Senadores del Maule para Chile: recuerde no reelegir

¿2024 es un año lejano? Bueno, ese será el año en que terminará el periodo quien elijamos como senador o senadora. Parece mucho tiempo para varias cosas, entre ellas, la de asignar este rol a alguien poco idóneo -esfuerzo eufemístico- o de plano alguien que tenga mayor probabilidad de morir durante el periodo.

En esta ocasión se abre el territorio ya no a Maule Norte o Maule Sur, sino la Región del Maule completa con ambas zonas, lo que impactará también en la cantidad de representantes y desde luego, por nueva ley, nuevo método de elección a ese útil sistema binominal.  Los cupos a definir entre todos los maulinos serán 5 en el caso del senado. Como es de suponer, entendiendo congresistas que quieren asegurar la continuidad en el poder, los actuales senadores van a reelección. Así, Zaldívar, Coloma van por sus eternos escaños, con un Larraín que anunció el retiro -felicitaciones- y Manuel Matta que da un paso al costado, tomando ese cupo Ximena Rincón, senadora electa originalmente y que luego dejaría el cargo para ser ministra.

Como ya vimos, luego del entorno Penta, SQM, CongresoPapers y la penosa performance legislativa, sumada con la persistente desafección regional, oídos sordos a fiscalización de municipios con concejales viajeros y otros vicios y, desde luego, votar una ley que no contempla el fin a la reelección indefinida ni la suspensión de la dieta mientras se repostulan…, al menos mi opción es cambio total de congresistas para el Maule. Por cierto, no sólo al senado. Me parece que el impacto que una región eminentemente conservadora daña no sólo a nivel regional sino a nivel nacional.

¿No lo cree? Haga este ejercicio: dese algunos minutos/horas y recuerde el mejor proyecto presentado por nuestras joyas. Así, lo único memorable de este periodo de parte de nuestras lumbreras, ha sido la máquina llamada “la cocina” comandada por Zaldívar.

Por cierto, no limito este juicio a reelecciones por el senado, sino también a casos como el diputado Tarud, que ahora desde el senado imaginamos que será capaz de escribir de plano la declaración de guerra con el fin de lograr algún pie de página.

Un tema es el escaso aporte pasado, pero peor, el aporte que intentan ofertar a futuro. Es complejo tener como opción a quien luego de hacer una ley intenta pasarla por el lado, como ha pasado con el caso de un set de candidatos que no respeta el periodo legal de campaña bajo la premisa que no invita a votar, pero más complejo es cuando sabiendo el rol que deberán cumplir -estamos asumiendo que lo conocen- optan por ofertar algo que de plano no podrán cumplir. Desde puentes a gimnasios, pasando por un set de acciones ejecutivas no pertenecen al alcance de legisladores, entonces, ¿no conocen el rol, cometen un error, o de plano somos todos unos idiotas?. De los años de reelección, podemos colegir rápidamente un par de opciones.

Triste escenario, comienzan los debates
En un escenario conservador, con pocos votantes la estimación es que un par de escaños serían para UDI/RN, otro par para PS, probablemente uno para DC y queda un quinto dando vuelta. Quizá el método itere una vez más y se sumen 3 senadores de derecha y 2 de izquierda, o, en un escenario menos conservador y de mayor participación, el método se mantenga en base a una candidatura como la de Velasco.

Ya se presentaron en un debate propiciado por Mega donde podrán ver el despliegue y al menos tener una percepción nominal de fluidez y comportamiento en público. Nivel de inexperiencia en algunos casos y de exceso de autoconfianza chacotera en otros. No deje de verlo por favor y motívese a votar, mal que mal, podremos comprarnos un cacho por los próximos 8 años.

  • Segundo debate: Andrés Zaldívar (DC), Jorge Tarud (PPD), Grace Salazar (Independiente), Viviana Landaeta (PS), Alberto Martínez (Ciudadanos), María Cecilia Romero (País) y Yasna Cancino (Independiente)

  • Andrés Velasco, ex ministro y ex candidato presidencial, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma, Liliana Caro del PPD, Wilfredo Alfsen del partido Humanista y el ex candidato presidencial del partido Liberal, Alfredo Sfeir, Gustavo Ruz Zañartu de Pais y Rodrigo Galilea de Renovación Nacional

  • Álvaro Elizalde (PS), Ximena Rincón (DC), Paula Romero (Ciudadanos), Kena Lorenzini (RD), Francisca Concha (Independiente), Macarena Pons (Independiente por RN) y Yuri Sepúlveda (Movimiento Autonomista).

Debate de candidatos del Maule en La Tercera
Además, desde el medio tradicional La Tercera, se nos informó acerca de los candidatos que se aprecian como competitivos desde Santiago. Por cierto, sin el candidato Castro que estaría punteando en la lista.

Nada más expresivo que ver a los candidatos y candidatas en acción. Los incumbentes que van a la reelección persisten en tener una oferta novedosa para el Maule, “ahora si” parece ser la conclusión. Ahora si habrá una preocupación y compromiso real con la región. Ahora si habrá un aporte sustantivo, ahora si esto se tratará de una representación digna y no sólo de mantener a toda costa un estilo de vida.

Excúsenme, mi voto no reelegirá.

La imagen. En la imagen aparece Bill Murray con la marmota en El Día de la Marmota, una permanente repetición de acciones y reacciones que una y otra vez mantienen al personaje principal en un tiempo circular del que no puede salir… salvo cambiando el método y luego de darse cuenta. Démonos cuenta de nuestro propio día de la marmota para pasar de una vez por todas al 3 de febrero.

// 9

Una nueva región

Les comparto una carta asociada a las cifras entregadas hace algunos días por el INE donde nos pone como top-4 a nivel nacional en cantidad de población. Así, la segunda región más pobre de Chile se enfrenta a si misma y a sus opciones de futuro en medio de la contingencia electoral donde parece ser más relevante la compra/entrega de tarros plásticos para la basura que sentarse a proyectar en comunidad. Una nueva región, publicada en Diario El Centro de 8 de septiembre, plantea sincerar una de las opciones posibles: dividir para vencer. Se agradecen sus opiniones.

Las cifras preliminares del Censo 2017 ubican a la Región del Maule como la cuarta con mayor población en Chile. La distribución de población se concentra mayoritariamente en las comunas de Talca, Curicó y Linares generando en cada una de ellas distribuciones de población hacia comunas cercanas y que irán generando conurbaciones más definidas año a año. Las ciudades son una obra continua, un proyecto permanentemente abierto, por lo que esperar a que esto se detenga o a que existan mejores condiciones, es no entender la necesidad de repensar las capitales provinciales y comunas asociadas de forma sistémica y no como elementos separados. Existe interrelación y una o más comunas impactan en otras. Los alcaldes de Maule y Molina, por citar dos ejemplos, tienen clara esta situación. Esto no se detendrá y abordar el fenómeno de forma reduccionista no ayuda a entender la región como un todo. En esta línea, excluir del análisis el impacto de Santiago en el Maule, de O”Higgins, de Biobío/Ñuble y, además, al Océano Pacífico y el sur de la Provincia de Mendoza, tampoco aporta.

Entendiendo la complejidad a la que se enfrenta una región con tres almas y no necesariamente integrada -pensemos en Curicó, Talca, Linares y sus entornos- quizá sea hora de sincerar la situación y definir dos o tres nuevas regiones. Región de Talca, Región de Curicó y Región de Linares, o quizá, sencillamente Maule Norte y Maule Sur. Esta encrucijada abierta no se basa en la superchería de dividir por dividir, sino en la necesidad de quebrar la estructura e incentivos asociados a mantener a Talca como una macrozona no declarada pero que concentra la mayor cantidad de proyectos, recursos e intereses, estableciendo así un nuevo centralismo, que malamente es abordado a través de la impotente y feble camada política tanto de Curicó como de Linares. Así, en el desinterés diario de los representantes por los temas de fondo, poco importa promover una región acorde a los desafíos del mañana, o quizá en la urgencia, al menos dejar de ser la segunda región más pobre de Chile.

Entre tanto foco puesto en la distribución de tarros de basura en campaña, parece importante evaluar definiciones realmente profundas, que permitan entender la región que imaginan los candidatos y candidatas a consejero regional principalmente y desde luego a quienes deberían pensar el territorio desde una visión más global, desde el propio Congreso. Dejar de pensar en el problema del día para atisbar un futuro posible es también tarea del futuro Consejo Regional, de quienes nos representarán en el Congreso Nacional, pero por sobre todo de cada ciudadano y ciudadana que se enfrentará a esa elección relevante en noviembre. Pasar de la sonrisa de feria y de la cuña -ahora- defensora, a las ideas y visión de región o regiones, es lo que sigue en deuda.

// 3

¿Candidatos turistas o candidatos locales?

Con un poco más de claridad acerca de quienes aspiran a convertirse en senador, diputado o consejero regional, podemos comenzar a categorizar al set de candidatos y, en efecto, hay candidatos poco conocidos en el Maule o de plano foráneos. Esto, en una región conservadora, acostumbrada a votar por los de siempre y con candidatos notables perdidos en elecciones pasadas a cambio de otros que les cuesta hacer la “o” con una taza, abre otra vez la disputa entre “los locales” versus “los turistas”. No es mi interés hacer una defensa a los candidatos turistas, sino concentrarme en los locales.

Hay un espejismo asociado a que si el candidato es local es garantía de algo. El ser local o no, no es garantía de nada. De hecho, la localía es también una construcción que otros han hecho en el pasado, posicionándose en el ojo pero sin lograr zafar de ese supuesto pecado de no haber sido parido en una región o no. De hecho, en el absurdo maulino, los talquinos probablemente no votarán por un curicano o los curicanos no votarían por un linarense, aún cuando opten a una senaturía que tiene cobertura geográfica como circunscripción al Maule en su conjunto.

Pero más allá de eso hay un par de problemillas: la performance y el prontuario. Me refiero a la performance, ya que las mejores posibilidades por la máquina instalada y distribuida la tienen los representantes actuales, lo que requerirá la necesaria revisión de los ilustrados votantes. Vivir en el Maule no mejorará la performance. Peor aún, en el caso de los de siempre en el Congreso, lo deseable sería que retribuyeran la sabrosa dieta legislando en Valparaíso en vez de aparecer reaccionando en una inundación o moviendo palas nuevas para la foto. Quepa recordar que al menos en Senadores actuales, ninguno es nacido y criado con ulpo maulino.

Queda un pendiente, el temita del prontuario. Decíamos que ser local no asegura nada más que ser local. No asegura tampoco el “conocer la realidad” local o conocer “los problemas reales”, como lo vemos día a día en las calles de maulinos que no parten siquiera por respetar el entorno cercano, desde botar colillas en el piso hasta avivándose con líneas de edificación…, nuevamente, ser local no asegura nada. Bien, al menos no son candidatos ni representantes. Pero más grave que eso, es el conocer el prontuario propio, ser local y osar volver a competir. Cuando me refiero a prontuario no me refiero a un eufemismo, me refiero literalmente a un prontuario. ¿Por ser local debemos votar por alguien que incluso haya cometido delitos?. Póngale ojo a su candidato.

Parece ser relevante volver a repasar la lista de los aspirantes una vez depurada por Servel. Mientras, motivémonos a revisar los parámetros que utilizaremos para dejar fuera a unos o recategorizar a otros.

Acerca de la imagen. En la imagen aparece uno de los tantos vertederos maulinos ilegales, en este caso de San Javier. Ser maulino tampoco es garantía de nada.
Via ElAmaule.

// 5

Crisis parlamentaria

Les comparto esta carta motivada por el diagnóstico inicial -a mi juicio acertado- desde Diario La Prensa con foco en recordar a los legisladores, que, como su nombre lo dice, su foco debería estar en legislar y no en ofertar acciones de otros poderes del estado (ejecutivo, judicial). Me parece que este diagnóstico debe ampliarse, sumando que también es expresivo de un problema mayor y que, en el ansia permanente por ser reelectos y no perder poder, los propios representantes terminan mermando la institucionalidad. Partidos cooptados, ciudadanía indiferente y pobreza a nivel top-2 nacional no auguran mejor escenario en el corto plazo.

Tal como expuso de forma lúcida la editorial dominical de Diario La Prensa: Legislar es lo que corresponde. El llamado a los ciudadanos y a los nuevos candidatos es relevante ya que recuerda la labor a la que están postulando. Digo que el llamado es a los nuevos candidatos, ya que los antiguos muestran día a día que esto les da lo mismo, en base a esa especie de certeza de la reelección eterna.

Es simple ganar en O”Higgins, Maule y Araucanía. El escepticismo urbano contrasta con la alta participación en zonas rurales en cada elección. Entenderán los perspicaces lectores ese sospechoso interés por venir a representar a la segunda región más pobre del país. Pero a no dudarlo, la responsabilidad -como versa la sabiduría maulina- no es del chancho sino de los que les hemos dado el afrecho en cada elección.

La carencia de educación cívica, la nula creatividad de campañas y ciudadanos convertidos en consumidores, no mejora la escena de participación. Las bancadas de Penta y SQM no ayudaron mucho tampoco. Quedan algunas elecciones antes de la crisis final, antes de que la última generación comprometida con el interés republicano muera. Mientras, irá incrementándose la influencia de adultos mayores en cada votación.

Esto también ha sido responsabilidad de quienes al parecer desean morir en el cargo y que harán lo imposible por mantener intocable el nervio clave: límite a la reelección. Favorablemente se ha limitado en algo la relación entre dinero y política, además de la propaganda. Estemos atentos, sobre todo las nuevas generaciones, a ver cómo se desarrolla este nuevo entorno donde, nuevamente, la generaciones anteriores no lograron un sistema sustentable. Para abordarlo, también legislar es lo que corresponde

// 5

El llamado a no reelegir en Curicó

Partiré por recordar que en noviembre habrá una elección que incluirá senadores, diputados y consejeros regionales en lo que respecta a Curicó. Como habrá notado ilustrado lector, está en desarrollo una campaña desde hace meses donde se intenta aparecer, sobresalir, exponerse, polemizar, para recordarle al electorado la existencia de quienes tarde mal y nunca tuvieron ese nivel de conexión. Tarud quiso ser presidente. Coloma quiere un hospital en Linares. Lorenzini se preocupa por las madres de Molina. León quiere agua para Curepto y así sucesivamente.

No tenemos candidatos
Partamos entonces por recordar un punto relevante: hasta el momento, no están definidos los pactos ni tampoco las listas parlamentarias que competirán en noviembre. Así de sencillo, no hay postulantes validados aún. Esta definición se deberá tomar rápido entendiendo que las candidaturas deben inscribirse y también teniendo en cuenta que existe dependencia entre candidaturas presidenciales y la definición de listas parlamentarias. ¿Cuántos diputados/senadores podrá valer una bajada de un candidato presidencial?. Por cierto, se que usted, astuto lector, no pensará en que esta decisión se tomará en Curicó o Talca.

Algunas cuentas rápidas
Para este nuevo y flamante Distrito 17, serán 7 los escaños para diputado y, en la nueva circunscripción, serán 5 los senadores a definir en noviembre. Para llegar a ese resultado, el voto podrá tener por cada agrupación como máximo un total de n+1 candidatos, vale decir 8 candidaturas por diputados y 6 candidaturas por senador. De esos 8 candidatos a diputado y 6 a senador, recordando que el método ya no será binominal, tendremos algunos “punta de lanza” y otros de relleno para lograr votos que hagan sumatoria para lograr más cupos a repartir internamente. Mi presagio es que por este motivo por ejemplo sacaron de los cuarteles de invierno a Correa de la Cerda y se intenta levantar a dirigentes del sector transportista.

Mentira amorosa
Con esto en mente, volvamos al tema que nos convoca, al de la no reelección. Cada candidato tiene cierta claridad del rol al que postula, más aún cuando opta a una reelección, vale decir, habiendo ejercido el rol. Durante un periodo al menos. Bueno. Por décadas en algunos casos. Teniendo esa claridad, cada candidato pudo descubrir que el rol que desarrolla en el Congreso es legislativa, no ejecutiva. Reitero, el rol es legislativo, legisla, hacer leyes, preparar proyectos de ley.  Además, en la lógica del check-and-balance, la fiscalización y horas de incidentes aportan a mantener tensión entre el legislativo y el ejecutivo… cuando se quiere usar. Volveremos sobre esto en un momento.

