestros congresistas durante este año, introduzca la necesaria fiscalización y presión a los municipios, fiscalización que hace un par de décadas está en pausa. De otro modo, vayamos acostumbrándonos como región a los pasillos de la Corte Suprema y al miasma presagiado por nuestro Pedro Antonio González.

// 1

La comarca se enfrenta a la definición de 2 lineamientos relevantes: el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) y el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de Curicó que también incluye a comunas vecinas, vale decir, mirada -por fin!- de macroterritorio. Veamos.

El Plan de Desarrollo Comunal de Curicó
En el caso del Plan de Desarrollo Comunal, es el instrumento clave de planificación y gestión que define varias componentes de la ciudad, como el ordenamiento territorial, desarrollo económico, social, programas clave y acciones como todo plan.

El Pladeco viene definiéndose desde el periodo anterior. Hay una sesión notable -la última del periodo anterior- donde los propios concejales en dinámica de “último día nadie se enoja” sostienen una de las conversaciones más expresivas del último tiempo en la comarca y que ningún buen ciudadano debería dejar de ver. Uno de los puntos que exponen los concejales a la consultora que realiza la presentación de sus hallazgos, es entre otras el sesgo que existiría en el propio levantamiento de los antecedentes: ciudadanos y organizaciones definidas a dedo por el municipio.

Este plan, según lo que uno puede ver de la publicación y trascendidos que favorablemente liberan algunos concejales -quepa saludar en este punto la constante publicación de los concejales Undurraga y Sanz, el primero desde periodos anteriores y el segundo desde asumir en este periodo- debería ser visto en la sesión del concejo de mañana. La probabilística nos lleva a tener una noción del parecer de 4 de los concejales, por lo que será interesante ver los restantes (menos del que ya debería haber renunciado).

Ahora, como los problemas por lo general tienen causas y efectos comunes, solapamientos o intersecciones, será importante ver las definiciones que se expresarán -o no- acerca de transporte en espacio urbano comunal, eliminación de terminal de buses, jugarretas con sentido de las calles, priorización de reparación de veredas pendientes desde antes del Y2K, ciudad casino, ciudad quesera, ciudad vendedora de autos, segregación educativa y territorial, la pateada reconstrucción pendiente desde la propia plaza, el metalcón como matriz arquitectónica, entre otros.

El Plan de Descontaminación Ambiental para Curicó
En el caso del Plan de Descontaminación Ambiental para Curicó, que reconoce el sistema agropolitano integrado por Curicó, Teno, Rauco, Romeral, Sagrada Familia y Molina, se hace necesario debido a exceder los parámetros permitidos según la regulación actual. Así se expone en la documentación asociada. Dicho de otro modo, no sería necesario un plan de descontaminación si esta no existiera. Todo calza pollo.

En su definición general, estos planes tendrán validez en el periodo 2014 a 2018. Es decir, la definición de hoy podría beneficiarnos/pesarnos hasta 2018.
Este plan está aún en periodo de consulta, por lo que la comunidad puede hacer sus aportes y comentarios desde el sitio especialmente dispuesto por el Ministerio del Medio Ambiente. Por supuesto es bastante recomendable dar lectura a la documentación que se adjunta en el link, en este caso los 3 documentos: análisis de consultora, publicación en diario oficial y resolución asociada. Da como primera medida la de reemplazo de calefactores para abordar los episodios de pre y emergencia como los que vimos en el pasado invierno. Hablaremos más adelante de esto.

Creer o no creer
Para quienes ya hemos participado de la definición de planes -como el Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES)- la primera interrogante es la de creer o no creer en este tipo de esfuerzos que simplemente quedan bien guardados con sus respectivas firmas de apoyo y recortes de DLP en una carpeta en algún cajón de la alcaldía. Bajo esta perspectiva y viendo lo que han sido los últimos 30 años de “desarrollo” de Curicó y los últimos 12 de intensísima fiscalización de parte de concejales, si tuviera que elegir uno para “creer”, sería el Plan de Descontaminación. Disculpe usted mi pesimismo, pero mientras estemos dispuestos a votar como comunidad por los de siempre hasta con delitos de por medio, no hay mucho espacio para la esperanza. Tendrán que venir nuevos tiempos que permitan volver a creer. Gracias de todos modos al trabajo de estas y otras consultoras -así como en Matrix- por actualizar cada cierto tiempo nuestro baseline.

Descontaminar más allá de comprar
Volvamos al Plan de Descontaminación. Según la documentación expuesta, hay un punto obvio desde donde partir: cambiar calefactores. Si bien esto parece obvio, no está tan lejano de la lógica occidental de abrir la billetera para solucionar los problemas. ¿Recuerdan lo de los tarros de basura con harta foto y autoridades en su entrega?. Apostar por minimizar el problema a una compra -de calefactores en este caso- mantiene el problema inicial que en definitiva tiene que ver más con sobrevivencia por una parte (en la segunda región más pobre del país) y con estilo de vida por otra. Es cierto, regalar computadores es un aporte a la educación de los niños, pero el que cada niño tenga 6 computadores no gatillará cambios de fondo. Por lo mismo lo relevante de este plan si realmente se toma en serio.

Si nos tomamos en serio el plan, realmente podría llevarnos a un nuevo nivel de macrociudad. Pensar por ejemplo en abordar el problema de contaminación por fuentes móviles como un espacio para lograr honrar el mote de ciudad ciclista, sintoniza el plan hacia una oportunidad de intentar algo más profundo que sólo intentar bajar un indicador. Lo mismo al pensar en la eliminación de microbasurales o de andar regalando tarros de basura, teniendo la oportunidad de abordar el problema como un cambio hacia una ciudad pionera en reciclaje y gestión domiciliaria de residuos de clase mundial.

Participación
Favorablemente el Ministerio del Medio Ambiente ha disponibilizado la posibilidad de realizar aportes. Es cierto, nada garantiza que la escucha termine en el reporte final, pero al menos abre la opción comunitaria de ver los aportes que se van realizando. Ojalá el proceso logre permear el espíritu municipal, dejando de lado los simulacros de participación a los que cada cierto tiempo somete a la ciudadanía a través de designaciones a dedo o hacer firmar papelitos luego de que las decisiones están tomadas.
Cada día es una nueva oportunidad.

// 1

Esos miles de millones en tarros de basura en el Maule

Si agrupáramos a nivel regional en el Maule las peticiones de contenedores de residuos sólidos domiciliarios (A.K.A. tarros de basura de regalo), estas peticiones superan los $1.000 millones durante los últimos 3 años[1]. La entrega de este tipo de Contenedores RSD ha sido polémica en la región y desde luego en Curicó. Tanto por la entrega realizada en pleno año electoral (con evidente correlación en cuanto a los montos de las solicitudes según los datos) como por la no entrega de contenedores que al parecer estaban a la espera en el Cementerio de Curicó.

Montos postulados por año a nivel regional. Notar la barra de año de elecciones.

Intentando encontrar una política pública
Esta política pública, si es que alcanza para ser llamada de ese modo, es a mi juicio una de las más banales y expresivas de la falta de vuelo, de creatividad y abstracción del último tiempo en la región. Por cierto, en el marco de consejeros con vasta experiencia y visión en terreno de experiencias internacionales, giras varias y con apoyo incluso de una corporación y a cuadras de la mejor estatal de regiones por si requerían consulta técnica.

¿Se logra un impacto real en la comunidad? Para intentar responder a esta pregunta cabe darle una vuelta al escenario anterior a su implementación, ese donde aún no se realizaba la entrega. Efectivamente hay vecinos que pueden tener un cuestionable manejo de residuos, no obstante, la entrega de un tarro no cambia una práctica de años en ese peor caso (vecino extremo). Si ese es el extremo, está el complemento de ese extremo: vecinos que a medias o en buena forma si mantienen sus residuos de forma razonable y sin afectar negativamente su entorno, quienes probablemente ya tengan solucionada esta situación y no requieran ni el tarro ni un cambio de prácticas al menos en la línea de lo que se puede esperar de este tarro. Distinto es pasar al siguiente nivel como veremos más abajo. Intentar simplificar el problema del manejo de residuos sólidos (ISWM) a comprar un tarro ya que los perros rompen las bolsas, es al menos una simplificación del problema.

