“¿De qué sirven los diputados? ¿De qué sirven los senadores?”… y los concejales?

Quizá ya vieron el video de la nueva funa hospitalaria. En ella, durante una conferencia de prensa acerca del permanente inicio de la construcción del hospital -aún pendiente- y jugando el juego de la preguntas de los medios -realmente indiferentes al hecho- una señora pregunta “¿De qué sirven los diputados? ¿De qué sirven los senadores?” en presencia del Diputado León en el set además de un conjunto de Consejeros Regionales que parecen disfrutar que la pregunta no va para ellos, aún cuando son responsables centrales de estos 6 años. Revisando, Hugo Rey hábilmente se escapa de la escena.

El juego de la “ejecutividad” tiene esta ingrata trampa: el hacer creer que la labor legislativa realmente es ejecutiva, exige tarde o temprano la definición real de algo que no es, en este caso, ser ejecutor y no legislador. Puede un diputado o un senador tomar acciones del poder ejecutivo: no; eso le compete al poder ejecutivo lo que en una república con poderes independientes no es posible. Las canchas de fútbol, las sedes sociales, el pavimento, las llaves entregadas, son espejismo de una supuesta ejecución de quienes hemos elegido para legislar. Si, por si no lo recordaba o si lamentablemente no tuvo Educación Cívica, los diputados y senadores son legisladores, no ejecutores.

Por si no queda claro, es como el policía en el incendio. Efectivamente, el policía puede apoyar en un incendio, pero estaremos en el peor de los mundos si el policía intenta ser permanentemente bombero o hacerle creer eso a la ciudadanía. Policías son policías, bomberos son bomberos.

¿Qué dirán los diputados y senadores a la señora que hace la consulta?¿”No deberíamos haber ofertado acciones que le competen a otro poder del Estado”?¿”No depende realmente de nosotros pero nos gusta aparecer en la prensa”?¿”si, ya van 6 años pero nos comprometemos a lograrlo ahora si”?

Cabe recordar, como siempre, que además tienen una importantísima función además de legislar: fiscalizar. Fiscalizar, si, fiscalizar. Si ya vieron algunas de las entregas de este blog ya conocerán del caso de los Concejales Viajeros, pues bien, episodios como esos pasan efectivamente por no fiscalizar. ¿Podremos pensar que, en lo que se las dan de ejecutores, se desconcentran de una de sus responsabilidades fundamentales? Ojalá fuera eso, pero sabemos que realmente el problema de fondo es un conflicto de interés que a nadie sorprende (Ej.: diputado fiscalizador paga a concejal fiscalizado, senador paga a concejal fiscalizado, etc.,lo que RTL y DLP nunca dirán ¿le fiscalizarán?).

La máquina completa se sustenta en base a la capilaridad del sistema, es por este motivo la importancia de octubre. Un alcalde hoy, puede proyectar a un diputado o senador mañana. Este es uno de los motivos de la importancia de octubre. No deje de tenerlo en mente.

Y, ¿de qué sirven los concejales?
A meses de haber confesado, el concejal Canales (UDI) aún no renuncia, persiste.
En compañía del concejal Undurraga (UDI) -aprovechando el contexto hospitalario- carroñean la presa fácil sin importales la asociación directa con el siempre astuto diputado Morales, que no está en la escena. Diputado, también fiscalizador, que tampoco fiscalizó a los telecomandados concejales.

Decía que le faltó una pregunta posterior a la señora en este marco formidable: ¿De qué sirven los concejales?. Bingo: para fiscalizar.
Nop, no es un chiste ni ironía, los formalizados tienen esa responsabilidad, ni más ni menos que fiscalizar. ¿Cómo llega un grupo completo de fiscalizadores a este punto de las cosas? ¿debemos creer su sincera intención por lograr con prontitud un hospital?
Obvio que si, lo hacen por nosotros y debemos confiar plenamente.

Maule always surprising.

// 42

El último viaje

Dedicatoria
Por lo general no hago dedicatorias en los posts, pero este lo dedicaré a tres grupos. El primero a los Diputados, que estando encargados de fiscalizar se mantienen centrados en tirar caca al lado opuesto sin hacer la pega. El segundo a los Concejales, que por estar dentro de todo esto no se fiscalizarán a si mismos y, por último, a los medios de comunicación, que en su rol de “mediación” e “investigación” han preferido mantener el statu quo sosteniendo la premisa de no morder la mano que da de comer.

Transparencia pasiva
Por fin llegó. Luego de un periodo de extensión de tiempo solicitada por la Secretaría Municipal de Curicó, llegó la respuesta a la petición de viajes, montos, destinos y capacitaciones realizada el 5 de septiembre de este año vía Ley de Transparencia para el periodo 2008 – 2012.

La respuesta tiene de todo, desde información que no enviaron pero dicen tenerla disponible en la oficina (¿?) hasta información enviada en formato legible pero no procesable a la primera. Es trabajo poder procesarla para lograr información útil por lo que este post lo entregaré usando principios de agilismo para poder abordarlo ya que creo importante contar con este tipo de información -cerrada- para tomar una decisión este domingo. Este será el motivo del permanente “(en edición)” de más abajo.

Es importante señalar un supuesto fuerte: no cuestionaré la veracidad de la información ya que asumiré un trabajo profesional por parte de quienes generaron la información (noto más de una mano en la elaboración). El segundo supuesto es que la información está cuando debió estar, vale decir, no hubo espera intencionada en enviar la última semana previa a la elección. El tercero, es que ante la premura del cumplimiento del plazo se privilegió la entrega y no estandarizar la información (problemas de completitud, estándares, ¿ofuscación? y consistencia).

La metodología
Recibí 5 tablas Concejales del 2008 a 2012, 5 archivos excel de Funcionarios del 2008 a 2012 y 1 de alcaldes de 2008 a 2012. El primer paso fue estandarizar o intentar estandarizar la información año por año de modo de generar tres tablas: consolidado concejales, consolidado funcionarios y tabla de alcaldes. De esas tablas se origina la información que iré exponiendo en este post.

Luego de procesar y consolidar puedo decir un par de cosas. Como ya señalé, noté más de una mano en la elaboración de la información. Esto es evidente en el caso de concejales, en donde no se si por desorden, falta de estándares o simple ofuscación, ya que en un mismo año son visibles un pegoteo de información y concatenación desde una tabla madre, la que obviamente no me entregaron. Peor aun cuando se compara esta información con la entregada de Funcionarios: legible, clara, ordenada, en fin, digna.

Comparando también es evidente que o no se tiene la información o no se quiere entregar, la asociada a los proveedores de servicios de turismo, perdón, de capacitación en el caso de concejales. Pedí tanto para Concejales como Funcionarios el dato de proveedores, pero sólo llegó en el caso de Funcionarios.

Finalmente, cada tabla cuenta con un campo “monto”. Vienen además 3 ítemes no separados -brillante concatenación ¬¬ – con información de “viático”, “movilización”, “inscripción”. Obviamente, lleno de inconsistencias: unos tienen valores, otros no, sumados sobrepasan el valor de monto, otros están por debajo, etc. lo que me llevó a definir 2 resultados, uno con monto y el otro con el máximo entre “monto” y la sumatoria de “viático”, “movilización”, “inscripción”.

Los viajes
He hablado acerca de los viajes con dinero público anteriormente –los que a veces no sirven– y de ahí podrán revisar la línea argumental que da pie a esta petición y a analizar esta información por lo que no redundaré en eso y me enfocaré en la información recibida.

Rendición pendiente
Luego de realizar un viaje, se debe entregar el reporte de gastos realizados con dinero público. Realmente luego de cualquier gasto de dinero público debe realizarse una rendición. Básico. Parece no ser tan básico ya que todos los concejales tienen rendiciones pendientes.

En orden de incumplimiento: Luis Rojas (22), Mario Undurraga (20), Enrique Soto (13), Miguel Limardo (10), Jaime Canales (9) y Javier Muñoz (1).

Aunque parezca sorprendente, incluso faltan por rendir concejales del periodo anterior: Edgardo Barra (4) y Emiliano Rojas (1) por el año 2008. Recordar que la info es desde 2008 por lo que puede que para atrás persista la situación, vale decir, puede que incluso concejales reelectos tengan rendiciones pendientes.

El total pendiente por rendir supera los $25.000.000. ¿Los fiscalizadores se fiscalizan entre ellos, estando todos en evidente incumplimiento?, ¿Contraloría vió esto?, ¿Los diputados -fiscalizadores también según la Constitución- lo vieron?. Un osado podría incluso podría cuestionarse si esos viajes se realizaron, en vista de no haber rendición que los avale.

Gracias, tengo 6 candidatos menos de donde elegir.

Destinos
Esbocé este tema en otro post anterior. Algo pasa con Curicó que a los capacitadores no les agrada Curicó o bien en las cercanías no hay lugar como para capacitarse. Raro teniendo población flotante de sobre 6.000 estudiantes. En fin, los destinos más repetidos son estos según la nube de tags.

Nube de tags

Al parecer, las mejores capacitaciones y seminarios se realizan cercano a la arena y a las puestas de sol.

Es interesante el contraste de destinos que por ejemplo tienen los funcionarios municipales al momento de capacitarse. Además de tener capacitaciones online -sin moverse de la ciudad- se concentran en Talca y Santiago como muestra la nube.

Destinos funcionarios

Se ve clarita la prioridad. Me pareció positivo ver por ejemplo que uno de los pocos viajes al extranjero fue post terremoto en cómo abordar emergencias, tiene sentido, frente al gasto y a las otras giras turísticas. Este punto es importante ya que por lo general los funcionarios se mantienen dentro del munipio y, sobre todo en áreas técnicas, sería lógico capacitar de mejor forma para que logren una mejor administración ya que, quiéranlo o no, gran parte de la pega se aleja de los flashes y el glamour vinoso de ese de las publirevistas de papel couché.

(en edición)

// 617

Ilustres de Curicó

Hoy es el Aniversario de Curicó y una de las actividades para conmemorarlo fue la entrega de la mención Hijo Ilustre. En la historia de aniversarios y premiaciones en esta fecha se estila -y con mayor frecuencia como veremos más adelante- entregar la mención Hijo Ilustre y/o Ciudadano Ilustre, dependiendo del origen del candidato (local y foráneo respectivamente).

Partamos por aclarar que no hay una obligación legal de hacer la premiación y su realización se basa más en una tradición que por lo demás no se ha realizado año a año, lo que denota una variable de temporalidad que puede manejar quienes eligen al ciudadano o hijo ilustre.

Los premiados anteriores
Del listado que despliega el municipio se comprenden premiados desde el año 1951 según el registro municipal y al 2012 según Curicopedia. El conjunto de 34 ilustres contempla entregas individuales en áreas que se pueden agrupar de la siguiente forma

Cantidad de premios entregados desde 1951

Notar la periodicidad en la entrega de los premios, junto con la dispersión de los últimos años.

Las cuatro paredes
Cabe preguntarnos cómo se hace la elección del premio de cada año.

Por lógica elemental, una decisión realizada entre un grupo cerrado y homogéneo tenderá a generar resultados similares. Podríamos llegar a un punto más extremo en vista del binominalismo y cuoteo imperante, perdón, del equilibrio de fuerzas, podría aparecer hasta la estrategia de elegir dos hijos ilustres con lógica de empate, ensuciando la escencia del premio. Pero vamos, que eso no sucede.

Es un poquito más abierto el campo de decisión. Ni tanto en realidad. A lo más, se abrirá a ciertos clústeres de poder como Rotary, Lions, Religions et al, los que por ejemplo instalan monumentos, cambian nombres de calles, usos de suelo, etc., manteniendo la pelota donde tiene que estar.

Definir a puerta cerrada a postulantes y elegidos elimina opciones de posibles postulantes de ámbitos distintos a los que tienen los eventuales representantes, coartando la posibilidad a notables ciudadanos e hijos que han tenido un gran impacto en disciplinas ajenas a los electores del concejo -¿ciencias por ejemplo, tecnología quizá?- en vista del facilismo de elegir al primero que llega a la mente o bien el “me dijeron que eligiera a este”.

Que decir de quienes, sin tener una posición política, económica, religiosa o social/colonial preponderante, y teniendo impacto en la comunidad pudiesen ser más merecedores del premio. Casi impensable.

Premiados por áreas

Interesante. Parece haber cierta predilección por áreas y género. Empresarios, Educadores, Religiosos y Fuerzas Armadas y de Orden parecen ser los predilectos. Por cierto, 3 mujeres solamente desde 1951. Pero continuemos.

Los postulantes y la elección
Pero ¿cómo se designan los postulantes?, ¿por qué no hay premio todos los años?, ¿por qué hay más de un premiado algunos años?, ¿participa de alguna forma la comunidad?.

Como en toda entrega de premio, siempre está el riesgo de comprometer la naturaleza misma del premio. Como ya podrá imaginar el lector, no existe una metodología clara, permanente y transparente para definir postulantes y elegir ganadores. Por favor, ni siquiera osar a solicitar la apertura pública en cuanto a la postulación y elección del galardonado. Es simple: acuerdo previo a entrar al salón, levantar moción y votar. Tanto o más fácil que aprobar un finde turístico.

La entrega en este aniversario
Un asunto es definir postulantes, otra elegir ganadores y, como señalé al comienzo, es clave atinar con el tiempo.

En esta oportunidad ha sido un completo desatino. Como era de suponer, el acto solemne en donde se premia a un destacado -en pleno escenario de elecciones- fue aprovechado para promocionar candidaturas. Alcaldes en pausa deseando volver, concejales que les gustó el sorteo, asesores de campaña y otros pasaron a ser centrales en un evento que debiese manter la solemnidad que un momento de estas características debiese intentar lograr.

Y es que premiar al dueño de un medio en tiempo de propaganda puede que sea un poquitín cuestionable, entendiendo que en un entorno reducido y donde representantes de medios terminarán si o si en el asado de victoria del que gane, privilegia más el interés de un Concejo Municipal -electores del premiado- por sobre el interés general. Con más fuerza aparece el cuestionamiento cuando el galardonado representa a uno de los medios que abre o cierra la puerta y con ello genera opinión en un sector que aun lee papel.

Puede que hasta aquí no se vea el tema de fondo y parezca que me he quedado pegado sólo en la relación poder y medios o política y medios. Pero hay otro asunto que me parece importante de prever por parte de los preclaros que dirigen el destino de la comuna. La premiación es inclusive analizable desde la perspectiva de la relación entre el municipio y sus proveedores, lo que podría homologarse con la entrega del premio al concesionario de parquímetros, basura, etc. Si, parquímetros, basura y otros no tienen los 100 años ni la tradición que se le confiere al medio –al punto de la inmolación– no obstante esto, sigue teniendo la figura de proveedor de servicios de publicidad (ojo, no hablo aquí acerca de la publicidad o publireportajes para quienes pretenden reelección, COREs que quieren ser diputados y tal).

Otros más quisquillosos entrarían a cuestionar la relación entre el medio y el olvidable episodio que enfrentó el Municipio con la Contraloría General de la República y esta entrega, donde el empleador y galardonado no previó un conflicto de interés que traería al entregador del premio.

Pero Curicó seguirá siendo relativamente pequeño como para poder abordar este tipo de temas desde la raíz y perder la capacidad de ponerse colorado una vez.

No soy quién para decir si el premiado merece o no el premio, es más, me parece que no es el tema. La invitación es a a ampliar la mirada en cuanto a la decisión actual, repensar la lógica histórica del premio y generar una metodología que a futuro realmente entregue la potencia de reconocer dentro o fuera de la ciudad a quienes se destaquen en el desarrollo mismo de Curicó o bien, quienes lleven con honor la camiseta más allá de sus fronteras.

(en edición)

// 490

La elección municipal si es política

Leyendo ayer una columna de Marcela Aste en el diario familiar, acerca de las elecciones municipales de octubre, me pareció sorprendente la afirmación que intenta sostener acerca de que la elección municipal no es política y su llamado a la paz propagandística. No es la primera vez que escucho esto por lo que me motiva a poner un par de puntos sobre la mesa.

Lamento tener que partir desde algo que parecerá una falacia ad hominem, pero me parece importante destacar la responsabilidad de los Consejeros Regionales (COREs) en la mesa de poker del Gobierno Regional (GORE). Ellos, designados por cuoteo y en muchos casos sin mayor mérito que el haber recibido un premio de consuelo por una elección anterior fallida, definen el presupuesto y los proyectos que se llevarán a cabo en cada comuna, vale decir, inciden directamente en el devenir de los gobiernos comunales, tanto o más quizá que los propios alcaldes, quienes administran un paquete generalmente armado desde la capital regional (Talca en este caso).

Hemos visto errores notables en la lógica de los paquetes armados. Así, proyectos se definen y votan por los propios consejeros cuoteados, los que al momento de ser implementados hacen agua por todos lados. Uno de los últimos de ellos y más evidente para los curicanos fue el proyecto de ciclovías urbanas. En la lógica del diseño remoto en Google Maps, se definieron rutas que incluían incluso derribar arborización y quitar metraje a las vías congestionadas del centro de la ciudad. Ante el evidente descalabro, se debió –enhorabuena- parar la implementación del proyecto. Luego de hacerlo, un consejero contrario a la tendencia política del alcalde intenta dar una mascada asustando con Contraloría sin hacer el previo mea culpa de haber votado un proyecto que probablemente ni leyó. Ojo en este punto, al no ser electo de forma democrática, un CORE tiene cero incentivo a lograr un trabajo de excelencia o al menos “bueno” ya que no le afectará en nada ser mediocre o tomar decisiones pencas en la lógica de ”mi partido me elige, si se mantiene el binominal debo responder sólo a mi partido”.

Ahora bien, en este marco político, de actores políticos sumidos en un escenario político, en un sistema influido por decisiones santiaguinas y con muñequeo porteño incluido, que un consejero regional con años de experiencia partidista aparezca diciendo que esta no es una definición política, sino una elección tan insípida como elegir al presidente de curso me parece una mirada a lo menos inocentona de su parte. Por cierto, imagino que no llegó a una consejería con esa actitud.

Si realmente fuese apolítica la decisión, ¿cuál es el interés de todos los representantes de la más diversa calaña por apoyar a tal o cual candidato?. Si se vota por la persona, ¿cuál es la necesidad de que los candidatos a alcalde se expongan en gigantografías junto a representantes regionales y nacionales?.

Esta elección –la de Alcalde- es una de las más reales dentro de la farsa que significa la lógica del cuoteo, una de las más puras en un binominalismo que algunos defienden como la posibilidad de “elegir colores” entre 2 tonos únicos. Los partidos en esta lógica de pureza eleccionaria también juegan la base de la máquina local, la que luego será usada para todas las elecciones siguientes. Sería algo así como crear la base del sistema alimenticio. “La mejor encuesta” queda expuesta y desde luego marcará el estado de ánimo futuro, reiterando el porqué del interés tanto del sistema político como de los propios postulantes en este espacio de definición política.

Ya resuelto el punto de que es una elección política, queda pendiente el de la indeseable realidad en ciernes: comunas llenas de spam, murallas sucias, peleas de comandos, acusaciones cruzadas, alcaldes aprovechando(se) el cargo, etc. La columna llama, desde una perspectiva ciudadana, a la creatividad, a no ensuciar la ciudad, etc. lo que en lo personal me hace pleno sentido. Lo que no me hace sentido es el llamado al cielo, como si la capacidad de acción de los consejeros y de ahí hacia abajo no existiese. ¿Depende de la ciudadanía ensuciar las comunas o de los partidos y sus comandos? Me parece que la propia consejera tiene más que decir que la ciudadanía a la cual apela. Tercerizar una responsabilidad propia es evadir que quienes ponen las lucas y la pintura son los partidos. Por cierto, veremos también como andan nuestros medios independientes en este río revuelto.

Concluyendo, esta elección es política, los alcaldes tienen filiación política salvo los que tienen dinero suficiente para sustentar una campaña siendo realmente portadores de un “(IND)” al lado de su nombre en el voto. Los representantes y toda la máquina política en el Maule y todo el país tienen incidencia directa en cómo se desarrolle la campaña y el tono de los comandos y propaganda, no los ciudadanos.

// 359