La ética frambuesa

Hace algún tiempo, una alta funcionaria pública chilena (Elinett Wolff) fue destituida y con alboroto, luego de comprobarse que utilizaba el transporte de su cartera ,chofer incluido -Ministerio de Transportes, que ironía…- para distribuir frambuesas a restaurants de la capital. La funcionaria en cuestión ha sido nombrada para que participe en una Comisión de Transparencia de la Municipalidad de La Florida (WTF).

El problema fundamental dentro del nombramiento, es que no importa si un comportamiento es ilegal o legal, ya que previo a eso, existe una interpretación ética del acto y del funcionario en cuestión.

Reitero, da lo mismo que no haya existido o no una sanción legal al transporte de frambuesas para negocios familiares en vehículos públicos, lo que no da lo mismo es ponernos una venda y no solo mantener en el sistema público a personal éticamente no idóneo, sino llevar el tema al extremo y poner al funcionario -funcionaria en este caso- a la cabeza de una entidad que basa su ser en un sentido ético. ¿Será contratada como contraejemplo?

La responsabilidad de los medios
Chile tiene de todo. Cada cierto tiempo aparece en los medios gente que encuentra millones y los devuelve a sus dueños, gente honesta que entiende que más allá de lo legal, hay una noción de bueno|malo que se obtiene en los primeros años de vida y formación. Recuerdo que una vez, en el generador de caracteres, aparecía mientras uno de estos honestos chilenos devolvía una gran suma, la leyenda “el rey de los huevones” por devolver dinero ajeno. El tema es simple: cuando el relajo se masifica, los límites éticos simplemente no existen. Y ante tal relajo todo puede ocurrir.

La frambuesa de Jovino
Himbeere DSCF3863
Imagen por GflaiG vía Flickr

De los tipos que se encuentran en el poder ejecutivo –independiente de su calidad personal- podemos poner en tela de juicio su validez como integrantes ya que su rol se genera en un sistema arreglado con calculadora. Más allá de que sea “legal”, debido a que tal legislación emana de razones de conveniencia particulares.

El punto interesante aquí es que la ética frambuesa permitirá que Mariano Rajoy, perdón, me he traspapelado, digo que la ética frambuesa permitirá que Jovino Novoa, Senador, logre uno de los sitiales más importantes dentro de una “democracia”: la presidencia del Senado. ¿Y cuál es el problema?, el punto no es que ante algunos problemillas y muertes varias, tenga la opción de asumir la presidencia del país, sino que su condición de actor central durante la época de Chile que algunos políticos quisieran olvidar, convenientemente por cierto. Nuevamente el problema aquí no es la legalidad o ilegalidad, sino la fuerza ética, aquella que al menos de hace decir “si, lo supe y no hice nada” o poner cara dura y aparecer con un “yo no supe nada de eso”.

“No es razonable que acceda al segundo o tercer lugar de la República, y reciba honores y aplausos de moros y de cristianos, quien nunca ha dado explicaciones públicas acerca de su participación en un régimen, que mientras él era Subsecretario, violaba gravemente los derechos humanos”
Carlos Peña en El Mercurio (miente).

Gastar fondos públicos en campañas pro transparencia y anti corrupción es aceptable. Lo que no es aceptable, es que la institucionalidad pretenda que estas tengan efecto primero en la ciudadanía y luego en sus propios componentes, además, el sentido -quiero creer!- es que más allá de lo legal, existan consensos en lo que respecta al fondo ético primero de gobernar y desde luego, de vivir en sociedad.

// 731

8 thoughts on “La ética frambuesa”

  1. Muy buen post…

    Me imagino que también piensas que es la ética frambuesa la que permite que la Democracia Cristiana se encuentre de fiesta en estos días, celebrando alegremente un pacto con el Partido Comunista, después de que abrazaran en su momento, con la misma alegría, su caída con la UP… ¿o acaso no era el mismo ex Presidente don Patricio el que saludaba con tantos honores y alegría a la Junta Militar en el 73?

    Saludos.

  2. Lo mismo que le digo al Rector Peña: ¿Hasta cuando siguen con el mismo cuento, de la muertes , y la tortura, y otra pamplinas. ¿Por quá antes de cuestionar al Senador Novoa, no cuestionan a Bachelet, a Ominani, y cientos de terroristas que son responsables intelectualles y de hecho de cientos de civiles muertos, heridos, mutilados, destrucción de la propiedad, pública y privada? ¿Quén responde por los carabineros y militares muertos, cobardemente, ajusticiados a mansalva?
    Frescos y patudos, descarados y cínicos eso es lo que son.

  3. Responsables intelectuales de matar carabineros????
    No me agrada Michelle, pero otra cosa distinta es andarla equiparando falaciosamente a un terrorista.
    Seamos sensatos en nuestros puntos de vista.
    Gracias.

  4. Y ese es el punto: Demasiados ciudadanos engañados, o que no quieren ver lo que es correcto, ella, el año del atentado contra el ex-presidente Pinochet, “convivía con el vocero del FPMR, Alex Vojkovic, en cuya casa se hacían reuniones. ¿Estuvo a una distancia del delito como para crear “convicción de conciencia” de su responsabilidad?(HP de AI)”

    Otros antecedentes la acentúan. En su biografía, obra de Andrea Insunza y Javier Ortega, se la describe trabajando en el MIR (pp. 95 y 102). Y César Quiroz, fundador del FPMR, con formación militar en Rumania, Cuba y la guerrilla de Nicaragua, declaraba a “El Mercurio” del 27.04.03: “Hoy muchos de nuestros compañeros participan en el Gobierno de la Concertación. La ministra de Defensa (Michelle Bachelet) es una de ellos. Ella fue una persona que, en su momento, asumió nuestra opción”. Lo cual fue confirmado poco después por “encapuchados” del FPMR en conferencia de prensa (“El Mercurio”, 19.06.03). Y por Rafael Pascual, prófugo en Barcelona, quien en “La Vanguardia” del 20.03.06 revela: “Asaltamos el centro de la inteligencia militar, en Santiago: 17 muertos constatados…”. Capturado, se fugó: “Viví un año en la clandestinidad… En esos días conocí a Michelle Bachelet… Me compró un libro de Neruda, de los que yo vendía para sufragar el FPMR”.”
    No se necesita andar disparando para ser un terrorista, un ayudista un apologista un ideólogo del terrorismo, es un terrorista, del mismo modo del que aprieta el gatillo del arma, del mismo modo del que pone la bomba…lo deías es cuento…

  5. Amigos, creo que no entendieron nada.

    Podremos hacer el esfuerzo que a diario notamos en todos los medios en donde de tanto ir dardos entre ambos bandos, por debajo Chile va formando una mierda gracias al relajo ético.

    ¿Queremos ver problemas éticos de lado y lado? Podríamos estar meses solo en esa discusión. ¿Queremos verlos a través de la historia? Quizá años.

    La discusión basada en el “y como ellos” o en el “y tu también” no permite que veamos como en nuestro país completo el relajo permeó completamente nuestra sociedad. Si, puedo parecer fatalista, pero cuando aspiramos a que la única capa digna de temer sea la sanción basada en las leyes, es por que en algún punto erramos el camino.

    Podeis seguir discutiendo y tirándo mierda de un lado al otro, pero al menos les pido que le den una vuelta al asunto ya que esto es imposible de divulgar del modo arriba-abajo por que simplemente el techo es de vidrio (en todos los poderes, en todos los representantes y autoridades, sean delincuentes o no).

    Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *