¿Cuándo Curicó pasó a llamarse Mall Curicó?

La estación de trenes de Curicó como tantos edificios de la ciudad, fue demolida luego del terremoto que aun mantiene su daño. Hoy, sigue funcionando en una improvisada casa vecina que hace de boletería para mantener el servicio.

El Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES Curicó) y la apertura de la conversación acerca de la reconstrucción, abrieron la puerta a que se pusiera sobre la mesa la reconstrucción de la estación en otro lugar, algunos metros al sur, coincidente con las instalaciones de Mall Center Curicó, quienes estarían dispuestos a “aportar al desarrollo de la ciudad” con su financiamiento.

Esto es un absurdo. Estoy completamente en desacuerdo y diré por qué  en las siguientes líneas. El primer argumento y esencial se relaciona con nuestros acuerdos, nuestros compromisos públicos de desarrollo y como los llevamos a cabo.

Eje turístico
Curicó fijo hace años una “estrategia turística” —si, quizá es mucho nombre— que tiene como uno de los puntos de entrada a la estación. Esta ruta turística, comenzaba en la actual estación de trenes, culminando este trayecto en el Cerro Condell, lo que orientó durante años los esfuerzos, ideas y recursos para mejorar en infraestructura y servicios a este eje. Sin ir más lejos el propio Cerro Condell con la idea del teleférico es parte de ese concepto, siendo una de las tantas inversiones realizadas. El punto fundamental aquí no es necesariamente la millonaria inversión que hay detrás de todo lo que se planifico y se llevó a la realidad, sino la capacidad de desarrollar una ciudad bajo acuerdos consistentes en el tiempo y no cambiantes ante la aparición de otro impulso o de un mejor lobbysta que cambie los planes públicos a su conveniencia particular.

De acuerdo, las condiciones han cambiado, pero en vista del mismo cambio —terremoto— aportar al desarrollo de iniciativas comerciales que sufrieron sus consecuencias, particularmente en el centro de la ciudad, me parece más importante que hacerle el juego a un único centro comercial.

El interés de Mall Curicó
Es totalmente comprensible y válido el interés privado del centro comercial por tener este tipo de estación conectada directamente en sus instalaciones, sabiendo que uno de los puntos importantes para cualquier mall es tener un flujo de publico ojalá permanente, lo que desde luego abre sin mucha vuelta ni teoría conspirativa, un jugoso lobby por hacer este proyecto una realidad. Esta no es ni será la primera acción que realice el centro comercial por aumentar ese flujo de personas. Imagino que no se han creído eso de cultura, deportes y auspicios por el mero fin buena ondi. La idea es llevar gente y está bien, es parte de su negocio privado.

Por cierto, nadie desconoce el aporte en cuanto a trabajos que ha logrado este centro comercial. Este punto no está en discusión, pero llamo también a no olvidar que poner el mall significó optar hace algunos años entre educación versus trabajo. Los terrenos del Regimiento pudieron haber albergado en su momento instalaciones que reflejaran el real interés de la ciudad por una mejor educación, pero bien, eligieron un centro comercial y ahora hay que asumir ese “costo de oportunidad”.

Urbanismo inconsistente
Varios son los argumentos que se esgrimen para realizar este cambio. Me parece sorprendente que los mismos que enarbolan la liga del urbanismo y desatochamientos, no se den cuenta que al igual que la cárcel, el aeródromo, el cementerio —por plata en su momento hasta exhumaremos nuestros muertos para construir— el mall es un atochamiento en si mismo que bajo esa lógica argumental, deberemos erradicar también. El regimiento en su momento ya era un tapón y la línea del tren su extensión.

¿Qué hacemos ahora que nos pisamos la cola, argumentalmente hablando?, ¿estamos dispuestos a sacar ese mall de ahí y ponerlo fuera de la ciudad como sí lo hicieron ciudades que caerían en la definición de “más desarrolladas” que Curicó?.

La falacia de los tacos
Otro argumento que se expone es que el cambio de estación  desatochará los tacos del centro, como he leído en los comentarios que han aparecido en el blog de PRES Curicó. Pensar que el cambio de lugar de la estación, dentro de la ciudad, logrará desatochar el centro es un absurdo, dado que el mismo tren continuará pasando por el medio de la ciudad, ocasionando las mismas bajas de barrera que mantendrán los tacos del centro. En el mall o fuera de el, mientras la estación de trenes siga ahí, seguirá pasando. La opción de fondo, al igual que para el terminal de buses, es el traslado fuera de la ciudad de ambos servicios.

No se aborda en su mérito las precarias armas para abordar el problema vial que mantiene Curicó. Los problemas ocasionados por el paso del tren son parte de un conjunto de problemas que no se han enfrentado desde la técnica y creatividad y que llevan años ahí.

EFE atento
Para EFE, siguiendo la lógica economicista —muy de moda por cierto- la opción simple es dejar todo en manos de un externo que ponga los recursos. La opción del flojo sería en este caso la indicada, ahora bien, roguemos que el juicio de Empresa de Ferrocarriles DEL ESTADO sea consistente. Esperemos que el flamante director de Terrasur y ex diputado, defienda una postura más enfocada en el desarrollo integral como ciudad y no un negocio de privados que por cierto, lleva las ganancias a un Santiago que hasta el momento no dice mucho.

Las inmobiliarias despiertas
Es interesante ver como se han ido moviendo las fuerzas en este ajedrez. Mover la estación de trenes, del mismo modo que lo sería mover el aeródromo, la cárcel o como hasta hace poco persistían en hacerlo con el hospital, abrirá la puerta a la venta de suculentos terrenos céntricos los que, incluso sin ir más lejos, ya deben tener precio en el mercado. Teniendo esto en mente, si usted, ilustrado lector, fuese dueño de una empresa inmobiliaria, ¿qué haría?. Y si además de ser dueño de una inmobiliaria, tuviese la potencia, digamos a nivel incluso de alta autoridad regional, ¿influiría?.

Reitero, este post no evitará el lobby del Mall, el de las inmobiliarias y los cachenchos que siempre sacan la tajada, simplemente pretende exponer algunas de las cartas que siempre se suelen dejar bajo la mesa para el mejor momento y los argumentos falaces con los que se pretende concretar un buen negocio privado. También para llamar a la atención de que si bien se valoran las fuentes de trabajo que ha traído la instalación del mall —directos e indirectos— se debe mantener la cordura, pese a la alta inversión publicitaria, como para no terminar rebautizando la ciudad de Curicó como Mall Curicó.

Somos mucho más que un mall.

¿o no?

Publicado en Maulee.cl

// 693

Los desconectados de siempre: Coloma y Morales

Hay ciertas cosas que se quedan en el silencio cómplice regional. Creo que esta no debe pasar piola.

En las conferencias de prensa sin corbata del fin de semana, Juan Antonio Coloma, honorable Senador, y Celso Morales, ex alcalde archi reelecto y candidato a heredero diputado, como es usual en época de campaña, han aparecido “mostrando su preocupación”. El motivo del día es un proyecto de conectividad gestionado por Sercotec que beneficiaría a pequeños y micro empresarios de la región, entregándoles la conectividad necesaria para sus emprendimientos.

En palabras del ideólogo del zoológico para Curicó y del resbalín de nieve, “a esta altura del año 2009, este proyecto nunca ha funcionado, nunca hubo posibilidad de conectarse a internet a través de diversos elementos que allí se instalaron“. Lo interesante es que un par de días después no solo Sercotec desmiente los dichos de ambos candidatos, sino que la propia entidad afectada por medio de su presidente lo hace, señalando que efectivamente contaron con internet: “tuvimos internet por más de un año y durante ese periodo, por varios meses, el servicio fue de calidad, luego tuvimos ciertos problemas con la señal entregada por el proveedor, por lo que decir que el proyecto no se implementó es falso“.

El proyecto
Tuve la oportunidad de conocer en la primera línea el proyecto que sigo encontrando genial, por varios motivos. El primero, por que es vital que aquellos que tienen una buena oferta -turística en este caso- tengan acceso a conectividad para desarrollarla, vale decir, competir en igualdad de condiciones con aquellos que se encuentran en la depresión intermedia. El segundo, por que vence a una tropa de consultorías basadas en pensamiento tradicionalista de expandir redes desde el centro sin ver nuevas opciones. El tercero, por ver como efectivamente Sercotec y otras entidades realmente se encuentran intentando unir esfuerzos de privados y públicos para lograr un mayor desarrollo, al menos, de lo que pude ver con mis propios ojos como experiencia en el Maule.

Los mayores atractivos turísticos y por lo mismo, emprendimientos de tal área, se encuentran cercanos a lo más extremo del este y oeste regional: la cordillera y la playa. Desde que Chile es Chile ambos sectores se han encontrado -y aun- en una suerte de constante aislamiento, no solo en educación y salud, sino que también en conectividad de toda especie. Este proyecto logró conectar vía inalámbrica emitiendo una señal desde Constitución y bordeando la costa, llegando desde la Comuna de Constitución a la costa de la comuna de Licantén. Proyectos de este estilo también están en marcha intentando llevar conectividad inalámbrica a la cordillera, pero efectivamente se requiere mayor coordinación y disposición para dar conectividad a estos lugares que tanto lo requieren.

Los referentes cercanos
Cabe señalar aquí ejemplos destacables como el de Florida en la VIII Región quienes sin cacarear tanto tienen casi toda la comuna cubierta con servicios desde el municipio a sus redes de salud y educación, además de telefonía IP de emergencia y postación WIFI. Que decir de Rio Claro en la VII, otro ejemplo de como sin tanta parafernalia todo funciona. Ejemplos que van más allá de lo pensado y desde luego, más allá de la declaración de buenas intenciones en las que han quedado las plazas conectadas.

Curicó pensado a futuro
Curicó pudo haber sido una comuna conectada hoy, pero para ello primero habría sido necesario pensar a más de 4 años plazo en vez de pensar en resbalines de nieve y gallineros gigantes. Es más, ni conectada siquiera, solo segura o al menos responsable.

Un laptop para Coloma (OLFC)
Aunque la ciudadanía tenga memoria volátil, hoy podemos recordar patrocinados por Google. Recordar por ejemplo aquel episodio en donde el senador junto con su par RN expresan su posición contraria a que se les entregue a los niños con mayor rendimiento y situación económica deficitaria notebooks por interpretarlo como intervención electoral.

En alguna conversación que tuve con él en un evento hace un par de años me comentaba que esto de “los bloc” no le calzaba mucho. Hoy lo veo con twitter. Aún no me lo explico, pero supongo que aquello del microblogging le mola más que lo del blogging. Pa tra ñas.

Una cosa es el comportamiento errático. Otra es detener el desarrollo tecnológico en base a analfabetismo digital y un largo colmillo eleccionario (quiero pensar en que es eso y no oscurantismo puro y duro). Eso lo encuentro hasta inclusive esperable de Celso Morales, no obstante, que el presidente de una de las coaliciones políticas nacionales avale tal comportamiento sin siquiera asegurarse un 300% de lo que dice en una conferencia de prensa, lo encuentro francamente penoso, no por la colectividad que representa -las colectividades políticas en si son cerradas y con un objetivo clarísimo- sino por el peso que dentro de las conversaciones nacionales puede llegar a tener alguien que no se toma con responsabilidad el mandato entregado por la ciudadanía.

A todo esto, ¿no se supone que en la testera debería haber participado Sergio Correa de la Cerda en su rol de fiscalizador? Oh! no está! Debe estar en la redacción de alguna ley ¬¬

Para esto, mejor nos dedicamos a los caballitos.