Podremos intentar eufemismos de todo tipo para dar una justificación razonable a esta vil compra y asignación enfiestada. En los hechos, ha sido una compra millonaria de tarros de basura y entrega en barrios predefinidos, en tiempos de elección. De hecho el propio nombre expone este intento de subirle el pelo a este “proyecto” que sobre todo expone la flojera de postular algo homologable a cada comuna sin más creatividad que el cambio de logo que mostrará el tarro.
Por lo pronto, cabe recordar que la decisión final está a nivel regional donde existe la posibilidad de aprobar o rechazar, vale decir, intentar dar un ordenamiento a nivel regional del “deseo” expresado en los miles de millones pedidos. Favorablemente a nivel regional no se ha aprobado cada pedido que llega, pero tampoco hay una contrapartida que frene el anhelo y lo modifique por una propuesta integral inclusive a modo piloto en comunas pequeñas del Maule.

Pedidos contagiosos
Hemos conocido ya de otros deseos comunales, como el propio Globo de Televigilancia de Curicó. Al igual que el caso de los Contenedores RDS, iniciativas millonarias que pueden ser motivadas -en comunas que sin mayores expertos en el ámbito- por empresas que siempre están en la búsqueda de entregar su “oferta de valor” donde sea. Los dignísimos representantes de la comarca lo decían a la salida de la reunión con la máxima autoridad regional por el globo en su momento y casi con orgullo: esta iniciativa por cierto será replicada por otras comunas dada su notable efectividad. El caso del globo se parece al de los tarros: intento de exponer algo como política pública, presentado a nivel regional, sin contraparte técnica interna real, con deseo de una compra, sin atacar problemática de fondo y, por lo mismo, de cuestionable impacto

Efectivamente, la postulación ha venido desde cada comuna interesada. Ahora, viendo la forma de postulación en el Banco Integrado de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Social, parece haber cierta estandarización en cuanto a cada postulación. Estandarización fue un eufemismo de copia. Veamos los siguientes ejemplos en cuanto a la justificación del proyecto para Curicó, Licantén y Rauco[2]. Parece ser un tanto similar. Mientras en Curicó se expone esto:
"DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS DOMICILIARIOS Y ASIMILABLES EN LA VÍA PUBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS, IDENTIFICADOS EN EL ÁREA URBANA DE LA COMUNA" 
- ADQUISICION CONTENEDORES RSD Y A, SECTORES URBANOS ETAPA 2, CURICÓ (30449176-0) 
Por Licantén se expone esto:
"LICANTÉN EN LA ACTUALIDAD PRESENTA DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RSD Y A EN LA VÍA PÚBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS, PRINCIPALMENTE POR LA INADECUADA DISPOSICIÓN DE ESTOS"
- ADQUISICION DE CONTENEDORES DE RSD Y ASIMILABLE, COMUNA DE LICANTÉN (30415172-0)
Y en Rauco se plantea esto:
"LAS DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS DOMICILIARIOS Y ASIMILABLES EN LA VÍA PÚBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS"
- ADQUISICION CONTENEDORES DE RSD Y A, COMUNA DE RAUCO (30407476-0)   

Resultado esperado
Otra cosa muy distinta, es el resultado esperado desde la otra perspectiva. Por cada entrega habrá multitudinaria asistencia. Habrá una sesión de fotos de consejeros y concejales. Quizá también algunos candidatillos que estén intentando algún rol futuro. Habrá medios si o si. Los vecinos llegarán con un tarro a casa y ya llegando a casa intentarán darle un uso. Uso que se esperaría que fuera para contener basura, aunque no sabemos si realmente importa luego de haber obtenido los resultados anteriores. Esperaremos a ver el futuro instrumento de evaluación de esta pseudo política pública, si es que tiene algún interés de hacer seguimiento o sólo se acepta que no fue más que eso: una compra más.

Mirada de futuro
Como decíamos en otro post, un camino posible y razonable es el de tomar en serio el tema de separación de residuos y reciclaje incluyendo cambio de prácticas diarias, con perspectiva de comunidad (abordando también otros temas que forman parte del problema, como vertederos ilegales o microbasurales). Quizá podría ser hasta más barato que repartir en cada casa un tarro y privilegiando la entrega de sets de acumulación temporal por tipo de residuo basado en estándar internacional, dos o tres por cuadra. Es cierto, ya no habría entrega uno a uno por domicilio y no existiría esa felicidad efímera y cosista del regalo recién recibido, pero podría haber la oportunidad de hacerse cargo de los residuos que cada familia tiene, en cada barrio, por cada barrio. Esto requiere de un plan, requiere de un análisis, requiere de logística y diseño, requiere de compromiso y preocupación de lo común. Requiere hacerse cargo realmente desde la perspectiva de autoridad incluso, más allá de cerrar un ciclo de compra, con una entrega con faramalla casi digna de la entrega de la casa propia. Requiere de trabajo y análisis, una abstracción que requiere bastante más esfuerzo que sólo una compra

El horno
La lamentable situación en la que ha quedado la región con posterioridad a los incendios forestales, necesariamente requerirá la razonada y razonable repriorización de recursos en todo ámbito. Pareciera que el horno no está como para continuar la seguidilla de compras millonarias en tarros de basura -como ya lo ha pedido Curicó- ni para globos de televigilancia. Decíamos hace algunas semanas que la segunda región más pobre de Chile debería considerar su lista de compras y priorizaciones, doblemente en este momento donde la situación es evidentemente peor.

Proyectos postulados por Curicó en 2017. Notar que Contenedores supera en 300 millones al globo.
Valga entonces el llamado a la responsabilidad de las autoridades regionales, ya que al parecer desde las autoridades comunales no existe mayor interés por el desarrollo armónico de esa región a la que pertenecen y los honorables fiscalizadores deben estar pensando en el eslogan que irá en la próxima paloma de su campaña.
[1] Basado en información solicitada a nivel regional vía Ley de Transparencia, en particular, acerca de proyectos solicitados y aprobados durante el periodo municipal anterior y a la fecha.
[2]
Se puede encontrar la ficha de proyecto en Banco Integrado de Proyectos.

La obra. En Batman, Joker quemando dinero.

// 2

Miopía

En la avant premiere del nuevo concejo, se mantuvo la angustia que exponíamos hace unas líneas atrás. A pesar de la portada del día del diario familiar -que debe haberle costado algún disgusto a alguien- la línea fue la misma expuesta en la reunión por alcalde y diputado. Fue sencillamente impresionante. Es cierto, como decía el alemán, la razón le sigue a la voluntad y bajo esa premisa se escucharon todo tipo de argumentos referentes al tema del globo, que finalmente fue aprobado.

Es complejo poder encontrar una línea razonable de argumentación, cuando no hay espacio de razonabilidad posible. Sin evaluación siquiera de los esfuerzos pasados por securizar (seguridad ciudadana, alarmas vecinales, etc.) malamente se tendrá un análisis del impacto que esto tendrá a futuro, por lo mismo, es irrelevante lo que suceda, siendo importante realmente lograr la compra en sí. Comprando a proveedor único, por cierto. Disculpen, pero los argumentos entregados hablaron por sí mismos: falacia tras falacia, mezcla de peras con manzanas y elefantes, citando fuentes que luego “no era importante” detallar, pero que “todos conocemos”. En fin, veremos si los consejeros regionales dan algo de sensatez a esto, o si simplemente será multiplicar $600.000.000 por cada comuna.

Véalo con sus propios ojos.

Nunca será suficiente
Ahora, algo queda claro: la seguridad no se logrará con el globo, a pesar de las infantiles propiedades que se le asignaban en el intento de defensa. Ya vimos como antes “se les acabaría la fiesta” a los delincuentes y sigue existiendo. Realmente, por el nivel de la disuasión y el tono de la discusión, si se propone el muro perimetral comunal, el registro de entrada-salida, el porte de arma por cada ciudadano, el regreso del ojo por ojo y la pena de muerte, de todos modos habrían sido aprobados.
No hay esfuerzo que sea suficiente, ni dinero que pueda ser suficiente en este esfuerzo. Espejismos de solución, intentos cortoplacistas en un tema que, como diría el emocionado “pequeño y mediano emprendedor”, también será eterno. Supongo que en alguna parte del diagnóstico de la fundación aparece esta distinción de desafío permanente y nunca finalizado.

Cuidado con lo que deseas
El logro de la nueva fundación que, además de posicionar la compra de un globo en campaña logró gran parte de la atención de hoy, se verá enfrentada a su propio éxito. Apelar a una variable higiénica -la compra del globo- no resolverá el problema, lo que ahora generará la expectativa siguiente, la de segundo orden, la de análisis y propuestas de mediano y largo plazo, basadas en algo más que usar presupuesto regional. ¿Cuáles serán las propuestas de mediano y largo plazo?, ¿cuál será el trabajo real y de base más allá de la compra y “persuasión”?, ¿habrá algo más?. Veremos si ahora si aparecen expertos en seguridad que den fondo a esta necesaria organización, o simplemente son presa de un éxito efímero. Recordemos que no hay precedente de organizaciones que hayan logrado ese nivel de avasalladora capacidad de acción. Ojalá, por la ciudad, que haya algo más.

El elenco
En lo que fue esta primera sesión real, en esta avant premiere Ahumada actuó según lo esperable; Saavedra, sigue anclado en su paradigma de que el problema es macro y no hay mucho que hacer; Canales… pero cómo, si dijo que no repostularía!; Sanz, destacando; los hermanos Maturana ojalá en camino a alcanzar un liderazgo esperado; Canquil según lo esperable y Undurraga sin salir del 73 y los mantras clásicos.

El siguiente acto
Ojalá que los antiguos reelectos recuperen esa chispa lograda en el último concejo ordinario del periodo anterior que valió por decenas de sesiones.
Ojalá los nuevos confirmen el liderazgo que les llevó a decidir representar(nos) y se empoderen en plenitud.
Ojalá el alcalde acepte su destino y logre su punto froidiano de matar al padre para emerger en su propia individualidad.

Esto es mucho más relevante que una (re)elección de diputados.

// 4

Plebiscitos abiertos y vinculantes en la comarca

Con la nueva idea creativa de la comarca -Globos de Televigilancia- vuelve a reflotar una idea importante, ya usada en varias comunas, pero que siempre se mantiene pendiente: las consultas abiertas y vinculantes. Reflota, como forma de definición acerca de un tema que no queda del todo claro que tenga el mismo nivel de valoración de parte de la calle como de parte de quienes mantienen roles de representación.

El historial
En caso que se llegara a realizar -disculpen mi escepticismo- no sería la primera ocasión en la que la comunidad es consultada a través de un método abierto. Ahora bien, esas experiencias tampoco nos posicionan en el liderato de las definiciones vinculantes o al menos consideradas en definiciones concretas. Veamos un par de ejemplos del último tiempo.

Algunos más que otros, recuerdan con cierta emoción incluso, la convocatoria a pensar en la ciudad durante las jornadas del Plan de Reconstrucción Sustentable de Curicó (PRES Curicó), que definió de forma clara cuáles eran las prioridades de la ciudadanía a través de una votación abierta a la comunidad. A pesar de todas las fases, participación de vecinos, inversión de mecenazgos y una elección abierta, todos sabemos donde terminó el resultado. Más allá de los flashes y millones invertidos la consulta debe estar en algún cajón con todo el material logrado en el proceso.

Mantendremos en cuarentena la encuesta teledirigida desde Talca para ver proyectos futuros en Cerro Condell, tanto porque el resultado fue definido desde Talca -novedad, ojalá que no sólo a través de Google Earth ahora– como por el formato en si (encuesta).

Otra de las consultas, fue la de ciudadano/hijo ilustre, la que nunca entregó el resultado, quedando el 2015 vacante. Y bueh…, en 2015 no había mucho ánimo para jolgorio. El formato podríamos interpretarlo como consulta -llevar propuesta al municipio- la que quedó sin resolver aun cuando los rumores de pasillo decían que no habría sido un ganador, sino una, la afortunada. Afortunada no sólo por la elección como tal, sino por lograr ser la cuarta mujer dentro de -casi- sólo hombres galardonados. Ya estamos a diciembre y entre comer pan de pascua y uno que otro cola de mono, no creo que logren presentar un proceso de características similares, por lo que comenzaría a posicionarse la idea de que “en esos años” no hubo nada ilustre por reconocer. No queda claro si la autoridad logra apreciar la postura ambivalente respecto de las “tradiciones” o quién fácilmente podría eliminar algunas. En fin.

Por donde pasan las ciclovías, los cambios de sentidos de calles, las nuevas veredas a reparar, los cambios o posturas de nombres de calles, la instalación de “esculturas”, qué hacemos con un terreno de regimiento vacante, y otro conjunto de decisiones públicas, en lo público, al parecer sólo pueden pasar por el sacrosanto voto de nuestros esclarecidos representantes.

El problema no es el método
El problema aquí no es la definición o ejecución de un método que como método garantiza sólo un resultado de definir, en este caso, entre algunas opciones. El problema es que se ha mostrado que el método -como puntapié inicial de una definición- no logra un cambio real basado en la definición realizada. Siendo más directo, con la inacción invalidaron el método. Perdón por exponerlo si aún no lo habían notado. Es el concejo municipal en su conjunto, el que se encargó de cargar la balanza hacia el lado de las decisiones de la selecta mesa y no del conjunto de los participantes de las consultas.

A mi juicio, la llave para destrabar esta histórica práctica -de ninguneo de toda definición de la ciudadanía, salvo la que les elige- es la presión que puedan realizar los nuevos integrantes de la mesa tanto para valorar el método, como para dar seguimiento a las definiciones que del método se obtengan. Éste concejo ya no lo logró.

Consultando para decidir uso de tecnología militar en espacio civil Ahora bien, disculpen nuevamente si sumo un elemento de realidad, pero, quien debería comandar este esfuerzo democratizador, de motivar el volver a creer y supervigilar el resultado, debería ser el mismo que de forma unilateral definió ir en nuestra representación a pedir el Globo de Televigilancia a la intendencia hace un par de semanas. Un reelecto decía que apoyaba la idea pero que tarde llegó, mientras otro reelecto pediría que le cierren con portón su pasaje.

Sumado esta voluntad desbalanceada, uno de los encargados de difundir y comunicar el proceso a la ciudadanía, mostrando las diversas posturas en definición y motivar a la participación, en su rol de medio de comunicación, debería ser el mismo que también andaba en la reunión. Comprenderán el alto grado de motivación por abrir este tema a ser definido por la ciudadanía, por sacar la decisión del concejo, por agregar incertidumbre a un “acuerdo”.

Entonces, insisto que la llave la tendrán quienes lleguen a integrar la mesa, los que tendrán sobre sí toda la oposición de los bien conectados que logran “acuerdos” pasando rápido por consejo -sólo de ser necesario- aunque sus definiciones afecten a la comunidad en su conjunto.

La imagen. Se aprecia un panóptico, modelo arquitectónico diseñado para lograr la mejor visual de reclusos con la menor cantidad de recursos posibles. Diseñado por Jeremy Bentham, tenía como uno de sus objetivos que los observados no supieran si los veían o no.

// 3