Concejales viajeros: el retorno del dragón

La Región del Maule está formada por 30 comunas, en donde las dos comunas con mayor cantidad de habitantes son Talca y Curicó. Esto es bien sabido por cualquier senador, entendiendo que la redefinición de circunscripción así lo definió, bajo su aprobación, por cierto. A la par, el nuevo Distrito 17, está conformado según la nueva ley por las comunas de Constitución, Curepto, Curicó, Empedrado, Hualañé, Licantén, Maule, Molina, Pelarco, Pencahue, Rauco, Río Claro, Romeral, Sagrada Familia, San Clemente, San Rafael, Talca, Teno y Vichuquén, donde Curicó y Talca tienen mayor cantidad de población, vale decir, la mayor cantidad de potenciales votantes. Esto es sabido por cualquier diputado, ya que también contó con su voto.
En octubre habrá elecciones de senadores y diputados, también en nuestra región y es ahí en donde se desarrolla esta historia.
La plataforma sobre la que se erige el sistema piramidal de representación comienza en los propios concejales y alcaldes, que en su momento contaron con el apoyo de representantes, diputados y senadores para reelegirse, ya que en el “hoy por ti y mañana por mí” vendría la elección siguiente en unos meses más.

Existe temor ante una baja sostenida de participación, donde cualquier desaguisado podría cambiar un resultado totalmente predecible.
Y si hay un temor en un representante, es de dejar de serlo.

Desde ayer en la tarde trascendió el veredicto de la Corte de Apelaciones de Talca, quienes en fallo dividido desestimaron la sentencia entregada en la instancia judicial anterior. Recordemos que el fallo, en lo profundo, cuestiona a todo un periodo de Concejo Municipal de Curicó (2012 – 2016), fundamentalmente en lo que se ha venido a denominar como Caso de Concejales Viajeros. En esta serie por capítulos, nos fuimos enterando del juego del cuoteo de viajes, de rendiciones pendientes, de mentiras comprobadas, de falsificación de documentos, de complicidad activa y pasiva y por cierto, de una comunidad a la que no le importa mucho volver a reelegir en tan bello marco a quienes no tienen mayor problema o pudor por volver a poner su nombre en un voto. Pero bien, ya pasó esa larga etapa en donde la Fiscalía también puso su firma, cambiando fiscales ya que según dijeron, la carga laboral era demasiado intensa. Tanto, como para avanzar en semanas lo que no pudieron concretar en años.

Pero volvamos al resultado en Corte de Apelaciones. Revisando en post anteriores, en marzo de 2016 incluimos un análisis de escenario en la columna ¿Y si llegamos a un acuerdo? . Decía más o menos así:

“Caben 3 opciones para los formalizados: Ganar (logran llegar a un acuerdo, o bien la justicia decide que aquí está todo ok y no hay que seguir adelante), Perder (los demandantes logran que la justicia de un veredicto favorable) y dilatar, que sería como una suerte de empate. Sin embargo, los 3 escenarios son de pérdida, veamos: Ganan, la ciudadanía considerará que hubo arreglo; Pierden, evidente, pérdida; dilatan, pérdida de opción a reelección.”

Estamos en algo que se parece al primer escenario, donde la justicia ha decidido que todo está ok. Si, mejor dicho, si pero. El pero podemos dividirlo en dos líneas, la primera es la de un fallo que no es unánime, vale decir, las posturas en contra del fallo también dejan consignada la divergencia en el criterio. La segunda, es la del escenario, donde de todos modos hay pérdida dado que se considera que hubo arreglo. Esta opción toma fuerza cuando se mira con distancia el caso y se observa la temporalidad de ambas líneas de tiempo, la del caso y la de elecciones, en particular, elecciones municipales. Eso, hacia el pasado. Mirando hacia el futuro y teniendo en consideración la necesidad de mantener todo lo más perfectamente quieto de aquí a octubre y con foco en lo realmente importante -mantener el rol de representantes- parece una interesante coincidencia temporal la de demorar a penas unas semanas y emitir un fallo. Es cierto, quizá sea sólo una coincidencia, doble en este caso. Sería sencillamente impresentable que un poder presionara a otro poder en nuestra república, o que se intentara resolver “de forma razonable” un caso en vista de la presión de uno u otro caudillo local. Sería impresentable, es cierto. La justicia no tiene espacio para cocinas como las del poder del frente, o eso es lo que todos esperaríamos. Los Master Chef no tienen espacio aquí.

Como ya hemos visto, la ética se mueve en ámbitos superiores que los de la legalidad. Podrá ser interpretado como sencillas “irregularidades” por parte de la justicia el mentir y falsificar documentación, todo en el contexto del uso de recursos fiscales por cierto. Es por eso que quienes pensamos que los representantes deben tener un actuar ejemplar, no deberíamos tener dudas de la altura de la exigencia, por el contrario, tendremos que mantener la línea, de modo de cambiar representantes que sí estén a la altura de lo que significa representar.

Ojalá se prosiga en la siguiente fase, la Corte Suprema. Que el caso salga del contexto maulino para analizar el caso a distancia suficiente. Mientras, mantengámonos atentos a las líneas de tiempo, esas que de tanta coincidencia podrían llegar a ser peligrosamente una en el Maule.

// 7

Los viajeros, el poema

Bien, me imagino que ya han visto el video de la declamación del poema ganador de la quinta versión del Concurso de Poesía Gladys Thein de la Biblioteca Municipal Tomás Guevara Silva. Este poema, que raya en la composición épica, logra lo que a toda obra de arte aspira, vale decir, emocionar e impactar a quien la aprecia. Desde lo local y aunque suene un tanto desproporcionada la comparación, logra capturar el momento plenamente como lo haría el Guérnica en su momento. Es local, pero también es universal, captura un momento no sólo visible en Curicó, sino en varias comunas e incluso acercándose a la crisis de representación en general.

En versos casi épicos, el autor es bastante claro en el mensaje. Por lo mismo valga el freno de mano antes de proseguir. Tal como la guardia del castillo asesinaba al mensajero con malas noticias, ya se vió la presión a la que fueron sometidas áreas del municipio durante el proceso del que da cuenta el poema, sobre todo las relativas a entrega de información y transparencia del municipio. La Biblioteca es municipal y ya debe haber comenzado el ciclo de telefonazos para pedir explicaciones y, teniendo tres personajes del poema en cargos reelectos, ya debe estar reactivándose la máquina. Seré más directo: no la carguen con la biblioteca o con el equipo de la biblioteca.

Si tiene el efecto logrado, es por que esta obra aplica en diversos escenarios. Es cierto, hay formalizados atados al árbol pero es irrelevante mientras los votantes sigan convirtiendo su error en complicidad. Esta escena, como decía, no se limita a un evento -caso de concejales viajeros- sino es totalmente vigente por ejemplo a la elección que tenemos por delante. Diputados y Senadores también están presentes en el poema, por lo que pasa a ser también una necesaria alerta ante la oportunidad que se abre.

Los viajes inútiles, la esperanza de la gente, el vínculo nefasto entre congresistas alcaldes y concejales, los pendientes sin resolver, los buenos pero silentes, la detención ciudadana conceptual, la comunidad haciéndose cargo de la inacción de los representantes, la salud y educación, los años de nada, la pobreza, la esperanza por que el cambio sigue estando en la punta del lápiz de mina, etc.
Todo esta ahí.

Tenía algunas anotaciones y versos marcados, pero prefiero que la obra quede plena y expresiva para que usted, letrado lector, se deleite. Comente y reflexione en los comentarios, usted puede ser parte de esos niños que se conviertan en dragón.

Los viajeros
La tribu tiene hambre porque la tierra ya no responde
murieron los últimos curanderos
y el miedo a una plaga nos carcome
Los cobardes son electos por valientes
y salen en búsqueda de una cura a males que todavía desconocemos
Lo poco que tenemos se lo llevan en su peregrinaje
y nos dejan solos, solos con una promesa.

Los días pasan y nada pasa
el invierno es crudo para los que nos quedamos
pareciera que la tierra quiere sacudirse de nosotros
el fuego quema nuestras cosechas
y solo el sabor a cenizas perdura en nuestras bocas
Algunos todavía esperan con esperanza a los viajeros
pero las promesas no calientan ni llenan

Es el miedo en los ojos de la tribu el que nos mueve
enterramos a nuestros muertos bajo la nieve
y ofrecemos sus cadáveres de abono al suelo
Hicimos un nuevo trato con la tierra
la regaríamos con nuestras penas
y ella nos regalaría sus capullos de algo parecido a la felicidad

Volvió la risa a la tribu
niños sin miedo nacieron
El trabajo era duro
Pero sus frutos honestos
Volvió la primavera pero con ella también volvieron los viajeros

Ropas de oro portaban y relatos de las tierras más lejanas
donde incontables Dragones rasgan cielos
Los viajeros arrodillados les describen nuestra tribu
donde el agua es negra y ríos purpura bañan la tierra
los dragones se regocijan y ofrecen cumplir sueños
nos bañarán a todos de oro
si y solo si obedecemos sus mandatos

Nuestros ilusos ojos se abren para no ver
salivamos ante la avaricia de las posibilidades
tenemos que entregar nuestros frutos de tributo
a los viajeros que se proclaman salvadores
ya que solo ellos saben la ruta a los dragones

Los niños sin miedo se niegan
“ya tenemos suficiente y el próximo año tendremos más
no conviertan el error en complicidad”
pero ellos no saben de la maravillosa fantasía de una promesa imposible
de un descanso eterno a estas manos cansadas

Los viajeros vuelven a partir y nosotros nos volvemos a quedar
cuando finalmente llegó la plaga solo teníamos una promesa
Cada año habemos menos y cada año los dragones piden más
las promesas siempre se cumplen el año que vendrá
pero la tribu ya está harta ¡los viajeros no viajan más!
Procesados y atados al árbol se quedan
Ya nadie hará los viajes por nosotros
y serán los niños sin miedo los que en dragones se convertirán.

Agradezco el que Joaquin Rebolledo haya compartido su obra en el concurso y que se haya tenido la altura de miras por parte de los responsables del concurso para identificar la oportunidad de abrir a la comunidad líneas que también son expresivas de ciudad, de su presente y futuro, donde el arte también emerge.

// 8

“¿De qué sirven los diputados? ¿De qué sirven los senadores?”… y los concejales?

Quizá ya vieron el video de la nueva funa hospitalaria. En ella, durante una conferencia de prensa acerca del permanente inicio de la construcción del hospital -aún pendiente- y jugando el juego de la preguntas de los medios -realmente indiferentes al hecho- una señora pregunta “¿De qué sirven los diputados? ¿De qué sirven los senadores?” en presencia del Diputado León en el set además de un conjunto de Consejeros Regionales que parecen disfrutar que la pregunta no va para ellos, aún cuando son responsables centrales de estos 6 años. Revisando, Hugo Rey hábilmente se escapa de la escena.

El juego de la “ejecutividad” tiene esta ingrata trampa: el hacer creer que la labor legislativa realmente es ejecutiva, exige tarde o temprano la definición real de algo que no es, en este caso, ser ejecutor y no legislador. Puede un diputado o un senador tomar acciones del poder ejecutivo: no; eso le compete al poder ejecutivo lo que en una república con poderes independientes no es posible. Las canchas de fútbol, las sedes sociales, el pavimento, las llaves entregadas, son espejismo de una supuesta ejecución de quienes hemos elegido para legislar. Si, por si no lo recordaba o si lamentablemente no tuvo Educación Cívica, los diputados y senadores son legisladores, no ejecutores.

Por si no queda claro, es como el policía en el incendio. Efectivamente, el policía puede apoyar en un incendio, pero estaremos en el peor de los mundos si el policía intenta ser permanentemente bombero o hacerle creer eso a la ciudadanía. Policías son policías, bomberos son bomberos.

¿Qué dirán los diputados y senadores a la señora que hace la consulta?¿”No deberíamos haber ofertado acciones que le competen a otro poder del Estado”?¿”No depende realmente de nosotros pero nos gusta aparecer en la prensa”?¿”si, ya van 6 años pero nos comprometemos a lograrlo ahora si”?

Cabe recordar, como siempre, que además tienen una importantísima función además de legislar: fiscalizar. Fiscalizar, si, fiscalizar. Si ya vieron algunas de las entregas de este blog ya conocerán del caso de los Concejales Viajeros, pues bien, episodios como esos pasan efectivamente por no fiscalizar. ¿Podremos pensar que, en lo que se las dan de ejecutores, se desconcentran de una de sus responsabilidades fundamentales? Ojalá fuera eso, pero sabemos que realmente el problema de fondo es un conflicto de interés que a nadie sorprende (Ej.: diputado fiscalizador paga a concejal fiscalizado, senador paga a concejal fiscalizado, etc.,lo que RTL y DLP nunca dirán ¿le fiscalizarán?).

La máquina completa se sustenta en base a la capilaridad del sistema, es por este motivo la importancia de octubre. Un alcalde hoy, puede proyectar a un diputado o senador mañana. Este es uno de los motivos de la importancia de octubre. No deje de tenerlo en mente.

Y, ¿de qué sirven los concejales?
A meses de haber confesado, el concejal Canales (UDI) aún no renuncia, persiste.
En compañía del concejal Undurraga (UDI) -aprovechando el contexto hospitalario- carroñean la presa fácil sin importales la asociación directa con el siempre astuto diputado Morales, que no está en la escena. Diputado, también fiscalizador, que tampoco fiscalizó a los telecomandados concejales.

Decía que le faltó una pregunta posterior a la señora en este marco formidable: ¿De qué sirven los concejales?. Bingo: para fiscalizar.
Nop, no es un chiste ni ironía, los formalizados tienen esa responsabilidad, ni más ni menos que fiscalizar. ¿Cómo llega un grupo completo de fiscalizadores a este punto de las cosas? ¿debemos creer su sincera intención por lograr con prontitud un hospital?
Obvio que si, lo hacen por nosotros y debemos confiar plenamente.

Maule always surprising.

// 42

¿Y si llegamos a un acuerdo?

Hace unos días en Talca, el secretario del Tribunal Electoral, quedó en prisión preventiva. Qué tal.
El acusado, públicamente fue interpelado por el fiscal a cargo, ya que veía como un acto impresentable reintegrar el dinero para intentar pasar piola. “Eso no corresponde” decía el fiscal en Talca.
¿Les suena la historia? Se parece a otra, aunque la interpretación es totalmente opuesta: el fiscal curicano, más que fiscal parecía defensor solicitando analizar la posibilidad de llegar a un acuerdo de modo de no llegar al final del proceso. Y todo bien. Meses de investigación e incluso habiendo explícitos y públicos mea culpa, se coronarían por unos 300 o 400 mil pesos y trabajos voluntarios. Y todo bien.

Esta diferencia de criterio es digna de ser revisada, entendiendo que, al igual que de los médicos podrá depender la vida, de abogados y fiscalía en este caso depende una libertad de un inocente o la pérdida de la misma para un culpable… o viceversa.

¿Existe un orden en la fiscalía?
¿Existe un orden en la Fiscalía del Maule o “viva la autonomía” y que cada uno vea lo que hace? Si la opción es la segunda, depende del fiscal que me toque el resultado que tiene mi causa. Habría entonces fiscales blandengues y otros no, vale decir, la libertad estaría entonces dependiendo no de un sistema armónico, sino de los individuos asistémicos desestandarizados. Pucha, “no nos tocó el bueno”, sería una opción en tal escenario.

Entendiendo que los defensores defienden (nada se de por obvio en el Maule), parece asombroso -para quienes no somos abogados- que el fiscal pida terminar anticipadamente su propia labor investigativa. Públicamente en cuestión dado que incluso aceptando la culpabilidad de al menos un par, no acepta seguir y pasa a tomar rol casi de defensor. Peor aún cuando una de las medidas que pide -trabajos voluntarios en Hogar de las Hermanas del Buen Samaritano- lo asocian directamente con un sesgo religioso ya advertido como eventual incompatibilidad, toda vez que según se ha expuesto en medios, sería parte interesada en la reconstrucción de templos católicos en la ciudad de Curicó… la misma ciudad que tiene como mesa directiva los actuales formalizados y… un Alcalde. Que cada quien crea en lo que quiera, pero el diablo en los detalles.

La llegada
En ese escenario llegó hoy el fiscal, dispuesto a aceptar un acuerdo intermedio, cuestionado por su cercanía religiosa, por una investigación que no avanza y que, cuando lo hace tiene una sutileza selectiva que, aún asumiendo públicamente un par de acusados, no es suficiente como para lograr algo sustantivo.

Si me lo preguntan, mi sensación respecto a todo el proceso es que no llegará a nada, que ni siquiera cambiará todo para seguir igual, Talca seguirá con el joystick y un teléfono seguirá rindiendo más que años de formación en el Maule. Hoy, Jueves Santo, donde la imagen bíblica es la de una mesa donde aparecería la traición, según mi profecía se repetiría la historia. No fue así.

La salida
Y que decir de la salida, peor aún. El juez hoy fue el encargado de recordar de qué se trataba todo esto “es determinante la condición de estos imputados; es decir, ser funcionarios públicos de directa representación ciudadana y electos por ella. Y el hecho de imputárseles delitos que no solo afectan los caudales públicos y fiscales, sino que también atentan contra la probidad, la dignidad y la integridad del ejercicio de esa función pública. Los acusados encabezan la jerarquía que como ciudadanía nos damos para lograr definir el futuro. Esa jerarquía es la que está en duda. Y lo peor, esto no viene desde ahora, lo que abre la pregunta acerca de contratos, licitaciones, acuerdos, convenios, otros viajes, prebendas, despidos, en fin: si estuviste dispuesto siendo concejal a trucar boletas, ¿qué podemos esperar?. Y los partidos, los que entregaron el cupo: mutis por el foro, “no se oye padre”, “ah no se na yo”. Cero, repito, cero autocrítica. Capaz que hasta salgan con ganas de re-re-reelegirlos. Por eso fue importante poner en la mesa que esto no es sólo cambiar un seis por un ocho o un cuatro por un nueve: hubo un plan, encabezado por funcionarios públicos de directa representación ciudadana (no me pidan esperar el final del juicio, habiendo mea culpas, devoluciones de dinero y cuando todos estuvieron dispuestos a pagar por terminar rápido guardándose su deseo de ratificar inocencia).

Los escenarios del fiscal
Veo cuatro caminos posibles para el fiscal.
El primero es dejar la causa por decisión personal, lo que analizando el perfil del fiscal, no pasará: es ceder a presiones, perdería sentido de misión, etc..
El segundo es que desde la dirección lo obliguen a dejarla, lo que tampoco pasará: sería admitir el propio error de no haberlo hecho antes, quitarle el piso a un fiscal, agregar “incertidumbre” a la causa, etc.
Nos quedan dos escenarios que a mi juicio son ambos favorables al fiscal: poner el acelerador a fondo y redefinir la investigación tomándola realmente en serio -lo que implicará incluir a un nuevo ex concejal clave…- con un caiga quien caiga tatutado y honrando la labor de fiscal; o bien, mantener el ritmo cancino, alejado de la incertidumbre, esperando a que todo esto termine.

Escenarios para los formalizados
Caben 3 opciones para los formalizados: Ganar (logran llegar a un acuerdo, o bien la justicia decide que aquí está todo ok y no hay que seguir adelante), Perder (los demandantes logran que la justicia de un veredicto favorable) y dilatar, que sería como una suerte de empate. Sin embargo, los 3 escenarios son de pérdida, veamos: Ganan, la ciudadanía considerará que hubo arreglo; Pierden, evidente, pérdida; dilatan, pérdida de opción a reelección.

