El último viaje

Dedicatoria
Por lo general no hago dedicatorias en los posts, pero este lo dedicaré a tres grupos. El primero a los Diputados, que estando encargados de fiscalizar se mantienen centrados en tirar caca al lado opuesto sin hacer la pega. El segundo a los Concejales, que por estar dentro de todo esto no se fiscalizarán a si mismos y, por último, a los medios de comunicación, que en su rol de “mediación” e “investigación” han preferido mantener el statu quo sosteniendo la premisa de no morder la mano que da de comer.

Transparencia pasiva
Por fin llegó. Luego de un periodo de extensión de tiempo solicitada por la Secretaría Municipal de Curicó, llegó la respuesta a la petición de viajes, montos, destinos y capacitaciones realizada el 5 de septiembre de este año vía Ley de Transparencia para el periodo 2008 – 2012.

La respuesta tiene de todo, desde información que no enviaron pero dicen tenerla disponible en la oficina (¿?) hasta información enviada en formato legible pero no procesable a la primera. Es trabajo poder procesarla para lograr información útil por lo que este post lo entregaré usando principios de agilismo para poder abordarlo ya que creo importante contar con este tipo de información -cerrada- para tomar una decisión este domingo. Este será el motivo del permanente “(en edición)” de más abajo.

Es importante señalar un supuesto fuerte: no cuestionaré la veracidad de la información ya que asumiré un trabajo profesional por parte de quienes generaron la información (noto más de una mano en la elaboración). El segundo supuesto es que la información está cuando debió estar, vale decir, no hubo espera intencionada en enviar la última semana previa a la elección. El tercero, es que ante la premura del cumplimiento del plazo se privilegió la entrega y no estandarizar la información (problemas de completitud, estándares, ¿ofuscación? y consistencia).

La metodología
Recibí 5 tablas Concejales del 2008 a 2012, 5 archivos excel de Funcionarios del 2008 a 2012 y 1 de alcaldes de 2008 a 2012. El primer paso fue estandarizar o intentar estandarizar la información año por año de modo de generar tres tablas: consolidado concejales, consolidado funcionarios y tabla de alcaldes. De esas tablas se origina la información que iré exponiendo en este post.

Luego de procesar y consolidar puedo decir un par de cosas. Como ya señalé, noté más de una mano en la elaboración de la información. Esto es evidente en el caso de concejales, en donde no se si por desorden, falta de estándares o simple ofuscación, ya que en un mismo año son visibles un pegoteo de información y concatenación desde una tabla madre, la que obviamente no me entregaron. Peor aun cuando se compara esta información con la entregada de Funcionarios: legible, clara, ordenada, en fin, digna.

Comparando también es evidente que o no se tiene la información o no se quiere entregar, la asociada a los proveedores de servicios de turismo, perdón, de capacitación en el caso de concejales. Pedí tanto para Concejales como Funcionarios el dato de proveedores, pero sólo llegó en el caso de Funcionarios.

Finalmente, cada tabla cuenta con un campo “monto”. Vienen además 3 ítemes no separados -brillante concatenación ¬¬ – con información de “viático”, “movilización”, “inscripción”. Obviamente, lleno de inconsistencias: unos tienen valores, otros no, sumados sobrepasan el valor de monto, otros están por debajo, etc. lo que me llevó a definir 2 resultados, uno con monto y el otro con el máximo entre “monto” y la sumatoria de “viático”, “movilización”, “inscripción”.

Los viajes
He hablado acerca de los viajes con dinero público anteriormente –los que a veces no sirven– y de ahí podrán revisar la línea argumental que da pie a esta petición y a analizar esta información por lo que no redundaré en eso y me enfocaré en la información recibida.

Rendición pendiente
Luego de realizar un viaje, se debe entregar el reporte de gastos realizados con dinero público. Realmente luego de cualquier gasto de dinero público debe realizarse una rendición. Básico. Parece no ser tan básico ya que todos los concejales tienen rendiciones pendientes.

En orden de incumplimiento: Luis Rojas (22), Mario Undurraga (20), Enrique Soto (13), Miguel Limardo (10), Jaime Canales (9) y Javier Muñoz (1).

Aunque parezca sorprendente, incluso faltan por rendir concejales del periodo anterior: Edgardo Barra (4) y Emiliano Rojas (1) por el año 2008. Recordar que la info es desde 2008 por lo que puede que para atrás persista la situación, vale decir, puede que incluso concejales reelectos tengan rendiciones pendientes.

El total pendiente por rendir supera los $25.000.000. ¿Los fiscalizadores se fiscalizan entre ellos, estando todos en evidente incumplimiento?, ¿Contraloría vió esto?, ¿Los diputados -fiscalizadores también según la Constitución- lo vieron?. Un osado podría incluso podría cuestionarse si esos viajes se realizaron, en vista de no haber rendición que los avale.

Gracias, tengo 6 candidatos menos de donde elegir.

Destinos
Esbocé este tema en otro post anterior. Algo pasa con Curicó que a los capacitadores no les agrada Curicó o bien en las cercanías no hay lugar como para capacitarse. Raro teniendo población flotante de sobre 6.000 estudiantes. En fin, los destinos más repetidos son estos según la nube de tags.

Nube de tags

Al parecer, las mejores capacitaciones y seminarios se realizan cercano a la arena y a las puestas de sol.

Es interesante el contraste de destinos que por ejemplo tienen los funcionarios municipales al momento de capacitarse. Además de tener capacitaciones online -sin moverse de la ciudad- se concentran en Talca y Santiago como muestra la nube.

Destinos funcionarios

Se ve clarita la prioridad. Me pareció positivo ver por ejemplo que uno de los pocos viajes al extranjero fue post terremoto en cómo abordar emergencias, tiene sentido, frente al gasto y a las otras giras turísticas. Este punto es importante ya que por lo general los funcionarios se mantienen dentro del munipio y, sobre todo en áreas técnicas, sería lógico capacitar de mejor forma para que logren una mejor administración ya que, quiéranlo o no, gran parte de la pega se aleja de los flashes y el glamour vinoso de ese de las publirevistas de papel couché.

(en edición)

// 617

Congresistas matando al cartero: el berrinche por Inspector de Intereses

Desayunándome este sábado, veo el titular del Mostrador que informa que “UDI evalúa tomar acciones legales contra Fundación Ciudadano Inteligente“.

Para dar un poco de contexto, la fundación lanzó una web que permite conocer los posibles conflictos de interés de los representantes basándose en las sociedades a las que pertenecen, llamado Inspector de Intereses. La batahola suscitada, además de abrir una olla de grillos que imagino no hay interés en abrir completamente, expone algunos puntos que me gustaría poner en la conversación.

Nadie comprueba, todos confían
Si hay diferencias en la información, en 1 empresa o 1000, claramente nos enfrentamos a una sutuación de falta de transparencia, dejadez o simplemente dolo. En este punto ciertamente se compromete la palabra de cada representante que da su firma, palabra y honor al momento de entregar la información como cierta; de paso, se evidencia la falta de comprobación por parte de la propia institucionalidad que recibe en un acto de fe de origen casi divino cada uno de los papeeles que los honorables y honestos representantes entregan. Recordar, una cosa es el poder conferido por una democracia sujeta con palitos de fòsforòs, pero otra cosa es el humano que se integra a las filas congresales.

¿Quién se equivoca?
Se intenta balancear la pesa de la culpa hacia el lado de la Fundación. Imagino que más de una carraspera ha ocasionado alguna de las aplicaciones que han lanzado dentro de la institucionalidad y que por lo mismo, este momento llegaría. Que una fundación cometa un error -inclusive habiendo enviado la petición de revisión a los propios congresistas, lo que me pareció innecesario- publicando información recolectada desde el SII y Diario oficial debiese de cuestionar la propia entrega de la información de los congresistas y no la publicación de la misma, dando la responsabilidad de veracidad a una entidad que intenta dar un poco de transparencia al juego opaco habitual.

Los molestos de siempre
Además de todo, expone un diputado que le ha molestado que se haya hecho un trabajo mal. Además de lo absurdo de la afirmación teniendo en consideración de que fueron avisados a tiempo para revisar la información. Sincerémonos y seamos francos, la afirmación debiese ser que les molestó que se haya hecho el trabajo.

También se habla del desprestigio a los parlamentarios, como si aquél dependiese de la exposición de datos que pudieron ser recolectados por cualquiera de nosotros. Me parece que la fuente del desprestigio al que la actividad congresista está expuesta tiene otro origen. La propia amenaza de las acciones legales denosta la labor parlamentaria al poner la vara de lo que sucede cuando un osado traspasa su línea.

De la política a la técnica
En un par de ocasiones he conversado con gente del equipo técnico de la fundación y hemos compartido lo dificultoso que puede ser osar intentar siquiera el emprender una acción pro transparencia. Pasa a ser gracioso que de donde nace la propia ley de transparencia no haya consenso en estándares mínimos a cumplir. Cualquiera que ingrese a los sitios de transparencia de la cámara de diputados o del senado podrá notar que la información es distinta tanto en amplitud como en profundidad y forma de publicación. Esto impone obstáculos más allá de lo político, pasando a lo técnico en cuanto a la recopilación de información y publicación actualizada.

Pareciera ser que la transparencia debe argumentarse cuando se acercan las elecciones, de modo de blanquear las negras capas que opacan la labor congresal, aunque se agradecerá que para la Ley de Transparencia 2.0 haya al menos un acuerdo en qué deben publicar quienes hacen la ley.

¿Generar una API para tener las votaciones actualizadas, la asistencia al día, transmisión online de las comisiones o acciones de OpenData es muy complejo?, ¿Es que acaso existe la intención de transparentar más allá de la declaración de buenas intenciones a la labor pública desarrollada con dinero público que ejerce el Congreso?.

La duda queda.

// 185

Data.gob.cl, su primer día público

Hoy se ha lanzado el portal de datos del estado de Chile: datos.gob.cl. Me habría gustado haber escrito este post antes, pero dar el primer puntapié suele ser positivo desde la potencialidad que toda iniciativa de este estilo tiene. Recordar que las conversaciones iniciales partieron por allá el 2009.

Como marco general, sabemos que datos generados con dinero público son miles a cada segundo y, de los que se publican, se mantienen dispersos en la web, muchos de ellos sin respetar criterios que esperaríamos de este tipo de información (temporalidad, integridad, licenciamiento, etc.). También sabemos que existe información pública que no se expone y que, incluso luego de ser solicitada teniendo en consideración su naturaleza, el propio Estado limita su acceso (aló Congreso?).

Tal como lo he señalado un par de veces acá y como expuse en la última versión de la CISL Argentina 2011 (debo post), esperaría que la adopción también tuviese adaptación a las realidades locales, a la chilena en este caso. A pesar de ello, las referencias “clásicas” nos inducen algunas expectativas, como por ejemplo la de contar con datasets abiertos a disposición de quienquiera usarlos o bien elementos de interoperabilidad en cuanto al acceso a la información. Al día de su lanzamiento, existen 30 vínculos a webs, muchos de los cuales tienen problemas de temporalidad, formatos y posibilidades de uso real. Por cierto, aquellos 30 no son los únicos existentes, inclusive de las propias entidades aun no se incluyen todas las fuentes linkeables. Pero si, es recién el primer día.

Como todo poder genera un contrapoder, esperaría a ver emerger los cerradores de datos, los que intentarán mantener “resguardados” algunos de los datos del espacio público. Es posible que necesitemos nueva legislación (Ley de Transparencia 2.0), quizá mayores restricciones que protejan –pero de verdad, parando la venta/entrega de datos a empresas por ejemplo- a los ciudadanos y sus datos personales (rut, información médica, información financiera, etc.). Habrá que estar atento entonces a todos aquellos que intenten meter de contrabando cortapisas a información que se intentará mantener como reservada.

(no desconozco en este punto, desde un nivel más alto, la preocupación que en torno a la Modernización del Estado me sigue generando la ¿existencia? de la Estrategia Digital y el real interés de potenciarla desde el propio gobierno)

Desde la comunidad de open data o datos abiertos estoy seguro que seguiremos expectantes esta importante declaración implícita –siempre se supone que lo lanzado implica importancia y valoración en si mismo de lo que se lanza- y su evolución que cumpla las expectativas en todo lo que significa para la ciudadanía y su enorme potencial.

// 431