10 años de blog

En agosto de 2005 escribí el primer post de este blog.

Ya van 10 años y con mayor o menor foco los temas van siendo más o menos parecidos aunque con perspectiva distinta. El escenario se mantiene. “La realidad” sigue siendo mediada por un grupete que le cuenta al gran lote lo que debe creer, pensar, comprar, vestir, en fin, vivir; mientras el gran lote no nota esa conducción. Ese modelo, mundial, nacional, comunal, se mantiene y, en nuestro caso, se acentúa en base a una matriz judeocristiana culposa, donde el sacrificio nos hará libres, los buenos siempre ganan, llegar a la muerte con la misma opinión es consecuencia, el mérito y el esfuerzo se retribuye y, en el peor caso, habrá justicia más allá de este mundo. Curicó, el Maule, Chile vive ahí y, en estos 10 años, eso no ha cambiado mucho. En fin. ¿Quién dijo que todo está perdido?

Y bien, en esos 10 años este blog se fue transformando, mirando hacia afuera desde un espacio personal a un espacio de preocupación más amplia y más cívica. Cívica no sólo por hablar temas de sociedad y ciudad -usualmente Curicó- sino también por intentar rescatar con un zoom-out lo que está significando ser en medio de una sociedad de la información y conocimiento. Existen y seguirán existiendo tensiones en este contexto y si no nos mantenemos alerta, pasaremos a formar parte de ese lote que no sabe que no sabe.

De las discusiones épicas en comentarios -que incluso gatillaron tener que cambiar de proveedor de infraestructura- el paso ha sido a formatos de columna con más comentaristas en redes sociales que aquí mismo, las que en algunas ocasiones ha llegado a medios locales y uno que otro medio nacional y hasta de fuera. Y bueh…, una que otra entrevista por el blog también.
Me ha importado intentar generar opinión por que creo que debe ser un esfuerzo de cada buen ciudadano hacerlo. Por cada opinión debe haber más de alguien en desacuerdo. Viva la democracia, la primera enmienda y la interpretación subjetiva del mundo. A pesar de esto, vamos quedando pocos lobos esteparios ya que en el intertanto la micro se ha ido vaciando, en algunos casos como transición hacia espacios de microblog y en otros de plano fuera.

Por coyuntura me he cargado a Curicó, por falta de definiciones, por impudicia, por falta de voluntad. Intentaré ir retomando temas más diversos aunque con un ojo siempre pendiente.

Si en estos años algo le gustó, compártalo. Si algo no le gustó, avise y veamos. Siguen corriendo ambas premisas: esto no necesariamente representa las organizaciones a las que pertenezco y si no le gustan mis principios, tengo otros. Siempre habrá espacio para un café.

Si leen este blog, les invito a seguir haciéndolo y a colaborar también, desde sus veredas con esta construcción permanente: Curicó, el Maule, Chile, el Planeta, en fin, el presente para cambiar el futuro.

// 1710

Published by

Marcelo Aliaga

140 caracteres no son suficientes.
Ver detalle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *