En SingularityU Global Summit Chile

Desde hace años que Mr. Kurzweil –ya hablamos de esto en su visita a Chile en 2013– viene señalando que la singularidad está cerca. Le creo.

Entendiendo esto, en 2008 en Silicon Valley -la Florencia de nuestra época- organizaron SingularityU (Singularity University), poniendo el nombre tradicional de “universidad” aunque es una universidad no tradicional con diversos “programas”. El mundo cambia del paradigma local-lineal a global-exponencial. Esta semana llegó a Chile, con un programa similar a Global Summit, en este caso de 2 jornadas e invitados internacionales que cubrieron diversos temas de frontera: el futuro del transporte, de la genética, de la inteligencia artificial, del hardware, de la salud, de la exploración espacial, entre otros.
Quizá dependía del tipo de público, que por lo que vi estaba bien heterogéneo. Había gente que por ejemplo se sorprendìa con la impresión 3D y el cambio de paradigma de la manufactura. Otros en tanto, lo veían como profundidad FayerWayer de las cosas. Quizá por esto las exposiciones se hacían un tanto tediosas y, en mi interpretación, quizá redundantes y posibles de acortar para sumar contenidos.

Al igual que en la visita de Ray Kurzweil, el universo hizo lo suyo y tuve la oportunidad de asistir. No me cabe duda que para la producción de magnitud internacional se debe haber requerido fondos, pero entradas de M$1 a mi juicio era al menos una barrera alta. Quizá era un objetivo en si. En fin.
Agradezco a Servicio Civil que, en su cruzada por motivar el desarrollo de habilidades de innovación al interior del Estado, organiza año a año un atractivo concurso –Desafío Innovación/Funciona– con miras a innovar con acciones concretas y de alto impacto, motivo por el cual pude vincularme a la posibilidad de optar a las escasas entradas. De igual modo al Laboratorio de Gobierno por concretar este esfuerzo en coordinación con Servicio Civil. Se puede innovar dentro del Estado y esto se comprueba año a año.

Espero publicar próximamente un post llamado En SingularityU a secas. Les voy contando.

// 2

Viento Blanco

Como adelanté ayer, fui a ver Viento Blanco al Municipal, ópera prima de Sebastián Errázuriz, que lleva a la lírica la tragedia sufrida por militares mientras terminaban una de sus últimas tareas para completar su servicio militar en Antuco -Cordillera de la IX Región- los que, por errores en la línea de mando -mala interpretación del clima, vestimenta inadecuada para nieve, acatar sin pensar, entre otras- murieron.


Foto por ArteEnChile
La obra tiene dos actos, el primero que muestra la despedida con sus esperanzas, anhelos, sueños, angustias y dolor por parte de los cercanos a los conscriptos, particularizadas en tres historias: una pareja de novios, un hijo de madre aprehensiva y un orgulloso voluntario que ve un mejor horizonte en la milicia; y el segundo, con la historia en montaña y el fatal desenlace.

La interpretación de los personajes destacados individualmente fue bastante buena, pero me quedo con la interpretación grupal, la que muestra el proceso de los cercanos: desde la separación inicial hasta la desesperada solicitud de siquiera algo de información a la rama castrense.


Foto por Zorromr
Esta ópera trae a la memoria aquellas noticias en donde las madres apenas pudiendo hablar del llanto, le pedían al Comandante In Jefe que se pusiera en su lugar en cada noticiario. Desde luego la aparición del mismo comandante in jefe en la obra, hace presente en perspectiva el débil manejo comunicacional y los “simbolos” que se vieron durante esos hechos.

Si tienen la oportunidad de verla, háganlo. La puesta en escena es bastante pulida, la ópera está en español y la historia es contada en general de forma fluida. Quizá hayan algunos diálogos forzados, pero en general logró el objetivo.

Ver video para refrescar un poco la memoria.

// 394