La primera línea
En este ajedrez, parece claro el esquema de peones al rey. No da lo mismo el orden de los factores o de caída en este caso. Entendiendo los modus de la Agrópolis, está claro quien es quién.
Por favor no matar al cartero, esto es un análisis.
Éste debería ser el orden de caida:

  1.  Los peones: la mujer, los nuevos. En ese orden, primero debería ser la mujer y, en caso de requerir más de un cordero de dios -para lograr esta suerte de expiación comunitaria- la lógica del modus nos dice que deberían ser los dos recién ingresados al circuito. ¿Les suena consistente con el desarrollo de los hechos? En una comarca conservadora, tiene pleno sentido.
  2.  Los útiles. En segunda línea de esta suerte de defensa, debería aparecer el set de “antiguos” concejales, la manada como le llamaría Francis.
  3.  El rey. La línea que aparentemente es la final, es la del rey. No debería correr peligro mientras los demás van saliendo del tablero teniendo en frente a un jugador vendado y sueco.

No es una apuesta, simplemente llamo a atención respecto de cómo se suceden los hechos en caso de darse el escenario de “Perder” del punto anterior.

Como en toda partida también hay un par de opciones adicionales, la primera es la de escapar y salir corriendo (pérdida), pero la otra que comienza a llamar la atención es la de darle una patada al tablero.

La patada al tablero
Cuando se declara ante un fiscal, quien declara puede hacer pública su declaración. Eso está pasando, lo que comienza a configurar una notable patada al tablero, cuando un conductor/transportista acusa que el alcalde está también implicado. De sus declaraciones en medios, da a entender no sólo que el alcalde tiene plena conciencia de aparecer en las boletas sino que, además, el diputado lo sabía.

Esta declaración no habría sido tomada en cuenta por el fiscal. Una cosa es que un abogado lo plantee como una preocupación desde la abstracción, distinto es que lo plantee el propio declarante y en medios para visibilizar su punto. De ser cierto, se consolidan varias premisas: el alcalde sabía lo que ocurría, el fiscal estaba enterado de la situación, el fiscal no dio peso a la declaración, el fiscal mantuvo info sin difundir. ¿Hay más info?, ¿No tiene sentido nuevas “diligenciass”? ¿Esto aparecerá en las apelaciones en Talca o no llevará el testimonio? ¿Se mantiene el interés de tomar parte como defensor?

Julieta Maureira tiene un punto
En el video de la sesión notable (04:35:00) -novena sesión ordinaria y vaya que lo fue-, donde la única mujer del concejo comparte con sus colegas cómo el alcalde la acosó en plena presentación de una política municipal de la mujer (política que aún no vemos), en plena semana de la mujer con la frase que postula a ser la frase del año –”ten cuidado, no te quedes mucho rato así”– lanza un par de ideas importantes. Cabe señalar previo a detallarlas, que bien puede ser un tongo y escenificación solamente, de todos modos valga recordarlas. Una es acerca de la permanente no-valoración del trabajo de otros por parte del Alcalde y junto con ello, expone abiertamente que nada de lo que ocurra tendrá eco en medios de comunicación, al estar pagados por el municipio. Lo que hemos dicho y redicho acá, acerca de la responsabilidad de los medios de “mediar”, de que deben llegar medios nacionales para que logren hacer cobertura reales, de que la sobrevivencia lleva a guardarse en el bolsillo todo pudor incluso llegando a vender portada completa, queda subrayado. Hoy no fue la excepción y salvo un par de medios de forma esporádica, la cobertura fue pobrísima a pesar de definirse parte del futuro de quienes supuestamente guían la ciudad. Otra vez los medios fueron más mitad que medio.

Volvamos a la majadería por si no es obvio
Hasta el cansancio hemos dicho en este y anteriores posts que aquí hay varios pasando piola.
Una cosa es el carril judicial y otra distinta es el carril político. Aquí no hay ni pausa de militancia, menos habrá renuncia y, a pesar de 1) haber hecho meaculpa en conferencia de prensa admitiendo todo, 2) haber reintegrado dinero al municipio y 3) estar dispuestos a llegar a un acuerdo importándoles un carajo defender su inocencia, mes a mes seguirán cobrando. Esto a nadie parece hacerle ruido. Todo está muy bien, aquí no pasa nada, Murdock es un idiota y las funas no tienen sentido.

¿Un mea culpa en occidente no es motivo suficiente para renunciar por amor propio? ¿pensarán que creemos que son filántropos cuando reintegran dinero al municipio? ¿Pensarán que no notamos que hoy estuvieron dispuestos a ceder la oportunidad de mostrar que todo era falso, asumiendo implícitamente la culpabilidad patrocinados por el fiscal?

De todos modos confiaremos plenamente en sus decisiones, sobre todo las asociadas a presupuesto y en especial si de viajes se trata. Cuando sesione nuevamente el concejo pleno, como si nada pasara, veremos cómo funciona el Maule.
Mientras, el oloroso muerto se sigue pudriendo en el ropero.

// 547

10 segundos

Si estos cuatro años los representáramos como un minuto, estaríamos en el segundo 50, vale decir, nos faltarían 10 segundos para terminar el periodo municipal. 10 segundos. Decía anteriormente que hay algunos que postulan que los periodos deberían ser de dos años solamente: el primer año de escoba nueva y luego el año de intento de reelegirse. En el caso de Curicó no es la excepción en el inicio del fin de uno de los periodos más olvidables que tengamos en mente. Pero quedan 10 segundos.

Terminamos este minuto con una mesa de concejo cuestionada ya a tal punto que incluso, confesión mediante, integrantes siguen asistiendo a sesiones, tomando decisiones por nosotros, viajando, y desde luego cobrando a fin de mes por su trabajo. Aun siendo reprochados por una comunidad plena, la dignidad esencial no se deja ver y se persiste en llevar un cargo a pesar de mea culpa con llanto incluido. Si: con confesión incluida, se sigue cobrando a fin de mes. ¿Qué tal?. A tal punto llega el asunto, que luego de disque inocentes, se ponen a reintegrar más dinero del que incluso se les acusa. Esto ya es filantropía. Pero…  aún quedan 10 segundos.

Vendrá pues, la avalancha de promesas, inicio de actividades y cintas que válidamente nos harán preguntar ¿y por qué no se hizo antes?. A 10 segundos del fin del periodo y frente a una elección donde varios pretenden reelegirse, vale la pena estar atentos. A 10 segundos del fin, se ha desencadenado una proactividad notable donde la Farmacia Popular será una realidad, donde todos tendremos nuestro propio basurero –y gratis!- y donde aún quedarán segundos para mostrar todas las inmensas ventajas de ser reelectos.

Por cierto, todo dentro del contexto de modificación de factores higiénicos, vale decir, los comprables, rápidos y de respuesta satisfactoria rápida. Mejorar la salud comunal? Mucho tiempo. Mejorar la educación comunal? Mucho tiempo. Regalar remedios o lentes puede ser. Regalar mochilas y buzos puede ser. Basureros gratis también puede ser. Satisfacción instantánea, garantizada, ahora, en menos de 1 segundo. Eso, instantaneidad, algo que ver, algo que tocar, algo a dos clics.

En la serie de divulgación científica “Cosmo” se realiza el paralelo entre un minuto desde el big-bang hasta el día de hoy, exponiendo cómo el peor daño se ha realizado en el último segundo que es cuando aparece el hombre sobre la faz de la tierra. Nos quedan aún 10 segundos.


PD: sólo falta que censuren el humor en el Festival de La Vendimia.


La obra. Esta columna es decorada por la obra Alegoría del Buen y Mal Gobierno. A la derecha, la mujer también tiene un reloj al que restan 10 segundos de arena.

// 568