Don´t cry for me BíoBío

Subiendo o bajando, JVR (Jacqueline van Rysselberghe) ha estado dentro de los Trending Topics de twitter desde la semana pasada, algo así como el ranking de los temas acerca de lo que más se ha publicado. Y no es para menos, ya que cuando se hace *eso* sobre el piano, es más complejo pararlo en redes abiertas que en nuestras clásicas noticias de TV, que durante vacaciones gustan de “informar” de cualquier boludez menos de noticias reales. Que la perra era loba, que el tapón de la piscina municipal, que la silicona de reñaca, en fin, se que me entienden y quizá también se han sentido un poco tontos en este periodo, pero calma, no eran ustedes.

Hay algo con la verdad, con ser honesto, con la sinceridad y lo público. Imagino que ya han visto el caso, oido las grabaciones y leido más de algún post o nota por ahí del tema. Asumiré ciertos datos ya conocidos para ir de lleno a algunos puntos que me parecen dignos de constatar. A modo de breve referencia diré que durante la semana pasada aparecieron grabaciones gracias al senador Navarro de Concepción, en donde una alegre Intendenta expone cómo falseó la realidad para que desde la capital enviaran mayores recursos luego del terremoto. Se abrió la Caja de Pandora y, grabación de audio mediante, no se quiere asumir el error evidente, la mentira flagrante. Para menos dudas, ya salió el video en donde es palpable su comodidad y seguridad discursiva.

Actos públicos grabados
No entiendo el problema de tener grabaciones de actos públicos de autoridades públicas, en labores públicas financiadas con dinero público. La premisa uno al optar a algún rol de esta naturaleza se condice con la pérdida de espacios de privacidad, lo que es una elección personal y conciente. El pequeño hombre ya ha aparecido diciendo que le merece “al menos una reflexión” hacer política por grabaciones, cómo si no estuviese conciente domingo a domingo que sus conferencia de prensa son grabadas y expuestas con posterioridad en medios nacionales. Absurdo.

Es de esperar que las grabaciones de todos los bandos sean públicas si pertenecen al ámbito de la vida pública. Desde la perspectiva ciudadana, me parece que fortalece mucho más a la democracia el exponer cualquier irregularidad en el formato que sea en vez de intentar apelar a las viejas costumbres secretistas y de clan que se sustentan con los fondos de toda la nación. Ya ha sido suficiente del jueguito con el dinero de todos. Quizá un comportamiento honorable y a la altura del rol público que se ostenta, sea un buen punto de partida antes de lloriquear por esta grabación o grabaciones futuras.

Mucho se ha hablado de transparencia e incluso se expuso el retroceso de la transparencia al volver a cerrar al acceso de medios de difusión las discusiones de comisiones de representantes públicos, pagados con dinero público discutiendo asuntos públicos. ¿Cuál es el miedo?

Un gran ejemplo
El fin no justifica los medios. Cabe recordar que esta frase se acuñó en una época en donde si era efectiva, pero me parece que en nuestra terquedad por vivir en un mundo en donde la racionalidad supere a la bestia, estaremos de acuerdo en que ya fue suficiente. Que una autoridad regional avale mentir para lograr un objetivo desde luego que es éticamente cuestionable, más aun lo es tener un presidente de un partido apoyando —ojo, representante del Maule— y a un Presidente de la República que prefiere mantener el statu quo antes de reconocer un error evidente para los 16.999.997 millones de chilenos.

Hace algunos dias super Golborne discutía —y no sin razón— en Magallanes con algunos ciudadanos que no se debía confundir o pasar a llevar lo que significaba la dignidad de la presidencia, de base republicana y democrática. Fue claro y consistente, pero la dignidad de la presidencia comienza por la dignidad del propio presidente. Evadir un hecho tan incuestionable, incluso grabación de por medio, es francamente un despropósito que lesiona a la democracia en su conjunto.

La triste realidad centralista
Independiente de que pueden haber “ciudadanos regalones” como diría Andrade, sobre todo de entre la base de votantes, no debemos dejar pasar una realidad que si bien indeseable, sigue estando ahí. La indolencia del centralismo si no ve al mundo cayendo a pedazos en regiones —mineros, Punta Arenas, terremoto, Punta de Choros, entre otros épicos temas— siempre preferirá darle más importancia a temas que están en donde hacen las encuestas y se concentra la mayor cantidad de votantes, vale decir, Santiago.

Si la intendenta, con mentira de por medio, aun no logró llevar la normalidad a un Concepción terremoteado, cabe preguntarse que habría pasado si no hubiese traspasado la línea ética. No justifico de ningún modo su actuar, pero pongo sobre la mesa que el sistema pone incentivos a este tipo de prácticas que, por cierto, no son nuevas. Ojo con la SubDeRe y toda la orgánica hacia arriba y hacia abajo, GOREs incluidos. (paréntesis: todavía el GORE Maule no determina la inversión que hizo el año 2010…)

El capital simbólico
Ha sido interesante todo lo que ha ocasionado esta situación. Lo más extraño son los apoyos y la pusilanimidad en torno al hecho. Es que este par de frases han sido notables:

“lo que hizo la intendenta es legítimo: aprovechó con talento una forma para solucionar los problemas de vivienda en Biobío”
— *Honorable Senador* Juan Antonio Coloma.

“hubo palabras desafortunadas, pero fue una intención correcta”
— *S.E.* Sebastián Piñera

Es cierto, podremos tener preferencias, el corazón más cargado hacia un lado que hacia el otro, pero cuando existen pruebas fehacientes de un hecho, no hay justificación para seguir negándolo, salvo problemas psiquiátricos. Era impresionante ver a las señoras defendiendo lo indefendible a un paso de los golpes a su referente, usando toda su potencia lingüistica para denostar a Navarro quien ya pasa a ser un delator a quien hay que crucificar.

El prestigio no se compra, y se pierde fácil. Eso debiese de saberlo cualquier político por más punga que sea. Ahora, lo más probable es que al igual que Yasna Provoste, intente una salida a lo Evita, llanto incluido, del estilo “lo hice por ustedes”. Mientras, un afanoso Coloma, seguirá poniendo la cara de palo, a pesar de saber, al igual que la señorita de la farmacia, que el olor a podrido se huele hasta en Magallanes.

Chilelics (ChileLeaks)
Ya lo decía en la introducción, hay algo con la verdad, con exponer sinceramente las posiciones en lo público. Esto nos golpea y nos golpea y a pesar de eso seguimos con lo mismo. Hace ya unos días pasó también con el caso de Marcelo Bielsa donde desclasifica información acerca del actuar de la dirigencia de la ANFP, y la organización ahí, como si nada, días antes con el episodio del helicóptero en donde se prefiere primero mentir antes de aceptar un error humano. Un poco antes en el Maule con la investigación de CIPER lo mismo, ahora esto, es como si ya el umbral de tolerancia hubiese cedido y valiera lo mismo ser derecho que traidor o ser un burro que un gran profesor. Y a pesar del desánimo que pudiera verse de estas líneas —sobre todo de las últimas— hay una pequeña gran diferencia con la que Santos Discépolo no contó en sus días: internet y redes.

Ya no es tan fácil pasar piola, sacarla gratis se vuelve cada día más complejo cuando ello afecta a la esfera pública y aunque a algunos no les guste o no entiendan de que se trata todo esto, se verán afectados de igual forma en el torbellino que no les da tiempo para estar preparados.

¿Trending Topics? Yo que usted me informaría.

// 878

2 thoughts on “Don´t cry for me BíoBío”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *