Una nueva región

Les comparto una carta asociada a las cifras entregadas hace algunos días por el INE donde nos pone como top-4 a nivel nacional en cantidad de población. Así, la segunda región más pobre de Chile se enfrenta a si misma y a sus opciones de futuro en medio de la contingencia electoral donde parece ser más relevante la compra/entrega de tarros plásticos para la basura que sentarse a proyectar en comunidad. Una nueva región, publicada en Diario El Centro de 8 de septiembre, plantea sincerar una de las opciones posibles: dividir para vencer. Se agradecen sus opiniones.

Las cifras preliminares del Censo 2017 ubican a la Región del Maule como la cuarta con mayor población en Chile. La distribución de población se concentra mayoritariamente en las comunas de Talca, Curicó y Linares generando en cada una de ellas distribuciones de población hacia comunas cercanas y que irán generando conurbaciones más definidas año a año. Las ciudades son una obra continua, un proyecto permanentemente abierto, por lo que esperar a que esto se detenga o a que existan mejores condiciones, es no entender la necesidad de repensar las capitales provinciales y comunas asociadas de forma sistémica y no como elementos separados. Existe interrelación y una o más comunas impactan en otras. Los alcaldes de Maule y Molina, por citar dos ejemplos, tienen clara esta situación. Esto no se detendrá y abordar el fenómeno de forma reduccionista no ayuda a entender la región como un todo. En esta línea, excluir del análisis el impacto de Santiago en el Maule, de O”Higgins, de Biobío/Ñuble y, además, al Océano Pacífico y el sur de la Provincia de Mendoza, tampoco aporta.

Entendiendo la complejidad a la que se enfrenta una región con tres almas y no necesariamente integrada -pensemos en Curicó, Talca, Linares y sus entornos- quizá sea hora de sincerar la situación y definir dos o tres nuevas regiones. Región de Talca, Región de Curicó y Región de Linares, o quizá, sencillamente Maule Norte y Maule Sur. Esta encrucijada abierta no se basa en la superchería de dividir por dividir, sino en la necesidad de quebrar la estructura e incentivos asociados a mantener a Talca como una macrozona no declarada pero que concentra la mayor cantidad de proyectos, recursos e intereses, estableciendo así un nuevo centralismo, que malamente es abordado a través de la impotente y feble camada política tanto de Curicó como de Linares. Así, en el desinterés diario de los representantes por los temas de fondo, poco importa promover una región acorde a los desafíos del mañana, o quizá en la urgencia, al menos dejar de ser la segunda región más pobre de Chile.

Entre tanto foco puesto en la distribución de tarros de basura en campaña, parece importante evaluar definiciones realmente profundas, que permitan entender la región que imaginan los candidatos y candidatas a consejero regional principalmente y desde luego a quienes deberían pensar el territorio desde una visión más global, desde el propio Congreso. Dejar de pensar en el problema del día para atisbar un futuro posible es también tarea del futuro Consejo Regional, de quienes nos representarán en el Congreso Nacional, pero por sobre todo de cada ciudadano y ciudadana que se enfrentará a esa elección relevante en noviembre. Pasar de la sonrisa de feria y de la cuña -ahora- defensora, a las ideas y visión de región o regiones, es lo que sigue en deuda.

// 3

Camino alternativo

Les comparto la publicación en Diario El Centro acerca de un problema de costumbre, de prácticas, de un camino, un camino alternativo que estamos tomando como región.

La semana pasada pareció finalizar lo que podríamos llamar “La teleserie del millón de dólares”, donde el municipio curicano debió asumir el costo del despido de la jefatura comunal de educación designada a través del sistema de Alta Dirección Pública. La seguidilla de desaciertos llegó a tal punto, que puso en riesgo la libertad del propio Alcalde.

Se ha intentado justificar intensamente el despido de la profesional, perdiendo foco de lo relevante, vale decir, saldar la deuda ratificada por la propia Corte Suprema hace meses. Finalmente, aparece el cheque que saldaría la deuda, no sin antes tensionar tanto a la administración de educación local, como también al propio Concejo Municipal que ha debido asumir solidariamente el error.

La alegría que nos quedaba en la ciudad de la nula fiscalización y de los proyectos a medias, era el flamante invicto de la torta mecánica. Curicó Unido pierde su inmaculada condición en su propia cancha, en ese estadio conocido por quedar a medias también. Como las malas noticias no llegan de a una, el Profesor Marcoleta pide públicamente preocupación por las pésimas condiciones del gramado local. Posiblemente a los únicos que les importe esto -además del club- sea al jardinero y a la hinchada más fiel de Chile.

La normalización del error, del descuido o del desinterés por lo público, encabezado por nuestras propias autoridades debería preocuparnos como región. Este no es un problema aislado de un alcalde o de un concejo municipal, es un camino alternativo al ejercicio comprometido, consciente y respetuoso de servicio público que han tomado varias comunas. El poker reemplazó a la política. El error y viveza a la virtud y disciplina.

Quepa en este marco de podredumbre cívica, saludar el aporte de los medios por mantener informada a la opinión pública de esto que favorablemente aún consideramos como “noticias”. Vale decir, aún nos sorprende.

Volviendo a Curicó, sugerimos ver el desarrollo de las sesiones de concejo municipal, los debates que allí se dieron y las posiciones que se tomaron. Con un par de excepciones, el espectáculo fue vergonzoso y digno de revivir un pesimismo sólo comparado con el caso de Concejales Viajeros. Se esmeran en persistir en que no hubo error, que no hay problema, que todo funcionará normalmente. Así las cosas, seguirá pendiente entonces la justificación por el supremo error de firmar un cheque por casi 600 millones de pesos.

Aún no se logra un año de gestión. Es de esperar que la renovación completa de nuestros congresistas durante este año, introduzca la necesaria fiscalización y presión a los municipios, fiscalización que hace un par de décadas está en pausa. De otro modo, vayamos acostumbrándonos como región a los pasillos de la Corte Suprema y al miasma presagiado por nuestro Pedro Antonio González.

// 4

Esos miles de millones en tarros de basura en el Maule

Si agrupáramos a nivel regional en el Maule las peticiones de contenedores de residuos sólidos domiciliarios (A.K.A. tarros de basura de regalo), estas peticiones superan los $1.000 millones durante los últimos 3 años[1]. La entrega de este tipo de Contenedores RSD ha sido polémica en la región y desde luego en Curicó. Tanto por la entrega realizada en pleno año electoral (con evidente correlación en cuanto a los montos de las solicitudes según los datos) como por la no entrega de contenedores que al parecer estaban a la espera en el Cementerio de Curicó.

Montos postulados por año a nivel regional. Notar la barra de año de elecciones.

Intentando encontrar una política pública
Esta política pública, si es que alcanza para ser llamada de ese modo, es a mi juicio una de las más banales y expresivas de la falta de vuelo, de creatividad y abstracción del último tiempo en la región. Por cierto, en el marco de consejeros con vasta experiencia y visión en terreno de experiencias internacionales, giras varias y con apoyo incluso de una corporación y a cuadras de la mejor estatal de regiones por si requerían consulta técnica.

¿Se logra un impacto real en la comunidad? Para intentar responder a esta pregunta cabe darle una vuelta al escenario anterior a su implementación, ese donde aún no se realizaba la entrega. Efectivamente hay vecinos que pueden tener un cuestionable manejo de residuos, no obstante, la entrega de un tarro no cambia una práctica de años en ese peor caso (vecino extremo). Si ese es el extremo, está el complemento de ese extremo: vecinos que a medias o en buena forma si mantienen sus residuos de forma razonable y sin afectar negativamente su entorno, quienes probablemente ya tengan solucionada esta situación y no requieran ni el tarro ni un cambio de prácticas al menos en la línea de lo que se puede esperar de este tarro. Distinto es pasar al siguiente nivel como veremos más abajo. Intentar simplificar el problema del manejo de residuos sólidos (ISWM) a comprar un tarro ya que los perros rompen las bolsas, es al menos una simplificación del problema.

Podremos intentar eufemismos de todo tipo para dar una justificación razonable a esta vil compra y asignación enfiestada. En los hechos, ha sido una compra millonaria de tarros de basura y entrega en barrios predefinidos, en tiempos de elección. De hecho el propio nombre expone este intento de subirle el pelo a este “proyecto” que sobre todo expone la flojera de postular algo homologable a cada comuna sin más creatividad que el cambio de logo que mostrará el tarro.
Por lo pronto, cabe recordar que la decisión final está a nivel regional donde existe la posibilidad de aprobar o rechazar, vale decir, intentar dar un ordenamiento a nivel regional del “deseo” expresado en los miles de millones pedidos. Favorablemente a nivel regional no se ha aprobado cada pedido que llega, pero tampoco hay una contrapartida que frene el anhelo y lo modifique por una propuesta integral inclusive a modo piloto en comunas pequeñas del Maule.

Pedidos contagiosos
Hemos conocido ya de otros deseos comunales, como el propio Globo de Televigilancia de Curicó. Al igual que el caso de los Contenedores RDS, iniciativas millonarias que pueden ser motivadas -en comunas que sin mayores expertos en el ámbito- por empresas que siempre están en la búsqueda de entregar su “oferta de valor” donde sea. Los dignísimos representantes de la comarca lo decían a la salida de la reunión con la máxima autoridad regional por el globo en su momento y casi con orgullo: esta iniciativa por cierto será replicada por otras comunas dada su notable efectividad. El caso del globo se parece al de los tarros: intento de exponer algo como política pública, presentado a nivel regional, sin contraparte técnica interna real, con deseo de una compra, sin atacar problemática de fondo y, por lo mismo, de cuestionable impacto

Efectivamente, la postulación ha venido desde cada comuna interesada. Ahora, viendo la forma de postulación en el Banco Integrado de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Social, parece haber cierta estandarización en cuanto a cada postulación. Estandarización fue un eufemismo de copia. Veamos los siguientes ejemplos en cuanto a la justificación del proyecto para Curicó, Licantén y Rauco[2]. Parece ser un tanto similar. Mientras en Curicó se expone esto:
"DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS DOMICILIARIOS Y ASIMILABLES EN LA VÍA PUBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS, IDENTIFICADOS EN EL ÁREA URBANA DE LA COMUNA" 
- ADQUISICION CONTENEDORES RSD Y A, SECTORES URBANOS ETAPA 2, CURICÓ (30449176-0) 
Por Licantén se expone esto:
"LICANTÉN EN LA ACTUALIDAD PRESENTA DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RSD Y A EN LA VÍA PÚBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS, PRINCIPALMENTE POR LA INADECUADA DISPOSICIÓN DE ESTOS"
- ADQUISICION DE CONTENEDORES DE RSD Y ASIMILABLE, COMUNA DE LICANTÉN (30415172-0)
Y en Rauco se plantea esto:
"LAS DEFICIENTES CONDICIONES DE SALUBRIDAD PARA LAS PERSONAS Y MEDIO AMBIENTE, GENERADO POR LA ACUMULACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS DOMICILIARIOS Y ASIMILABLES EN LA VÍA PÚBLICA, EN SITIOS O LUGARES NO APTOS PARA EL CORRECTO MANEJO DE LOS RESIDUOS"
- ADQUISICION CONTENEDORES DE RSD Y A, COMUNA DE RAUCO (30407476-0)   

Resultado esperado
Otra cosa muy distinta, es el resultado esperado desde la otra perspectiva. Por cada entrega habrá multitudinaria asistencia. Habrá una sesión de fotos de consejeros y concejales. Quizá también algunos candidatillos que estén intentando algún rol futuro. Habrá medios si o si. Los vecinos llegarán con un tarro a casa y ya llegando a casa intentarán darle un uso. Uso que se esperaría que fuera para contener basura, aunque no sabemos si realmente importa luego de haber obtenido los resultados anteriores. Esperaremos a ver el futuro instrumento de evaluación de esta pseudo política pública, si es que tiene algún interés de hacer seguimiento o sólo se acepta que no fue más que eso: una compra más.

Mirada de futuro
Como decíamos en otro post, un camino posible y razonable es el de tomar en serio el tema de separación de residuos y reciclaje incluyendo cambio de prácticas diarias, con perspectiva de comunidad (abordando también otros temas que forman parte del problema, como vertederos ilegales o microbasurales). Quizá podría ser hasta más barato que repartir en cada casa un tarro y privilegiando la entrega de sets de acumulación temporal por tipo de residuo basado en estándar internacional, dos o tres por cuadra. Es cierto, ya no habría entrega uno a uno por domicilio y no existiría esa felicidad efímera y cosista del regalo recién recibido, pero podría haber la oportunidad de hacerse cargo de los residuos que cada familia tiene, en cada barrio, por cada barrio. Esto requiere de un plan, requiere de un análisis, requiere de logística y diseño, requiere de compromiso y preocupación de lo común. Requiere hacerse cargo realmente desde la perspectiva de autoridad incluso, más allá de cerrar un ciclo de compra, con una entrega con faramalla casi digna de la entrega de la casa propia. Requiere de trabajo y análisis, una abstracción que requiere bastante más esfuerzo que sólo una compra

El horno
La lamentable situación en la que ha quedado la región con posterioridad a los incendios forestales, necesariamente requerirá la razonada y razonable repriorización de recursos en todo ámbito. Pareciera que el horno no está como para continuar la seguidilla de compras millonarias en tarros de basura -como ya lo ha pedido Curicó- ni para globos de televigilancia. Decíamos hace algunas semanas que la segunda región más pobre de Chile debería considerar su lista de compras y priorizaciones, doblemente en este momento donde la situación es evidentemente peor.

Proyectos postulados por Curicó en 2017. Notar que Contenedores supera en 300 millones al globo.
Valga entonces el llamado a la responsabilidad de las autoridades regionales, ya que al parecer desde las autoridades comunales no existe mayor interés por el desarrollo armónico de esa región a la que pertenecen y los honorables fiscalizadores deben estar pensando en el eslogan que irá en la próxima paloma de su campaña.
[1] Basado en información solicitada a nivel regional vía Ley de Transparencia, en particular, acerca de proyectos solicitados y aprobados durante el periodo municipal anterior y a la fecha.
[2]
Se puede encontrar la ficha de proyecto en Banco Integrado de Proyectos.

La obra. En Batman, Joker quemando dinero.

// 12

GORE Maule: tropezando otra vez con la misma piedra

¡Se viene el año nuevo!, como ya sabrán, luego de la celebración de las Fiestas Patrias de septiembre, se avizora que la siguiente celebración que vendrá será la del fin de año. La típica época de cierre de ciclos, parabienes, propósitos renovados, en fin, lo necesario para un cierre como corresponde. O casi.

Ya el año pasado comentábamos que los resultados de ejecución presupuestaria no coincidían entre las distintas poblicaciones que emanan desde la Intendencia de la Región del Maule, además de no ser suficiente para la época del año. Por cierto, finalizaba aquel artículo con la interrogante de datos abiertos para la Intendencia.

Hoy, la situación no es muy distinta, con la diferencia que este post aparecerá en noviembre, vale decir, 2 meses antes que el anterior. Pero veamos. Por simple inspección podemos ingresar a la web coremaule.cl a analizar cómo vamos en el presupuesto cuando entramos a los dos últimos meses del año. ¿Sorpresa?… lamentablemente no.

Como ya es usual, no se expone dentro del sitio mencionado la información actualizada acerca del estado de las finanzas regionales, el mismo que afecta en su inversión a todos los habitantes de la región. Pareciera ser importante (¿?), más aun teniendo presente el par de meses que restan para finalizar el año en una región que esperaríamos se encuentre en plena reconstrucción luego de un terremoto de magnitud mundial: hospitales perdidos, familias viviendo en aldeas, y por cierto, todas las necesidades previas que ya existían y que en el juego de poker de la mesa del CORE aun estaban en las manos de los consejeros. Insisto, pareciera importante.

Ojo, acá el problema no es sólo un Intendente que no cumple con exponer la información que debiese a través del área de transparencia en donde debiese aparecer el uso y ejecución de los fondos presupuestados de forma actualizada que, por si se nos olvida, pertenece a todos los chilenos. (No estamos exigiendo aquí que publique cuánto gasta ni en qué en su constructora, aunque teniendo en cuenta el evidente conflicto de interés que se ha mantenido durante todo su  periodo, debiese exigirse también).

Como lo señalaba, acá el problema no es sólo el Intendente, sino también los cuoteados consejeros que a pesar de la dieta, lobby y proyección -que les hace vivir más en el futuro que en el presente- no les hace mayor ruido que el reflejo de su propio trabajo no sea expuesto como una forma de asegurar la transparencia al menos del uso de los recursos públicos definidos en gran medida por ellos mismos. Por cierto que no debemos obviar la obvia responsabilidad que compete aquí a los honorables diputados y senadores representantes de los territorios que comprenden a la región. ¿Qué acaso no importa cómo se gastan los recursos públicos?, ¿les parece que debiesen ser garantes de la ética de lo público?, ¿en algo se opaca la labor pública al no importarles una ley que -¡demonios!- se gatilló por senadores de la mismísima Región del Maule que vuelve a tropezar?

