Concejales viajeros: el retorno del dragón

La Región del Maule está formada por 30 comunas, en donde las dos comunas con mayor cantidad de habitantes son Talca y Curicó. Esto es bien sabido por cualquier senador, entendiendo que la redefinición de circunscripción así lo definió, bajo su aprobación, por cierto. A la par, el nuevo Distrito 17, está conformado según la nueva ley por las comunas de Constitución, Curepto, Curicó, Empedrado, Hualañé, Licantén, Maule, Molina, Pelarco, Pencahue, Rauco, Río Claro, Romeral, Sagrada Familia, San Clemente, San Rafael, Talca, Teno y Vichuquén, donde Curicó y Talca tienen mayor cantidad de población, vale decir, la mayor cantidad de potenciales votantes. Esto es sabido por cualquier diputado, ya que también contó con su voto.
En octubre habrá elecciones de senadores y diputados, también en nuestra región y es ahí en donde se desarrolla esta historia.
La plataforma sobre la que se erige el sistema piramidal de representación comienza en los propios concejales y alcaldes, que en su momento contaron con el apoyo de representantes, diputados y senadores para reelegirse, ya que en el “hoy por ti y mañana por mí” vendría la elección siguiente en unos meses más.

Existe temor ante una baja sostenida de participación, donde cualquier desaguisado podría cambiar un resultado totalmente predecible.
Y si hay un temor en un representante, es de dejar de serlo.

Desde ayer en la tarde trascendió el veredicto de la Corte de Apelaciones de Talca, quienes en fallo dividido desestimaron la sentencia entregada en la instancia judicial anterior. Recordemos que el fallo, en lo profundo, cuestiona a todo un periodo de Concejo Municipal de Curicó (2012 – 2016), fundamentalmente en lo que se ha venido a denominar como Caso de Concejales Viajeros. En esta serie por capítulos, nos fuimos enterando del juego del cuoteo de viajes, de rendiciones pendientes, de mentiras comprobadas, de falsificación de documentos, de complicidad activa y pasiva y por cierto, de una comunidad a la que no le importa mucho volver a reelegir en tan bello marco a quienes no tienen mayor problema o pudor por volver a poner su nombre en un voto. Pero bien, ya pasó esa larga etapa en donde la Fiscalía también puso su firma, cambiando fiscales ya que según dijeron, la carga laboral era demasiado intensa. Tanto, como para avanzar en semanas lo que no pudieron concretar en años.

Pero volvamos al resultado en Corte de Apelaciones. Revisando en post anteriores, en marzo de 2016 incluimos un análisis de escenario en la columna ¿Y si llegamos a un acuerdo? . Decía más o menos así:

“Caben 3 opciones para los formalizados: Ganar (logran llegar a un acuerdo, o bien la justicia decide que aquí está todo ok y no hay que seguir adelante), Perder (los demandantes logran que la justicia de un veredicto favorable) y dilatar, que sería como una suerte de empate. Sin embargo, los 3 escenarios son de pérdida, veamos: Ganan, la ciudadanía considerará que hubo arreglo; Pierden, evidente, pérdida; dilatan, pérdida de opción a reelección.”

Estamos en algo que se parece al primer escenario, donde la justicia ha decidido que todo está ok. Si, mejor dicho, si pero. El pero podemos dividirlo en dos líneas, la primera es la de un fallo que no es unánime, vale decir, las posturas en contra del fallo también dejan consignada la divergencia en el criterio. La segunda, es la del escenario, donde de todos modos hay pérdida dado que se considera que hubo arreglo. Esta opción toma fuerza cuando se mira con distancia el caso y se observa la temporalidad de ambas líneas de tiempo, la del caso y la de elecciones, en particular, elecciones municipales. Eso, hacia el pasado. Mirando hacia el futuro y teniendo en consideración la necesidad de mantener todo lo más perfectamente quieto de aquí a octubre y con foco en lo realmente importante -mantener el rol de representantes- parece una interesante coincidencia temporal la de demorar a penas unas semanas y emitir un fallo. Es cierto, quizá sea sólo una coincidencia, doble en este caso. Sería sencillamente impresentable que un poder presionara a otro poder en nuestra república, o que se intentara resolver “de forma razonable” un caso en vista de la presión de uno u otro caudillo local. Sería impresentable, es cierto. La justicia no tiene espacio para cocinas como las del poder del frente, o eso es lo que todos esperaríamos. Los Master Chef no tienen espacio aquí.

Como ya hemos visto, la ética se mueve en ámbitos superiores que los de la legalidad. Podrá ser interpretado como sencillas “irregularidades” por parte de la justicia el mentir y falsificar documentación, todo en el contexto del uso de recursos fiscales por cierto. Es por eso que quienes pensamos que los representantes deben tener un actuar ejemplar, no deberíamos tener dudas de la altura de la exigencia, por el contrario, tendremos que mantener la línea, de modo de cambiar representantes que sí estén a la altura de lo que significa representar.

Ojalá se prosiga en la siguiente fase, la Corte Suprema. Que el caso salga del contexto maulino para analizar el caso a distancia suficiente. Mientras, mantengámonos atentos a las líneas de tiempo, esas que de tanta coincidencia podrían llegar a ser peligrosamente una en el Maule.

// 7

Candidatos a alcalde y concejales en Curicó

Servel ya entregó a la comunidad las listas de candidatos para esta próxima elección. Una nueva papeleta que se suma a las de 1992, 1996, 2000, 2004, 2008 y 2012. Cómo pasa el tiempo. En la comarca no hubo candidatos rechazados como si en otras vecinas donde hubo candidatos inscritos incluso más de una vez.

Cuando reflexionamos acerca de la calidad de vida de cada ciudad podemos pensar en qué elementos fueron diferenciadores para lograr que unas puedan lograr mejores situaciones que otras.  Lo que podemos tender a pensar es que, como decía don Albert, haciendo lo mismo de siempre no aspiremos a tener resultados distintos. Esta es la razón fundamental para poner atención a esto, ya que dentro de calidad de vida podemos incluir temas esenciales como la salud, la contaminación, el tráfico en caos, las obras inconclusas por décadas, etc., lo que sigue siendo un dolor de cabeza en Curicó. Este es el escenario en donde los futuros representantes deberán desenvolverse, pero ahora deberán sumar un meta-problema importante: la nueva vara con la que serán medidos. Estando en tela de juicio las instituciones en general en este mundo líquido y las de la comarca en particular con nuestra propia crisis, los nuevos candidatos deberían partir por preocuparse de subirle el pelo al proceso desde la candidatura.

Habrá dudas elementales por definir, como primer examen si se quiere: ¿Usted viajaría al extranjero en taxi?, ¿Usted considera necesario iPads con costo a dinero municipal para su gestión?, ¿Es más importante para Usted capacitarse en Curicó moviendo 1 relator o debe salir de la ciudad para hacerlo, debiendo mover 8 personas?, ¿leyó la reglamentación asociada a su cargo o espera que el aparato administrativo le haga la pega?. Está bien como para comenzar a dividir las aguas.

Crecimiento casi lineal de candidaturas
Según la información histórica de las elecciones de la agrópolis, desde 2000 viene subiendo intensamente la cantidad de candidatos. Desde los 12 candidatos de 2000 hasta los 66 candidatos de este año, hemos visto un crecimiento casi lineal. Es importante partir por ver el panorama general, ya que debe responder a algo más que a una baja barrera de entrada: ¿hay un sentido de responsabilidad por modificar el presente?, ¿ven un espacio de privilegio del que no quieren quedar fuera?, ¿ego?, ¿respuesta a la crisis?, ¿propósitos de año nuevo?. Qué explica este crecimiento es una de las preguntas abiertas.

Candidaturas a alcalde o alcaldesa
Fue autorizada en esta elección una candidata y tres candidatos. Dos candidatos “tradicionales” -uno de ellos en papeleta desde 2000, ya 5 veces- y dos independientes. Se volverá a repetir el duelo de 2012 Rey-Muñoz y se sumarán la asistente social Patricia Catalán Devlahovich y el profesor Moisés Lucero Guzmán. Los dos primeros con más de 4 elecciones en el cuerpo, uno recién renunciado al Consejo Regional.

Candidaturas a concejala o concejal
Efectivamente, serán más que pokemones, pero también habrá quienes aspiran a repetirse el plato luego de varias veces de haberlo hecho. Ya no hay pudor. Con mayor o menor sentido de realidad, los concejales Saavedra (7 papeletas…), Canales (5 papeletas), Undurraga (4 papeletas), Trejo (3 papeletas) y Rojas (3 papeletas) aspiran -con proceso judicial pendiente- a la reelección. Como si todos estos años no hubiesen sido suficientes para ellos y para nosotros. Si tiene pensado dar su voto a ellos, por favor reconsidérelo.

De los no electos previamente, pero apareciendo en más de una papeleta, se encuentran los excandidatos a alcalde(sa) Paola Parra (2012), Raúl Basualto (2012) y Ana Ponce (2008) quienes en esta ocasión optan por el rol de concejal.

También sin haber sido electos anteriormente, vuelven a la papeleta de 2016 pero como siempre en rol de candidato a concejal: Héctor González (5 veces), José Montes Elgueda (4), Alamiro Ortiz (3), María Cancino Mira (3), Carlos Méndez (2), Carlos Leyton (2), Claudio González (2), Carlos Palacios (2), Francisco Diaz (2), José Farías (2), Sebastián Maturana (2). Bien por la persistencia, en especial de González y Montes Elgueda.

Los 45 candidatos que por primera vez se suman a la papeleta, sumados a los que aspiran a lograr por primera vez el rol en la mesa, entregan por una parte nuevas alternativas a tener presentes en cuanto a propuestas. Sacar al electorado del feis para llevarlos a votar. Efectivamente, contribuyen también con fragmentar el electorado sobre todo entre los votantes de centro, alejado del voto duro, que por duro también es persistente… Si me lo preguntan y si han leido este blog, sabrán que mi recomendación es optar por no-reelectos. Insisto sobre el punto de que la primera parte del desafío que emprenden deberá ser la diferenciación respecto a una época asociada a desprestigio, a privilegios y a abuso. Esto será central para alternativas de Evopoli, PRO, PH y los subyugados. Desconozco cómo lograrán hacer esto los novatos que van acompañados por candidatos a reelegirse (UDI y PRSD), si aparecerán con el silencio cómplice o saldrán jugando con los mantras clásicos de que todo esto es un ataque político, que son errorcitos o que la justicia dirá (después de octubre).

Como decía en otro post, está por verse como levantarán la cabeza los subyugados de RN, PPD y PC que han tenido que pasar el trago amargo de sus compañeritos viajeros que siguen sin dar el paso al costado. Está por verse en general la performance de bloques fuera de Alianza y Nueva Mayoría.

Las certezas
Eso si, hay un par de cosas seguras a este respecto, la primera es que serán 8 cupos más el de alcalde y como sabemos del cliché, las elecciones no se ganan hasta que se ganan. Junto con esto, una certeza importante es que de esos 8 cupos, la no-reelección de algunos sensatos abre la puerta al menos a la renovación parcial. Llámenle consuelo de tontos, pero algo es algo. Según mi estimación, habrá al menos 4 concejales nuevos y, conociendo al lote de conservadores de la agrópolis, al menos 2 se mantendrán como concejales (salvo que la justicia luego diga otra cosa y deban abdicar). Habrá paño para cortar, pan que rebanar y pokemones por cazar.

Servel cumplió con este importante hito. Veremos como van cumpliendo los candidatos con el pedido de Servel, sobre todo en cuanto a las campañas, sus límites, lucas por el borde y respeto a los lugares definidos.

Veamos cómo se va desarrollando todo esto.

Enlace de interés
Listado de candidaturas aceptadas para la Región del Maule

// 431

¿Y si llegamos a un acuerdo?

Hace unos días en Talca, el secretario del Tribunal Electoral, quedó en prisión preventiva. Qué tal.
El acusado, públicamente fue interpelado por el fiscal a cargo, ya que veía como un acto impresentable reintegrar el dinero para intentar pasar piola. “Eso no corresponde” decía el fiscal en Talca.
¿Les suena la historia? Se parece a otra, aunque la interpretación es totalmente opuesta: el fiscal curicano, más que fiscal parecía defensor solicitando analizar la posibilidad de llegar a un acuerdo de modo de no llegar al final del proceso. Y todo bien. Meses de investigación e incluso habiendo explícitos y públicos mea culpa, se coronarían por unos 300 o 400 mil pesos y trabajos voluntarios. Y todo bien.

Esta diferencia de criterio es digna de ser revisada, entendiendo que, al igual que de los médicos podrá depender la vida, de abogados y fiscalía en este caso depende una libertad de un inocente o la pérdida de la misma para un culpable… o viceversa.

¿Existe un orden en la fiscalía?
¿Existe un orden en la Fiscalía del Maule o “viva la autonomía” y que cada uno vea lo que hace? Si la opción es la segunda, depende del fiscal que me toque el resultado que tiene mi causa. Habría entonces fiscales blandengues y otros no, vale decir, la libertad estaría entonces dependiendo no de un sistema armónico, sino de los individuos asistémicos desestandarizados. Pucha, “no nos tocó el bueno”, sería una opción en tal escenario.

Entendiendo que los defensores defienden (nada se de por obvio en el Maule), parece asombroso -para quienes no somos abogados- que el fiscal pida terminar anticipadamente su propia labor investigativa. Públicamente en cuestión dado que incluso aceptando la culpabilidad de al menos un par, no acepta seguir y pasa a tomar rol casi de defensor. Peor aún cuando una de las medidas que pide -trabajos voluntarios en Hogar de las Hermanas del Buen Samaritano- lo asocian directamente con un sesgo religioso ya advertido como eventual incompatibilidad, toda vez que según se ha expuesto en medios, sería parte interesada en la reconstrucción de templos católicos en la ciudad de Curicó… la misma ciudad que tiene como mesa directiva los actuales formalizados y… un Alcalde. Que cada quien crea en lo que quiera, pero el diablo en los detalles.

La llegada
En ese escenario llegó hoy el fiscal, dispuesto a aceptar un acuerdo intermedio, cuestionado por su cercanía religiosa, por una investigación que no avanza y que, cuando lo hace tiene una sutileza selectiva que, aún asumiendo públicamente un par de acusados, no es suficiente como para lograr algo sustantivo.

Si me lo preguntan, mi sensación respecto a todo el proceso es que no llegará a nada, que ni siquiera cambiará todo para seguir igual, Talca seguirá con el joystick y un teléfono seguirá rindiendo más que años de formación en el Maule. Hoy, Jueves Santo, donde la imagen bíblica es la de una mesa donde aparecería la traición, según mi profecía se repetiría la historia. No fue así.

La salida
Y que decir de la salida, peor aún. El juez hoy fue el encargado de recordar de qué se trataba todo esto “es determinante la condición de estos imputados; es decir, ser funcionarios públicos de directa representación ciudadana y electos por ella. Y el hecho de imputárseles delitos que no solo afectan los caudales públicos y fiscales, sino que también atentan contra la probidad, la dignidad y la integridad del ejercicio de esa función pública. Los acusados encabezan la jerarquía que como ciudadanía nos damos para lograr definir el futuro. Esa jerarquía es la que está en duda. Y lo peor, esto no viene desde ahora, lo que abre la pregunta acerca de contratos, licitaciones, acuerdos, convenios, otros viajes, prebendas, despidos, en fin: si estuviste dispuesto siendo concejal a trucar boletas, ¿qué podemos esperar?. Y los partidos, los que entregaron el cupo: mutis por el foro, “no se oye padre”, “ah no se na yo”. Cero, repito, cero autocrítica. Capaz que hasta salgan con ganas de re-re-reelegirlos. Por eso fue importante poner en la mesa que esto no es sólo cambiar un seis por un ocho o un cuatro por un nueve: hubo un plan, encabezado por funcionarios públicos de directa representación ciudadana (no me pidan esperar el final del juicio, habiendo mea culpas, devoluciones de dinero y cuando todos estuvieron dispuestos a pagar por terminar rápido guardándose su deseo de ratificar inocencia).

Los escenarios del fiscal
Veo cuatro caminos posibles para el fiscal.
El primero es dejar la causa por decisión personal, lo que analizando el perfil del fiscal, no pasará: es ceder a presiones, perdería sentido de misión, etc..
El segundo es que desde la dirección lo obliguen a dejarla, lo que tampoco pasará: sería admitir el propio error de no haberlo hecho antes, quitarle el piso a un fiscal, agregar “incertidumbre” a la causa, etc.
Nos quedan dos escenarios que a mi juicio son ambos favorables al fiscal: poner el acelerador a fondo y redefinir la investigación tomándola realmente en serio -lo que implicará incluir a un nuevo ex concejal clave…- con un caiga quien caiga tatutado y honrando la labor de fiscal; o bien, mantener el ritmo cancino, alejado de la incertidumbre, esperando a que todo esto termine.

Escenarios para los formalizados
Caben 3 opciones para los formalizados: Ganar (logran llegar a un acuerdo, o bien la justicia decide que aquí está todo ok y no hay que seguir adelante), Perder (los demandantes logran que la justicia de un veredicto favorable) y dilatar, que sería como una suerte de empate. Sin embargo, los 3 escenarios son de pérdida, veamos: Ganan, la ciudadanía considerará que hubo arreglo; Pierden, evidente, pérdida; dilatan, pérdida de opción a reelección.

La primera línea
En este ajedrez, parece claro el esquema de peones al rey. No da lo mismo el orden de los factores o de caída en este caso. Entendiendo los modus de la Agrópolis, está claro quien es quién.
Por favor no matar al cartero, esto es un análisis.
Éste debería ser el orden de caida:

  1.  Los peones: la mujer, los nuevos. En ese orden, primero debería ser la mujer y, en caso de requerir más de un cordero de dios -para lograr esta suerte de expiación comunitaria- la lógica del modus nos dice que deberían ser los dos recién ingresados al circuito. ¿Les suena consistente con el desarrollo de los hechos? En una comarca conservadora, tiene pleno sentido.
  2.  Los útiles. En segunda línea de esta suerte de defensa, debería aparecer el set de “antiguos” concejales, la manada como le llamaría Francis.
  3.  El rey. La línea que aparentemente es la final, es la del rey. No debería correr peligro mientras los demás van saliendo del tablero teniendo en frente a un jugador vendado y sueco.

No es una apuesta, simplemente llamo a atención respecto de cómo se suceden los hechos en caso de darse el escenario de “Perder” del punto anterior.

Como en toda partida también hay un par de opciones adicionales, la primera es la de escapar y salir corriendo (pérdida), pero la otra que comienza a llamar la atención es la de darle una patada al tablero.

La patada al tablero
Cuando se declara ante un fiscal, quien declara puede hacer pública su declaración. Eso está pasando, lo que comienza a configurar una notable patada al tablero, cuando un conductor/transportista acusa que el alcalde está también implicado. De sus declaraciones en medios, da a entender no sólo que el alcalde tiene plena conciencia de aparecer en las boletas sino que, además, el diputado lo sabía.

Esta declaración no habría sido tomada en cuenta por el fiscal. Una cosa es que un abogado lo plantee como una preocupación desde la abstracción, distinto es que lo plantee el propio declarante y en medios para visibilizar su punto. De ser cierto, se consolidan varias premisas: el alcalde sabía lo que ocurría, el fiscal estaba enterado de la situación, el fiscal no dio peso a la declaración, el fiscal mantuvo info sin difundir. ¿Hay más info?, ¿No tiene sentido nuevas “diligenciass”? ¿Esto aparecerá en las apelaciones en Talca o no llevará el testimonio? ¿Se mantiene el interés de tomar parte como defensor?

Julieta Maureira tiene un punto
En el video de la sesión notable (04:35:00) -novena sesión ordinaria y vaya que lo fue-, donde la única mujer del concejo comparte con sus colegas cómo el alcalde la acosó en plena presentación de una política municipal de la mujer (política que aún no vemos), en plena semana de la mujer con la frase que postula a ser la frase del año –”ten cuidado, no te quedes mucho rato así”– lanza un par de ideas importantes. Cabe señalar previo a detallarlas, que bien puede ser un tongo y escenificación solamente, de todos modos valga recordarlas. Una es acerca de la permanente no-valoración del trabajo de otros por parte del Alcalde y junto con ello, expone abiertamente que nada de lo que ocurra tendrá eco en medios de comunicación, al estar pagados por el municipio. Lo que hemos dicho y redicho acá, acerca de la responsabilidad de los medios de “mediar”, de que deben llegar medios nacionales para que logren hacer cobertura reales, de que la sobrevivencia lleva a guardarse en el bolsillo todo pudor incluso llegando a vender portada completa, queda subrayado. Hoy no fue la excepción y salvo un par de medios de forma esporádica, la cobertura fue pobrísima a pesar de definirse parte del futuro de quienes supuestamente guían la ciudad. Otra vez los medios fueron más mitad que medio.

Volvamos a la majadería por si no es obvio
Hasta el cansancio hemos dicho en este y anteriores posts que aquí hay varios pasando piola.
Una cosa es el carril judicial y otra distinta es el carril político. Aquí no hay ni pausa de militancia, menos habrá renuncia y, a pesar de 1) haber hecho meaculpa en conferencia de prensa admitiendo todo, 2) haber reintegrado dinero al municipio y 3) estar dispuestos a llegar a un acuerdo importándoles un carajo defender su inocencia, mes a mes seguirán cobrando. Esto a nadie parece hacerle ruido. Todo está muy bien, aquí no pasa nada, Murdock es un idiota y las funas no tienen sentido.

¿Un mea culpa en occidente no es motivo suficiente para renunciar por amor propio? ¿pensarán que creemos que son filántropos cuando reintegran dinero al municipio? ¿Pensarán que no notamos que hoy estuvieron dispuestos a ceder la oportunidad de mostrar que todo era falso, asumiendo implícitamente la culpabilidad patrocinados por el fiscal?

De todos modos confiaremos plenamente en sus decisiones, sobre todo las asociadas a presupuesto y en especial si de viajes se trata. Cuando sesione nuevamente el concejo pleno, como si nada pasara, veremos cómo funciona el Maule.
Mientras, el oloroso muerto se sigue pudriendo en el ropero.

// 547

10 segundos

Si estos cuatro años los representáramos como un minuto, estaríamos en el segundo 50, vale decir, nos faltarían 10 segundos para terminar el periodo municipal. 10 segundos. Decía anteriormente que hay algunos que postulan que los periodos deberían ser de dos años solamente: el primer año de escoba nueva y luego el año de intento de reelegirse. En el caso de Curicó no es la excepción en el inicio del fin de uno de los periodos más olvidables que tengamos en mente. Pero quedan 10 segundos.

Terminamos este minuto con una mesa de concejo cuestionada ya a tal punto que incluso, confesión mediante, integrantes siguen asistiendo a sesiones, tomando decisiones por nosotros, viajando, y desde luego cobrando a fin de mes por su trabajo. Aun siendo reprochados por una comunidad plena, la dignidad esencial no se deja ver y se persiste en llevar un cargo a pesar de mea culpa con llanto incluido. Si: con confesión incluida, se sigue cobrando a fin de mes. ¿Qué tal?. A tal punto llega el asunto, que luego de disque inocentes, se ponen a reintegrar más dinero del que incluso se les acusa. Esto ya es filantropía. Pero…  aún quedan 10 segundos.

Vendrá pues, la avalancha de promesas, inicio de actividades y cintas que válidamente nos harán preguntar ¿y por qué no se hizo antes?. A 10 segundos del fin del periodo y frente a una elección donde varios pretenden reelegirse, vale la pena estar atentos. A 10 segundos del fin, se ha desencadenado una proactividad notable donde la Farmacia Popular será una realidad, donde todos tendremos nuestro propio basurero –y gratis!- y donde aún quedarán segundos para mostrar todas las inmensas ventajas de ser reelectos.

Por cierto, todo dentro del contexto de modificación de factores higiénicos, vale decir, los comprables, rápidos y de respuesta satisfactoria rápida. Mejorar la salud comunal? Mucho tiempo. Mejorar la educación comunal? Mucho tiempo. Regalar remedios o lentes puede ser. Regalar mochilas y buzos puede ser. Basureros gratis también puede ser. Satisfacción instantánea, garantizada, ahora, en menos de 1 segundo. Eso, instantaneidad, algo que ver, algo que tocar, algo a dos clics.

En la serie de divulgación científica “Cosmo” se realiza el paralelo entre un minuto desde el big-bang hasta el día de hoy, exponiendo cómo el peor daño se ha realizado en el último segundo que es cuando aparece el hombre sobre la faz de la tierra. Nos quedan aún 10 segundos.


PD: sólo falta que censuren el humor en el Festival de La Vendimia.


La obra. Esta columna es decorada por la obra Alegoría del Buen y Mal Gobierno. A la derecha, la mujer también tiene un reloj al que restan 10 segundos de arena.

// 568

¿Fin del bullying a RN en Curicó?

Hay una sutileza en el escenario actual de formalizados, rendiciones truchas, viajes y tal: no son todos iguales. En particular me refiero a que dentro de todos los partidos de los acusados no son todos iguales y, en general, en el marco completo de partidos, facciones y movimientos, tampoco son todos iguales. Esto queda más en evidencia cuando pensamos por ejemplo en partidos como el PPD, PC y RN sin representación en la mesa de concejo.
Qué decir de otros partidos que no pertenecen a ninguno de los dos bloques.

Por más que las mayorías quieran ver correr sangre –como diría Mariana– no es suficiente para una completa generalización. Es más, del buen pensar al buen actuar, vale más intentar cambiar la estrategia y participar que el facilismo de quemar lo que haya en el camino. Ahora bien, hay varios que han hecho mérito durante un largo tiempo para lograr la sensación actual y que es visible en cada actualización respecto al caso.

Ciertamente no son todos iguales. Teniendo esto presente, parece extraño que, a solo meses de una elección que definirá a quienes guiarán por 4 años la mesa del concejo municipal, aún no existan declaraciones explícitas ponderando los hechos y desmarcándose de los mismos, de parte al menos de los participantes de ambas coaliciones principales. PPD, PC y RN no tienen a concejales formalizados en sus filas, pero tampoco se esfuerzan mucho por dejarlo en claro a la comunidad, reforzando la percepción de que al final “son todos iguales”. Algo pasa, parece una obligación mantener silencio, lo que soprende en mayor medida en el caso de RN.

En este punto, sorprende ver cómo el matrimonio obligado, que históricamente a perjudicado a RN, le siga perjudicando sin poder salir de ese espacio de opresión en el que se encuentra desde hace años. Sin apoyos en elecciones e incluso bajándoles candidatos sin lograr mayores acuerdos “compensatorios”, la UDI ha abusado durante décadas de su supuesto “aliado” en la comarca. Esta situación en general, es sin duda un espacio de oportunidad para la ciudad y también para quienes han hecho bien su pega en cuanto a mantener la probidad y trabajo por la ciudad. También lo es para quienes han tenido que soportar el bullying durante años, con el beneplácito directo de Santiago. Este espacio de oportunidad, debe promover una separación de aguas, un deslinde de responsabilidades, una frontera ética clara y explícita y no de medias tintas, promovidas en base a no reconocer el final de un proceso que a todas luces no cerrará antes de la elección: el hecho como tal es totalmente aborrecible desde la perspectiva de la transparencia, probidad y fe pública y me parece que habrá acuerdo en eso.

RN tiene sin duda una oportunidad notable de romper sus ataduras a nivel local, de generar una o más propuestas en base a liderazgos decididos a hacer la diferencia y a ganar alguna negociación, alguna vez, parando definitivamente al abusón.

// 576