La mentira amorosa, es la que de cara hacia la ciudadanía se pretende mostrar como un rol ejecutivo. En un terreno fértil de desconocimiento esencial de roles, siempre motivado por eliminación de todo esfuerzo por masificar la educación cívica, se forma una falsa imagen de ejecutor, de impulsor de proyectos, de PMO del distrito o circunscripción, algo que no es. Para el candidato imberbe y tontorrón que no tiene idea de donde está parado, esto podría tener sentido, pero no para quienes llevan varias reelecciones en el cuerpo.

“A Curicó le falta desde hace años <ponga aquí lo que sea>”, “es importantísimo que el proyecto <lo que sea> se concrete acá en Talca” o los “es gravísimo que aún no <lo que tenga que haber pasado> siga pendiente en Linares” expone además de esa mentira amorosa, la incompetencia de no haber logrado -asumiendo como cierto el engaño- lo que tanto les angustia en cada entrevista y exposición pública. Entonces, lo que no hice, ahora que usted me lo dice en la feria, que me lo dice en la fiesta de lo que sea, que me lo dice en la esquina donde me encuentre, ahora si lo podré hacer.

La fidelidad
Decíamos que cambió el modo de elegir, la cantidad de candidatos, pero también ha cambiado la forma en la que distribuirá el territorio. Así, algunos han tenido notables ventajas y otros sencillamente pasarán a la historia. Es así como desesperación mediante, se han visto escenas notables en la búsqueda de conquistar nuevos territorios de los del norte hacia el sur, de los del sur hacia el norte e incluso Tarud con Coloma juntos. Representantes electos que en toda una vida habían puesto un pie por el barrio ahora aparecen ofertando su siempre fresco compromiso por representarnos.

Debo compartir con ustedes, ávidos lectores, que en este jueguito de compromisos emergentes, el que fue más chocante a mi juicio es el del ahínco con el que el senador Coloma luchaba por el nuevo hospital para Linares. “Yo no voy a descansar hasta que esto esté listo” dice allá. La preocupación -recordar que siempre aparece preocupado por algo en medios- que demostraba por el hospital en la maqueteada escena nos habría gustado verla por el barrio ya a 7 años de hospital pendiente en Curicó. Aún siendo parte de la Comisión de Presupuesto (si, al igual que el senador Zaldívar). ¿Desinterés, impotencia o incapacidad?, no queda claro, lo que si queda claro, es que en el caso del Hospital de Linares si funcionará.

El real impacto
Del periodo si hacemos memoria, la única verdadera muestra de muñeca y despliegue legislativo de los representantes por Curicó fue la cocina armada en el contexto de la reforma tributaria. El único y real esfuerzo considerado desde lo mediático por el impacto logrado. Aquí debería aparecer un listado de cientos de proyectos pero sabemos que los proyectos por lo general son comandados por un representante -no de los nuestros- en los que se agrega el set de firmas para apoyarlo -donde si van los nuestros.
Ir a clases (asistir a las sesiones) es lo mínimo a cumplir en su rol y sería.
De más está decir que tampoco han liderado un proyecto por limitar las reelecciones. Tu-tum-tss.

Lo demás han sido saltos y cámaras, que por lo general no llegan a nada. Intentos por legislar en caliente que dada su naturaleza, no llegan a puerto por que el fragor del momento se termina. Hay un accidente en Rally, postularé un proyecto para evitar accidentes en Rallys. Pasa algo en un estadio, pediré cambio a la Ley de Violencia en los Estadios. Se viene el rodeo, postularé a que sea Patrimonio de la Humanidad.

Extrememos un poco el argumento ¿le ha servido a la comarca haber tenido diputados y senadores durante este(os) periodo(s)? Mi respuesta es que no queda tan claro. No he querido meter otros temas que se deberán tener en cuenta, acusaciones que aún no se terminan de investigar, los viajes con que también superan a los concejales viajeros y desde luego el silencio que guardaron frente a este caso en su rol de fiscalización.

Por eso agradezco el hecho de tener mayor variedad para que la ciudadanía pueda elegir algún candidato que signifique no volver a optar por los mismos, de modo de intentar lograr resultados distintos.

// 4