Conciencia en democracia

Senadores y diputados han sido electos por la ciudadanía, quienes a través del voto les han elegido como sus representantes. Vale decir, diputados y senadores representan.¿Qué representan?¿Sus propios intereses?¿Los intereses del partido? según entiendo representan a un espacio territorial definido. Emerge entonces mi duda cuando aparecen diciendo que la píldora del día después es “una cuestión de conciencia”, como si fuese una elección que se tiene que basar en su propia y única opinión, cuando debiesen entregar una respuesta en sentido de representación hacia quienes les han elegido.

Parece estadísticamente razonable que quienes representen distritos de arraigambre conservadora puedan representar dichos intereses y, de igual modo, quienes tengan la situación inversa representen también a tal segmento de ciudadanía. Más aun, me agrada que muchos de ellos reconozcan que no entienden, no saben, no se han informado o no les interesa el tema, es decir, se declaren incompetentes ante tal asunto. Todos somos ignorantes en algún sentido. Es humano. Por lo mismo ¿cómo tomar una decisión sin ser competente o sin siquiera debatir al respecto?.

Aquí es donde aparece la magia. Hoy me alegré de divisar a lo lejos en un kiosko una fotografía de Sergio Correa de la Cerda. Admito que tengo el prejuicio -que se transformó en juicio- de que es un mal diputado, luego de algunas ocasiones de haber coincidido en alguna reunión y oido sus opiniones acerca de lo que su rol significa. Pero de algún modo me alegró aunque fuese verlo en papel. Tantos años pagando por que ni siquiera aparezca, es aun peor. Volviendo del trabajo me encontré con la sorpresa: era contraportada de The Clinic, en donde responde a la pregunta “¿Y usted todavía prohíbe la píldora?”. Esta fue su respuesta:

“Acá no hay nada que debatir. Mandar un proyecto a estas alturas no corresponde, por que hay un pronunciamiento de la contraloría General de la República que norma en el sentido de no entregarla. Entonces lo que hay que hacer es cumplir con lo que se señala. El tema ya está zanjado, y volver a discutirlo no corresponde. Hasta luego”.

¿Perdón? ¿Acá no hay nada que debatir? Veamos en detalle.

“Acá no hay nada que debatir.”

Si, hay cosas que debatir, si no fuese de ese modo, ni siquiera estaría posteando esto. Ha aparecido como tema previo a una elección presidencial, pero eso no quita que haya quedado un sabor agrio luego de que lo “pro vida” haya movido la línea que roza la “anti libertad” y el “pro dogmatismo”.

“Mandar un proyecto a estas alturas no corresponde, por que hay un pronunciamiento de la contraloría General de la República que norma en el sentido de no entregarla.”

¿Y?. Respeto a la Contraloría, no obstante veo que nuevamente tiene una interpretación errada de su rol. ¿La CGR emitió su fallo? Si, lo emitió y se respeta lo que diga -independiente del cumplimiento- pero eso no supone haber escrito en piedra un mandato divino e irrevocable por humano alguno en el universo. Las propias leyes pueden modificarse!, la propia carta fundamental puede modificarse!. En vista de esto, no puedo pensar otra cosa que no sea querer evadir una responsabilidad de su cargo.

“Entonces lo que hay que hacer es cumplir con lo que se señala.”

Si, pero no bloquea el pensar, el discutir o el tomar acciones en pro de modificar dicha resolución.

“El tema ya está zanjado, y volver a discutirlo no corresponde.”

Permítame insistir en lo mismo. Usted intenta evadir su responsabilidad como representante.

“Hasta luego”.

Cortar el teléfono. Cerrar la puerta. Caminar rápido y evadir la grabadora. Agacharse y meterse al auto.

Celso, todos sabemos que ya tienes el 50% de la diputación. Espero que al menos te instruyas de lo que hace y significa ser diputado y representar a los ciudadanos y no seas un invisible afincado que solo fue a asegurar su jubilación al hemiciclo.

// 536

El costo de la voluntad

Cuando afectan a nuestra familia o entorno cercano algún problema médico, suele emerger la preocupación y los cuestionamientos que todo problema de salud trae consigo. El asunto cambia o mejor dicho, se agrava cuando quien sufre es un niño. Imagino las angustias que hice pasar a mi familia durante las largas noches de asma en mis primeros años, la que por suerte acabó.

En el último tiempo tres niños con dificultades médicas han aparecido y en su sufrimiento no solo han mostrado el valor de la salud, sino que también han dejado en evidencia la relatividad de los sistemas de apoyo ante este tipo de eventualidades, las diferencias en el actuar y desde luego todas las falencias y carencias del sistema.

Felipe
Felipe necesita un nuevo corazón, que a meses aun no puede tener. Se intenta presionar públicamente a cualquiera que calce con el perfil de donante como ya ha sucedido con una familia que argumentó motivos religiosos para negarse a la donación. Si, a pesar de poder entregar vida, con la misma libertad de dar, la de no dar se ha usado. Si, lo del amor al prójimo no basta. No obstante, acabo de leer que nuestro sistema no tiene registro de donantes. Recuerdo cuando cambié mi cedula de identidad que se me preguntó si deseaba ser donante, dije que si, pero ¿de qué sirvió si mi respuesta es prácticamente inexistente?. A fin de cuentas, el cuerpo de un muerto y todo lo que contiene y se haga con él dependerá de la voluntad de la familia o cercanos. La voluntad de dar vida o continuarla.

