Un Senador me ha enviado un correo. ¿¡Qué quiere!?

Sorprendido he visto que a mi casilla de correo electrónico me ha llegado un correo de un Honorable Senador de la República. Sorpresa primero por que soy yo quien envía los correos y los representantes, por cierto, quienes nunca me responden, aun cuando solo les preguntaba acerca de sus decisiones que toman bajo un supuesto de “representación”. Sorpresa doble al ver el “pedido” que me hace y que desde luego no puedo satisfacer.

Quiero compartirlo con ustedes y de paso responderlo. Así se lo he hecho saber al Honorable Senador en mi correo de respuesta donde le invito a ver este post. Si les ha llegado este correo, cuéntenme que les ha parecido.

Aquí va.

Hola

No le conozco, pero acepto su impulso de cercanía. Supongo que aparezco en el target de jóvenes. Hola Senador.

Reciba mi más cordial saludo y mis mejores deseos para usted y su familia. El motivo de este mail es comentarle que desde hace meses me encuentro conformando una base de datos de correos electrónicos con el objeto de incorporarlos al despacho de información relevante de las actividades del Senado y las de este senador en particular.

El “reciba” me trata de “usted”, lo que no me calza con un “Hola” inicial. Me doy cuenta que no personaliza mi nombre y generaliza en un “usted y su familia”, por lo que mi sospecha de ser solo una tupla en una base de datos aumenta. He de notar que un abogado de su calibre tendría la consideración suficiente como para agregar comas en el párrafo, por lo que empiezo a dudar de que su puño haya escrito este mensaje. De paso habla de “base de datos”, lo que da casi certeza del hecho. Me comenta que quiere agregarme al “despacho de información relevante”, lo que no me calza al estar ya inscrito en la base de datos del Periódico Electrónico Senado: o el informativo no trae toda la información que necesito, o el senador requiere enviarme información que solo él maneja. Casi me sentí rubio por lo selectiva de la invitación, hasta que pensé en los cientos que han recibido este correo. Se que no fui el único :-(

Estoy seguro que este es un instrumento que nos permitirá estar en contacto, no solo para hacerles llegar información, también y más importante aun, para recibir sus opiniones y comentarios.

Totalmente de acuerdo. No se si sus colegas tienen las prácticas tecnológicas mínimas exigibles para todo representante como leer y responder correos electrónicos. Presiento que hay una secretaria-filtro que en su momento de poder dice “a este le contesto, a este no le contesto”. No se como interpretarlo, pero de los correos que a sus colegas envío, no recibo respuestas. Quizá una promesa simple de campaña pueda ser “yo responderé sus correos”.

Pocas son las oportunidades de encontrarnos y poder intercambiar ideas e inquietudes, opiniones y sueños para nuestra región y nuestro país; hoy tenemos en la tecnología una herramienta para ello.

Ciertamente, pero no por poco esmero de nuestra parte. En actividades donde suelo asistir, es frecuente ver las primeras filas vacías dado que mis representantes están más preocupados de capturar votos, en un ansia de representación infinita, en vez de aprovechar mantener contacto con otros intereses que quizá no les tributen el manjar que diferencia a los electos de aquellos que no. En ese aspecto el problema no es “la tecnología”.

Teniendo en consideración los magros resultados en conectividad y tecnología a nivel regional, presumo que formar su base de datos el 2009 refleja aquella preocupación y real compromiso con el desarrollo tecnológico y la creación de legislación que lo promueva. Espero que el impulso esta vez no sea simplemente por ser una época eleccionaria.

Deseo pedirle ayuda. Le solicito me responda este correo adjuntando sus contactos de correos electrónicos, para sumarlos a esta iniciativa y lograr así que más personas puedan recibir información y entregar sus opiniones. Espero su correo con sus contactos, desde ya se lo agradezco.

De ninguna manera le ayudaré en ese sentido. No le entregaré ningún nombre ni correo de ningún amigo o conocido. No seré como VTR que entrega sus datos a BICE para que me ofrezca seguros, o como Farmacias que le dan información a las Isapres para aumentar los costes de prestaciones. No me coludiré contra mis contactos. Nada personal, pero me parece al menos cuestionable su petición.

Por cierto, ¿de dónde obtuvo mi correo?. Espero sinceramente con mi gran corazón que no sea desde lo que aparece en el último párrafo.

Afectuosamente

Usted no me conoce, por lo mismo no podría tenerme afecto. Por mientras dejémoslo en “Atentamente”. Es más, cuando lo necesite me avisa y podremos hablar acerca de tecnología, desarrollo tecnológico regional y otros asuntos si le interesa o bien, si las secretarias filtro lo permiten.

Hernán Larraín Fernández
Senador
Región del Maule Sur

// 322