Chile progresista

Acabo de leer una columna alertado desde twitter, que apareció en #dlpcurico hoy. Primero, la leí en su fuente, en donde me di cuenta que no tiene foto, lo que ya entrega información al lector incluso, sin leer.

La columna tiene un valor en si misma: haber superado la barrera y haber sido publicada en #dlpcurico. Probaré enviando una columna para ver si aparece publicada «chan!». Dejando las bromas de lado, me parece que los temas en la columna han sido lo suficientemente mezclados para obtener conclusiones no lógicas.

Asumir que todos los partidos no tengan la palabra progresista en su título, solo significa eso, que en su nombre no está tal concepto. Los partidos siguen siendo liberales o conservadores sin necesidad de que tales conceptos estén en sus nombres. Muchos de ellos defienden las libertades individuales sin que el keyword libertad aparezca en el encabezado.

En tanto a la representación de los partidos, en este caso de la UDI, sabemos que es una farsa. Pero no es por una farsa de la UDI únicamente, sino de todo aquel que cree válido, correcto y democrático ser electo con el actual binominal de fondo. Si un partido apoya la quema de bosques, estando en el juego binominal, ganará igual teniendo un buenas cartas en binominal y dinero para hacer campaña. Celso es un ejemplo claro. La UDI para lograr los 40 diputados jugó sus fichas mejor que otros en el juego político, lo que no quiere decir que “la inmensa mayoría de los chilenos” quiera lo que la UDI quiere. Por lo demás, no se declaran conservadores tampoco, dado que el término “encasilla” y no le gusta al votante.

En época de elecciones se cazan votos. La carnada son conceptos y propuestas. Lo interesante es ver como maquíneamente se adoptan y adaptan los conceptos en la medida de la necesidad del candidato particular. Asociar a un segmento históricamente conservador con la palabra “cambio” es una muestra de esto. Inventar nuevas corrientes inclusive, como el “humanismo cristiano” -proponiendo un absurda teoria antropoteocéntrica- para ganar votos DC, también lo ha sido.

Para finalizar, me hace sentido completamente que la Iglesia no es progresista, pero del mismo modo, interpreto a Jesús como un ejemplo claro del progresismo :-) ¿Cómo se resuelve la dicotomía?

Saludos!

// 3087