Emma
El caso de Emma, fue favorablemente distinto. Los buenos oficios en los primeros minutos de la emergencia y el rápido transporte lograron que el trabajo posterior para obtener una mejoría fuese exitoso. Emma vivió. La voluntad en este caso hace que nos cuestionemos si en algo tuvo que ver que uno de sus progenitores fuese Ministro de Hacienda. En fin, el resultado final hace obviar los medios para lograrlo. Una vida a salvo lo merece. No obstante…

María Ignacia
Los padres de María Ignacia luego de rescatarla de la piscina, la llevaron al Hospital de La Calera. A pesar del pedido de un helicóptero por parte de sus padres, solo apareció a la media hora una ambulancia. Finalmente llegó un helicóptero de Carabineros, el que tendría como fin del viaje el Hospital Naval pero la nubosidad no permitió aterrizar. La niña llega luego de cuatro horas a Santiago, en vista de la imposibilidad de aterrizar. María Ignacia muere.

El problema de la voluntad
El problema de la voluntad es que depende de quienes tengan la opción de ejercerla o no. Mientras la salud dependa de la voluntad de otros, tendremos que atenernos a encontrar de buenas a quien nos atiende, a caerle en simpatía y, en el peor de los casos, tener que aguantar todo lo que quien deba tener aquella voluntad, en pos de una solución. Mientras nuestras polìticas o procedimientos se basen en la buena voluntad y no en un estricto guión a seguir, verificable, medible, estandarizable, casos como los de María Ignacia y Felipe seguirán ocurriendo.

Tenemos aviones, helicópteros, barcos, tanques y un sinfin de infraestructura que probablemente no tendrá mas apariciones que en una hoja de inventario antes de que por depreciación se vendan por chatarra. ¿Por qué no unir fuerzas y proteger a la ciudadanía con esos recursos? ¿a caso no tenemos 17 helicópteros como para un plan de emergencias médicas por región o la oxidación en hangares es el mejor uso para ellos? ¿tendremos que depender de las voluntades para proteger a quienes tienen en juego su vida?

Me pareció fantástico el operativo que llevó a un feliz término la situación de Emma. Enhorabuena por la coordinación milimétrica y atención de clase mundial. ¿por qué no definir como procedimiento permanente en caso de emergencias?, si es muy costoso, ¿por qué no definirlo al menos para niños en peligro?

¿dejemos de depender de la voluntad y pasemos a depender de procedimientos conocidos y validados?

Enlaces relacionados
Gente de buen corazón se necesita
Emma Velasco. Los niños no son impermeables
Salud en Chile: la otra brecha insalvable.

// 278

El mito de “los asesores latinos de Obama” en el “Shile 2.0”.

A raiz de la controversia sucitada por el no entendimiento del licenciamiento de CC aparecido en la web de Frei y una sucesión de hechos creo que debo hacer este post. Se ha intentado validar un mito, una creación ficticia para adjuntar identidades y en definitiva inventar un relato cool gatillante. Además de eso, una serie de comentarios desde la misma IP que he visto acá, uno de los cuales también ha comentado en este blog.

Frei no cree en el potencial de los chilenos.
Me dió risa y lata a la vez ver en TVE hace algunos días, como Frei le explicaba al conductor que estaba “en búsqueda de soluciones” allá en España. Lo notable acá es que el en su condición de Ingeniero debiese reconocer la calidad de algunos colegas del área económica que incluso asesoran a otros gobiernos en tales materias, por lo que no entiendo la necesidad de ir a la búsqueda de soluciones a otros continentes teniendo personas e instituciones suficientemente capaces y conectadas como para hacer las cosas bien desde acá. Está bien, quizá Aninat lo decepcionó, pero no es motivo para desconocer el capital intelectual local.

Me recuerda a la solución Montt: lo mejor está afuera.

La mala copia
Existen cientos de empresas del área TI en Chile y otras miles de diseño, que han desarrollado plataformas destacables incluso a nivel internacional. Al ver el sitio y saber que supuestamente -como han rumoreado intentando crear el mito- hay asesores de Obama detrás, sencillamente no puedo pensar en más que los asesores se han quedado ciegos o le están jugando una buena broma al equipo de campaña.

El equipo de Obama no inventó nada nuevo. Tomó herramientas que ya existían en el medio, las metió en una juguera y lo demás lo hizo el diseño y la lírica conceptual. Es cierto, la primera cara es lo que hace la diferencia y, en este caso, no la hace. ¿Contratar los diseñadores de Obama es la solución?.

“Los asesores latinos de obama”
Pero hay algo que me ha llamado la atención. Una cosa es que los asesores -en genérico- de Obama hayan metido mano, pero el sentido de los “asesores latinos” me queda dando vueltas. ¿Por qué asesores Latinos en particular?¿Por qué hablan español?¿Entienden el pensamiento latino?¿Salen más baratos?

El concepto o el problema conceptual
En un país en donde se intenta seguír la “teoría del espejo”, ha sido más simple importar la idea de Obama sin detenerse a crear una local, una que represente realmente una estrategia por invitar y convocar a un Chile decepcionado de su clase dirigente. Es más simple adaptar a la mala algo que ha resultado en un país distinto al nuestro, adornado por el trademark Obama, franquicia de la que no pueden hacerse cargo por que realmente no han entendido nada.

Las maquinarias presidencialistas seguirán sorprendiéndonos. Viendo lo cool de asociar la imagen de presidenciables a tecnología probablemente sigamos viendo Frankensteins 2.0, monstruos inservibles que a penas se mueven, cuerpos cosidos con algunas cirugías plásticas mal hechas, todo por lograr un cuerpo que, en realidad carecerá de lo más importante en una campaña: mente.

// 371