Esperaríamos que la información exista y esté en manos de quienes toman las decisiones -no hablo únicamente de GORE Maule- y que al menos esté dento de la agenda de publicaciones futuras. A pesar de esto, el propio fortalecimiento/debilitamiento de las organizaciones pasa también por el compromiso que tienen con el entorno y consigo mismas, lo que para entidades públicas, con financiación pública y sentido público es además exigible. Pues bien, ¿cuál será el siguiente paso?

Ojalá que este año antes del fragor del champagne tengamos la información públicada, consistente y sin ambigüedades.

// 237

Ese raro olor en Teno

Teno es el basurero de la Provincia de Curicó.

A pesar de este estigma, logrado gracias a una permisividad histórica que abrió de par en par las puertas a todas las empresas que quisieron instalarse allí, desde hace algunos años se ha explorado en el rubro turístico, el que a todas luces es más sustentable que las plantas de todo tipo que se han instalado a su gusto. Esto parece no ser suficiente. Teno alberga el mayor vertedero —basural— de la provincia de Curicó. Ciertamente un vertedero entrega fuentes laborales también, y bueno, si-no-lo-vemos mejor aun. Cabe hacer el ejercicio de pensar qué pasaría si se quisiera ubicar un vertedero en una comunidad más poblada y de mayores ingresos que Teno. Esto, tampoco ha sido suficiente.

Un flamante proyecto
En una inversión que supera los 100 millones de dólares, la empresa Forestal Arauco en su proyecto MDP* Arauco, instalará una planta de paneles en base a madera y astillas, además de una planta térmica para generar gases calientes y aceite térmico. Como era de esperarse, el proyecto contó con la oposición de la comunidad, parte de ella organizada enel Comité de Protección del Medio Ambiente de la comuna de Teno, lo que no fue suficiente para el Intendente, cuatro Gobernadores, los SEREMIS relacionados y la mayor parte de los Consejeros Regionales del Maule —si, esos que en pleno año de terremoto no saben cuánto se invitió el 2010 (si, en tres meses aun no calza el excel)— quienes votaron a favor de la realización del proyecto (12 a favor, 2 en contra). El proyecto fue votado el último día en que estuvo vigente la antigua ley ambiental, a pesar de los reparos de varias entidades públicas, entre ellos el SAG que consideraba los terrenos de la futura construcción como de gran calidad agrícola. Pues bien, los argumentos no fueron suficientes para la mesa preocupada por el medio ambiente regional. Esta votación hizo que incluso uno de los consejeros, Manuel Améstica, renunciara al CORE en virtud de ver el daño futuro de la planta y de la propia decisión de quienes parecen gobernar el Maule.

La falacia de la generación de empleos
Nuevamente también se esgrimió la cantidad de fuentes de trabajo. ¿Recuerdan cuando se optó por un Mall en vez de un colegio de excelencia utilizando la misma premisa?. Es complejo el equilibrio respecto a las fuentes de trabajo, sobre todo en el caso de la planta, dado que si bien en su instalación trabajarían 100 personas, durante la producción serían alrededor de 20 (para una población total de sobre 25.000 habitantes). Qué decir del vertedero.

Cuando hablaba de falacia en el párrafo anterior, lo decía en el sentido de ponderar otros factores que influyen en este tipo de decisiones más allá de lo que quede en la comuna que puede ser marginal. Llevando al extremo la situación, sabemos que el tráfico de armas, drogas, órganos y otros ilícitos también generan empleos y mucho mejor pagados que los que se encuentran en el ámbito de lo lícito, aunque como sociedad identificamos que “algo malo” habrá en este tipo de negocio que genera empleo sobre todo en segmentos más pobres de la sociedad.

Hoy nada de esto parece importar. Es que es Arauco. Es que me auspicia el festival, o manda a capacitar a profesores. Aquí no mueren cisnes, no se contaminan ríos, tampoco el aire con olor a sulfuro —si, ambiente con aroma a pedos (preguntar a la comunidad de Licantén, Curepto y Constitución qué opinan)— ni nada que se le parezca. La empresa se instalará, no contaminará, será supervigilada permanentemente por una autoridad medioambiental regional imparcial que asignará recursos suficientes para este fin, impondrá en Teno y no en Santiago, generará cientos de empleos y la gente de Teno vivirá feliz por siempre. Una maravilla.

El tema no ha quedado ahí. Las prensas ya comenzaron a imprimir a páginas completas los requerimientos afines a las relaciones públicas de toda empresa que se precia de tal. Desde luego los viajes tampoco se han hecho esperar, autoridad comunal incluída.

La antena de la discordia
Pero lo que era un problema económico y ambiental, pasó a transformarse en un problema político. La empresa de telefonía móvil Claro, en su pretención por instalar una antena de telefonía móvil, reactivó a la ciudadanía, quien más persistente que en el caso de la planta, obligó a las autoridades comunales a actuar —otras personas naturales incluso actuaron sin pasar por Alcaldía— llevando a la justicia a la compañía que instaló una antena ni más ni menos que a metros del mismísimo hospital. ¿Qué tal?

(En paréntesis cabe destacar un hecho sorprendente. Al consultarle a la SEREMI de Salud acerca de los efectos nocivos de las antenas de telefonía móvil, respondieron que no afectaba en nada a la ciudadanía. La alcaldesa confirma la afirmación. Cabe tener en cuenta que en la comunidad científica internacional aun no se resuelve si tiene efectos nocivos o no en las personas la instalación de este tipo de antenas. Estaremos honrados en publicar el artículo científico que presente ante la comunidad científica internacional la SEREMI en este humilde blog. Después de que lo publique la IEEE por cierto).

Ante una alcaldesa convertida en heroína por el cuidado a sus ciudadanos en el caso de la antena —presionada por los concejales, por cierto—, el concejal Cristi, desencadenó una jugada al pedir el mismo interés por el medio ambiente y cuidado de la ciudadanía —por la Antena— por la planta de Arauco y detener lo que calificó como show mediático. El tema no quedó ahí. Luego la Agrupación de Concejales Democráticos (todos menos dos concejales favorables a la alcaldesa) expuso a la comunidad la carta que rebasó el vaso en plena semana tenina, evento veraniego de la comuna.

La reacción no se tardó mucho y Jaime Pizarro, supuesto fundador de RN, pidió la renuncia a su militancia a través del diario familiar, saltándose, imagino, la institucionalidad propias de su partido. Muy democráticos por cierto. Todo esto por las opiniones disidentes respecto a lo que se esperaría de eso que se mal interpreta como “lealtades de partido”, en este caso, hacia la alcaldesa. Como si la alformbra pudiese soportar una situación que afectará a toda la comunidad. Y bueno, empezó la temporada de dimes y diretes día por medio en el diario familiar.

Mala memoria regional
Es interesante todo esto más allá de lo afectada que puede verse a la comunidad en el nuevo escenario ambiental al que se le expone por la propia falta de iniciativa de sus representantes, pero además, por que el Maule y Teno tienen historia de generación de cambios a nivel nacional. Desde la propia Independencia chilena hasta la Reforma Agraria y otros varios hechos, el Maule ha tenido algunas líneas en este guión que moldeó el devenir. Sin ir más lejos, el propio Naranjazo definiría en su momento un desequilibrio que rebarajaría el naipe desencadenando eventos hasta el día de hoy. En su momento se reorganizaron las fuerzas políticas de forma casi marginal del mismo modo en que está pasando el día de hoy y si finalmente luego de aquella elección de diputados los tres candidatos terminaron la jornada celebrando y con un Santiago desconcertado, esto puede ser el inicio de un nuevo reordenamiento que esperemos tenga como centro a la comunidad y al menos la lucha por hacer que Teno tenga un lugar digno en la región.

Al parecer el foco del quehacer político, política, la polis, la ciudad, definitivamente en Teno se perdió entre personalismos, problemas de autoestima, egos dañados, definición de futuros candidatos y uno que otro codazo que por mientras abre las puertas a todo lo que venga cuando de iniciativas que contravengan la convivencia armónica con el medio que está ahí desde antes que Teno fuese Teno. Ojalá la lealtad mal entendida pueda tener en cuentra primero el interés general y no el propio defendiendo en la situación que sea a una autoridad en particular. Esperemos que el aire penquista no penetre ahora al Maule. Menos pusilanimidad y más transparencia también ayudaría.

(*) Nota para periodistas profesionales (NPPP)
MPD: medium density particleboard (paneles de partículas de media densidad).

(En edición. Si desea aportar, deje su comentario)

// 602