¿Cuánto vale una familia?

En mi país un sector creativo ha invitado a pensar en bonos para matrimonios, por hijos y por llegar a los 50 años de casados. Esto, además de ser injusto —¿por qué no poder optar en la libertad asegurada en la constitución a la soltería y ser tratado equitativamente?— y poner nuevamente en desventaja a algunos, evade al génesis del “problema” haciéndole el quite a un espejo en el que como sociedad no nos queremos ver, ni queremos replantear.

Trabajo, trabajo, trabajo!
Para nadie es una nueva estadística que el periodo de la maternidad se haya desplazado en la vida de la “mujer actual” —suena a suplemento de SSR— lo que desde luego responde a lo que en una sociedad que se quiere ver como meritocrática, al desarrollo profesional. De igual modo con el hombre, donde existe un pacto implícito en donde hemos visto como se desplaza también el cuándo “dar el sí” si es que se opta por el matrimonio.

Cabe preguntarnos en este punto, ¿por qué?.

El trabajo para la mayor parte de la ciudadanía significa su opción a tener la misma oportunidad del vecino de “tener” todo lo que la sociedad etiqueta como una necesidad o como un símbolo de estatus y de algún modo, de pertenencia a esta sociedad. No tienes, no perteneces. (Pregúntale a un mendigo). Por proporcionalidad directa, más trabajo → mayor capacidad de consumo; mayor escolaridad → mayor capacidad de conseguir empleo. En una sociedad que valora consumir, esto es, tener por sobre ser —materia por sobre espíritu en términos clásicos— vale más cuanto puedas comprar que cuanto puedas ser y, el ser, se moldea también en espacios humanos (familiares y sociales), pero, ¿y si no hay tiempo?, ¿si el tiempo se lo lleva el poder optar a tener?, ¿cuántos amigos has perdido?.

Efectivamente, mientras el dueño de la compañía puede optar entre como maneja su tiempo, quien sólo trabaja de forma dependiente no puede hacerlo. No es la primera vez que pasa en nuestra historia, recordemos al señor en la mina, a la señora en la fábrica de telas y probablemente el hijo aprendiendo el oficio del padre, ya que en el futuro debería ser él quien continuase la tradición. Esta realidad post-industrial movió por necesidad al mundo del trabajo primero a la mujer y luego a los propios hijos, tendencia que favorablemente va en retirada en occidente.

El problema del tiempo, el problema del trabajo y el problema del tener frente al ser, no solo afecta a nuestra construcción de sociedad, siendo con otros, perteneciendo realmente y sin poner como foco el tener.

Familia bien educada
Cuando se comienza a hablar del “problema educativo”, se aborda hasta cuanto implica que el auxiliar de la escuela use tal o cual color de tarro para llevar la basura en el rendimiento escolar, pero siempre se deja convenientemente de lado que el factor decisivo es la familia. Ante esta situación y con estadísticas al alza de problemas asociados —delincuencia, drogradicción, formación, etc.— se desplaza la responsabilidad hacia el lado del estado. Ahora, será el estado a través de, por ejemplo, jornada escolar completa, talleres los sábados, etc., quien eduque y mantenga a cada escolar, cabiéndole al estado directamente el peso del éxito o fracaso de la educación de los niños. Y cabe preguntarnos entonces, ¿padres que con suerte alcanzan a llegar a casa para dormir, podrán cumplir la labor que les cabe ante tal situación?. Obviamente no y probablemente esto no cambiará. Si para el bicentenario —celebración de ni más ni menos que 200 años de vida independiente— el indicador de miserabilidad marcó 100 por dar un día libre por los costos económicos que trae —siempre se ve la mitad vacía, ni el turismo ni diversión dan dinero…—, ¿estarán dispuestos a pensar en rebajar una jornada para los padres el año completo? Obviamente no y a pesar de que esto a largo plazo genere mayores rendimientos y el fortalecimiento de la misma familia con la que se hace gárgaras en el hemiciclo.

Si, estamos de acuerdo. Siendo diputado, senador o teniendo algún tipo de influencia dentro del segmento acomodado de la población, de ese que quiere que aumenten los hijos por hogar y muñequea a los valores según su criterio, obviamente parece una aberración pensar en pocos hijos o en matrimonios que duren poco —¿falta de tiempo y cuidado o preocupación?— y cómo no ha de ser así, si en la mente cota mil, con padre en la empresa y madre en el gimnasio parece incomprensible que al retorno de la escuela no haya alguien en casa. Aunque sea la nana.

¡Felicidades!. Hemos llegado al punto de tener que pagar. Dar dinero para “incentivar” ciertas prácticas sociales antaño naturales, tradicionales.

¿Qué ha pasado, al punto de tener que dar dinero para motivar la formación de familias y la mantención del vínculo en el tiempo?, ¿Cuánto vale una familia?

// 805

Por si falta pan, aquí hay circo

Los honorables hacen de las suyas en época de elecciones y reelecciones. Vea este video que desde luego no tiene otro objetivo que proteger y apoyar a las primeras comunidades que vivieron en Chile antes que se llamase Chile.

Algunas conclusiones preliminares:
– Los políticos no saben pelear.
– Sergio Correa de la Cerda vive (ver minuto 2, segundo 16).
– Chuck Norris legó su enseñanza a Correa de la Cerda, éste a Moreira y luego al diputado Arenas. En la academia en entrenamiento debe estar Celso Morales.
– A Perez-Yoma le subió el azúcar.
– Las interpelaciones son métodos constructivos para mejorar Chile.

// 268

Legislación electoral y diputaciones

Leyendo uno de los diarios locales de Curicó, acabo de ver algo que aun no distingo si es una entrevista, publireportaje o columna al empresario local y con pretenciones de diputación por RN Francisco Sanz -si, eventual contendor del ex Alcalde Celso Morales quién va por la herencia binominal de Sergio Correa de la Cerda– pero que me llama la atención por que trae a la mesa el tema de la apertura a la democracia a los jóvenes. Viendo su web -bastante mejorcita que la de los demás faunos políticos, aunque con el vicio de escribir en tercera persona (si, como Martín Vargas)- se ve como ha logrado una meteórica carrera política y algunos temas como el mismo de la inscripción juvenil. Sin duda es importante el tema pero creo que dentro de la entrevista/publireportaje/columna no se mira el problema que subyace a todo el sistema político chileno.

Nuestros representantes locales actuales
A modo de introducción, cabe señalar que los proyectos primero pasan por la cámara de diputados para luego llegar al punto futuro de discusión en el senado. Como ya lo dije en un post anterior, nuestros diputados Sergio Correa de la Cerda y Roberto León Ramírez negaron el apoyo a una iniciativa de similares características (Correa votó en contra y León no asistió). A ambos les escribí para preguntarles el por qué de sus posturas, sin obtener respuesta de ambos representantes. O la secretaria no les leyó los correos o definitivamente no representan a nadie más que a ellos mismos y a sus grupos de poder. Ambos, UDI y RN respectivamente, tendrán su proyección en la cámara alta en polilla Coloma (UDI) y Gazmuri (PS), de quienes habrá que estar pendiente a sus votaciones, teniendo en mente las eventuales intenciones de reelección.

El problema discursivo
Sanz señala que luego de este proyecto de ser aprobado, obligará a “mejorar aún más el discurso” de los posibles candidatos. He aquí uno de los problemas centrales de nuestra política, que es pensar en que el discurso emerge como el primero. Nuestros políticos tienen historias que desde luego van generando un discurso que inclusive sin palabras entregan atributos de los cuales por una retórica muy buena, no podrán desmarcarse salvo con hechos. Como tales, los hechos demuestran que el descontento de la ciudadanía con la clase política es aplicado a todos en general, por más que la lógica nos diga que deben haber entre este selecto grupo uno que otro responsable, honesto, probo y efectivamente sincero. Como lo dije hace unos dias, Obama no es chileno y cualquiera que empiece con la tonterita del “Yes we can”, no merecerá más que una sonrisa y un pensamiento de “chiste repetido, sale podrido”.

El desconocimiento del padrón de votantes
Es cierto que el tema se ha discutido durante mucho tiempo -en la elite, mas no en discusiones abiertas con la ciudadanía- pero lo que efectivamente no conocen quienes votan estas leyes es que dirán los posibles nuevos votantes. Sanz señala que si lo saben y eso les hace no querer resolver, punto en el que discrepo y que a mi parecer, es una de las luces rojas de alerta que se encienden en las coaliciones actuales al no tener seguridad de mantener un poder basado en una carta fundamental hecha a la medida y que ha tenido a lo más uno que otro toque cosmético.

Los 18 años
Cualquier joven a los 18 puede ir a inscribirse al Registro Electoral de forma libre para optar a ser ciudadano con todo lo que ello implica. Estoy en desacuerdo con que no se puede votar luego de cumplir 18. No solo se puede comprar alcohol o cigarrillos legalmente, también se puede entrar a ver películas para mayores de 18 y obtener licencia de conducir :p Entiendo que debe haber querido decir que con el solo hecho de cumplir 18 se obtenga automaticamente la condición de ciudadano, pero supongo que fue por error semántico.

A estar atentos entonces a como votan estos señores en esta oportunidad y el compromiso real con que la democracia en Chile sea fuerte y la ciudadanía bien representada. Por lo mismo y en vista de la exponencial carrera política del precandidato, es de esperar que sus esfuerzos sean coincidentes con su discurso y que sus ofertas legislativas sean atrayentes sobre todo en lo relacionado con las problemáticas locales.

Bonus Track: En cuanto a los diputados…
Cabe recordarle a los lectores que nuestros diputados ganan en sueldo $6.094.000, en asignaciones $5.760.000 ($2.077.000 que no requieren ser rendidos), además de $846.000 para combustible, 48 pasajes de avión ida y vuelta para destinos nacionales y 12 pasajes de avión anuales extendibles a otras personas.

La Cámara cubre los gastos de secretaria personal; cuenta telefónica de la oficina en el Congreso (sólo llamadas nacionales); arriendo de una sede en el distrito respectivo con Internet y otros servicios; dos computadores; 1.000 fotocopias mensuales gratis; y una impresora. Todo este gasto no debe superar los $2.200.000.

Chiledeportes les da a los diputados una credencial para ir gratis a los partidos del torneo nacional en el Estadio Nacional, con un acompañante. La ANFP les da un descuento de aproximadamente el 40% para tres partidos internacionales. Los diputados disponen además de estacionamientos gratis en el sector Anita Lizana.

Me dieron ganas de ser diputado también :p

Enlaces relacionados
Regalías de diputados

Constitución Política de la Llepública de Chile

// 530

Cuanta reserva

Ley reservada (del cobre): dícese de ley que está dentro de una bóveda custodiada, en el Congreso Nacional, que no puede ser vista por cualquier ciudadano chileno y que solo puede ser accedida por los legisladores -previa cita- solo por una hora. Durante la hora, no pueden tomar apuntes ni sacar copias de ella. Que pensar en tomarle fotos. (Fuente: 3a.cl. P.50, edición digital Domingo 7 Sept.)

Que bonito.

// 170