// 573

Por si falta pan, aquí hay circo

Los honorables hacen de las suyas en época de elecciones y reelecciones. Vea este video que desde luego no tiene otro objetivo que proteger y apoyar a las primeras comunidades que vivieron en Chile antes que se llamase Chile.

Algunas conclusiones preliminares:
– Los políticos no saben pelear.
– Sergio Correa de la Cerda vive (ver minuto 2, segundo 16).
– Chuck Norris legó su enseñanza a Correa de la Cerda, éste a Moreira y luego al diputado Arenas. En la academia en entrenamiento debe estar Celso Morales.
– A Perez-Yoma le subió el azúcar.
– Las interpelaciones son métodos constructivos para mejorar Chile.

// 268

Conciencia en democracia

Senadores y diputados han sido electos por la ciudadanía, quienes a través del voto les han elegido como sus representantes. Vale decir, diputados y senadores representan.¿Qué representan?¿Sus propios intereses?¿Los intereses del partido? según entiendo representan a un espacio territorial definido. Emerge entonces mi duda cuando aparecen diciendo que la píldora del día después es “una cuestión de conciencia”, como si fuese una elección que se tiene que basar en su propia y única opinión, cuando debiesen entregar una respuesta en sentido de representación hacia quienes les han elegido.

Parece estadísticamente razonable que quienes representen distritos de arraigambre conservadora puedan representar dichos intereses y, de igual modo, quienes tengan la situación inversa representen también a tal segmento de ciudadanía. Más aun, me agrada que muchos de ellos reconozcan que no entienden, no saben, no se han informado o no les interesa el tema, es decir, se declaren incompetentes ante tal asunto. Todos somos ignorantes en algún sentido. Es humano. Por lo mismo ¿cómo tomar una decisión sin ser competente o sin siquiera debatir al respecto?.

Aquí es donde aparece la magia. Hoy me alegré de divisar a lo lejos en un kiosko una fotografía de Sergio Correa de la Cerda. Admito que tengo el prejuicio -que se transformó en juicio- de que es un mal diputado, luego de algunas ocasiones de haber coincidido en alguna reunión y oido sus opiniones acerca de lo que su rol significa. Pero de algún modo me alegró aunque fuese verlo en papel. Tantos años pagando por que ni siquiera aparezca, es aun peor. Volviendo del trabajo me encontré con la sorpresa: era contraportada de The Clinic, en donde responde a la pregunta “¿Y usted todavía prohíbe la píldora?”. Esta fue su respuesta:

“Acá no hay nada que debatir. Mandar un proyecto a estas alturas no corresponde, por que hay un pronunciamiento de la contraloría General de la República que norma en el sentido de no entregarla. Entonces lo que hay que hacer es cumplir con lo que se señala. El tema ya está zanjado, y volver a discutirlo no corresponde. Hasta luego”.

¿Perdón? ¿Acá no hay nada que debatir? Veamos en detalle.

“Acá no hay nada que debatir.”

Si, hay cosas que debatir, si no fuese de ese modo, ni siquiera estaría posteando esto. Ha aparecido como tema previo a una elección presidencial, pero eso no quita que haya quedado un sabor agrio luego de que lo “pro vida” haya movido la línea que roza la “anti libertad” y el “pro dogmatismo”.

“Mandar un proyecto a estas alturas no corresponde, por que hay un pronunciamiento de la contraloría General de la República que norma en el sentido de no entregarla.”

¿Y?. Respeto a la Contraloría, no obstante veo que nuevamente tiene una interpretación errada de su rol. ¿La CGR emitió su fallo? Si, lo emitió y se respeta lo que diga -independiente del cumplimiento- pero eso no supone haber escrito en piedra un mandato divino e irrevocable por humano alguno en el universo. Las propias leyes pueden modificarse!, la propia carta fundamental puede modificarse!. En vista de esto, no puedo pensar otra cosa que no sea querer evadir una responsabilidad de su cargo.

“Entonces lo que hay que hacer es cumplir con lo que se señala.”

Si, pero no bloquea el pensar, el discutir o el tomar acciones en pro de modificar dicha resolución.

“El tema ya está zanjado, y volver a discutirlo no corresponde.”

Permítame insistir en lo mismo. Usted intenta evadir su responsabilidad como representante.

“Hasta luego”.

Cortar el teléfono. Cerrar la puerta. Caminar rápido y evadir la grabadora. Agacharse y meterse al auto.

Celso, todos sabemos que ya tienes el 50% de la diputación. Espero que al menos te instruyas de lo que hace y significa ser diputado y representar a los ciudadanos y no seas un invisible afincado que solo fue a asegurar su jubilación al hemiciclo.

// 536

De transparencia, legisladores y municipios

La Ley 20.285 o la “ley de acceso a la información pública” tiene una dualidad que me parece interesante de analizar, ya que por lo positivo, obliga a ser riguroso en la publicación de todo lo publicable siempre que no afecte los típicos asuntos de “seguridad nacional” -como diria Jack Bauer- y afines, poniendo sanciones que de aplicarse podrían significar hasta la mitad menos del sueldo de la cabeza del servicio respectivo. Esto a mi parecer, luego del relajo ético al que asistimos, es necesario aunque probablemente insuficiente, como todas las medidas pro transparencia que puedan existir. Eso por un lado de la dualidad, por el lado positivo. Por el contrario, ver una ley de este estilo que entrará efectivamente al mundo real este 20 de abril, solo nos demuestra cuan pencas hemos sido como sociedad fiscalizando a quienes mueven miles de millones en recursos públicos y a su vez, cuan pencas han sido aquellos a quienes les pagamos miles de millones de pesos por hacer “profesionalmente” esa labor fiscalizadora: los diputados. El sistema no funciona.

Partimos mal desde el nombre: gol de media cancha
Puede ser un problema de mera forma, de esos que se piensa que no importan al cumplir un requerimiento funcional de legalidad, no obstante, creo que el espíritu de las leyes exige ser precisos en este punto. ¿Qué es la “información pública”? ¿Regula efectiva y transparentemente el acceso a la información pública?

Según la ley, la Información Pública tiene relación con: “ministerios, intendencias, gobernaciones, gobiernos regionales, municipalidades, fuerzas armadas, de orden y seguridad publica y los organos y servicios publicos creados para el cumplimiento de la labor administrativa”. Impecable, si no tenemos en cuenta que nuevamente tenemos un gol de media cancha, digno de Zoom Deportivo, de nuestros sabios, honestos, probos, esforzados y honorables legisladores. Muy fino, muy fino. Los cortesanos de la Corte Suprema tampoco están dentro de la categoría…

Por que, como sabrán, gran parte de los recursos que obtienen provienen efectivamente de fondos públicos. Supongo que estamos todos de acuerdo en ese punto ¿o no es así? Entonces, ¿qué se esconde? ¿que es lo que no podemos ver?

La indolencia hecha transparente
Pero hay algo que me inquieta. Claramente quienes diseñaron el transantiago no viajaban en locomoción pública. Quienes piensan nuestras políticas de salud tienen Isapre y quienes velan por el bienestar y calidad de la educación pública fueron educados en colegios privados al igual que sus hijos. La indolencia se vuelve transparente y lo peor de todo, el desconocimiento de los propios parlamentarios y comisiones de transparencia, acerca de la realidad de instituciones, en particular, de los municipios.

La municipalidad equilibrista
Salvo contadas excepciones, los municipios no son maquinarias generadoras de dinero como aquél árbol en el que todos hemos soñado alguna vez. Si el dinero fuese el problema, quizá hasta sería simple de resolver.

Nuestros sabios legisladores no entienden que hay municipios que inclusive tienen restricciones de uso de electricidad en sus instalaciones. No conocen de la intermitencia de la red eléctrica en sectores apartados ni menos del aislamiento al que por su propia negligencia mezclada con la mano invisible tienen en lo relativo a internet, pilar en el que se basa gran parte de la ley como via de exposición de información (transparencia activa) y petición de la misma por parte de la ciudadanía (transparencia pasiva).

Para vuestro conocimiento señores honorables diputados y senadores que aprueban leyes que solo dejan en evidencia que su trabajo en terreno no es tal, en el último informe de Estrategia Digital, se muestra que el 79% de los municipios tienen sitio web, por lo que ya entenderemos que aquel 20% restante tendrá que comenzar a destinar fondos de cuentas sociales, educación o quizá de la propia salud pública para cumplir la normativa. No faltará el alcalde que en pos de no ver reducido su sueldo a la mitad, quizá echará mano a alguna triangulación trucha. ¿que les parece? Touché nuevamente queridos parlamentarios. Es el mejor argumento para aparecer en temporada de elecciones en pantalla mostrando su “profunda preocupación” por el uso de los mismos recursos.

Para quien lee este post, probablemente si no es diputado o senador -como Adolfo Zaldívar– tendrá algun grado de alfabetización digital a cuestas y verá que el problema es solucionable por muy artesanal que la solución sea. Aquí es donde aparece a su vez la ironía del destino en carne y hueso: el solucionador. Probablemente si usted visita alguna organización -y sobre todo las públicas- podrá ver el “amor” que le tienen al personal de informática, al menos cuando aquel personal existe. Aquel “amor” es proporcional a la cantidad de filtros de la red.

El encargado de computación
Existen municipios que no tienen departamento de informática. Puede que no sorprenda, pero inclusive existen municipios en los que ni siquiera existe UN encargado de informática. Pero supongamos que existe. La labor básica asignada a los “encargados de computación” de los municipios es de soporte, el solucionador de problemas, el que le hace la vida color de rosa a la señora que no puso atención al curso de alfabetización digital por estar conversando de la noticia que vio en lun con su socia del lado. Aquel “encargado de computación” en un grado de evolución mayor, tuvo que hacerse cargo de lo telemático del municipio, servidores y redes se agregaron a su labor de solucionador de problemas express. Con un poco más de evolución, quizá llegó inclusive a encargarse del sitio web del municipio -pasando a ser departamento de marketing, turismo y cultura y relaciones públicas de una vez- y, desde luego, teniendo como trabajo hacerle las diapos al alcalde, que no entiende que alfabetización digital es más que saber enviar correos electrónicos. Ese ya reventado funcionario ahora tendrá que hacerse cargo de la incompetencia de quienes aun no entienden la magnitud de la avalancha que tienen frente a sus narices. Presiento que algo sucederá pronto.

Es lamentable ver como tras la barrera de humo de derechas, izquierdas, arribas y abajos, algunos optaron por hacer de todo esto un gran espacio para obtener beneficios personales. Cosanguineidad mezclada con ansias de poder, trenzadas con ambición sin límite y descaro afín. Más lamentable ver que esto mismo queda en evidencia en una propia ley de transparencia. Ni tanta frambuesa, ni tanto crack.

¡Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor!…
¡Ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador!
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
¡Lo mismo un burro
que un gran profesor!
No hay aplazaos
ni escalafón,
los inmorales
nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
¡da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón!…

¡Qué falta de respeto, qué atropello
a la razón!
¡Cualquiera es un señor!
¡Cualquiera es un ladrón!

Cambalache, Enrique Santos Discépolo

¿Seamos transparentes realmente? ¿Veamos las bitácoras de automóviles de diputados, senadores y ministros de la corte? ¿Mostremos sin verguenza cual es nuestro capital accionario y dónde está puesto hasta el centavo? ¿Expongamos a la opinión pública cuales aportes se recibieron y a que fueron destinados en las campañas durante temporada de elecciones?

¿Nos hacemos cargo, finalmente, de quienes somos y de lo que hemos hecho? Ese, es el tema de fondo.

Políticas de transparencia no es lo mismo que política transparente.

CC:
Sergio Correa de la Cerda
Roberto León Ramírez
Juan Antonio Coloma
Jaime Gazmuri Mujica

Enlaces recomendados
La ley de transparencia

// 528