TEDxPatagonia

Ayer tuve la oportunidad de asistir al TEDxPatagonia invitado por Enzo Abbagliati, Coordinador Nacional de BiblioRedes (DIBAM). He seguido desde hace tiempo las diversas exposiciones disponibles en el sitio principal de TED, por lo que al enterarme de la idea de importar la iniciativa, levanté las orejas :-)

El primer impulso al saber de TEDxPatagonia fue pensar en la república independiente y magallánica de Punta Arenas. Preguntando y leyendo un poco apareció que sería más al centro del reyno.

Cahuines, potos, tetas y falaciosos copan la agenda, de modo que oxigenar el ambiente siempre cae bien, pero fuimos poquitos los afortunados esta vez. TED viene de Tecnología, Entretenimiento y Diseño, pero a mi modo de ver es bastante más que eso. Quizá una de las cosas que me alegró ver ayer fue que, la orientación del evento logró efectivamente aquella imagen que tengo del TED original, un espacio, un tiempo breve, pasión, emoción, vulnerabilidad, sinceridad y entrega. No desde lo naif, sino con un sentido de relevancia en un momento muy particular para este mundo. A mi parecer, el inicio no pudo ser otro que el que dio Italo Tai en donde el cambio entre una humanidad tonta, desesperada, ansiosa y agitada logra darse cuenta de si misma y cambiar a un estado de evolución. Los tres elementos en escena claramente develaron la esencia de lo que vendría: expositores que más que mostrar quienes eran, marcaron el inicio del camino que pretende ser TedxPatagonia.

La invitación
Primero a que se den una vuelta por TED.com, en donde podrán ver incluso subtituladas, el sentido detrás de estas exposiciones. No se confundan, en el fondo no es ver a un tipo seco en lo que hace, sino poder experimentar y conocer como en el fondo los humanos llevamos, o podemos llevar, un poco más allá las fronteras de lo posible de forma positiva. La segunda es a abrir los ojos, oídos y despertar.

Saludos!


Clic en subtitulos para elegir el vídeo en español.

// 392

Viento Blanco

Como adelanté ayer, fui a ver Viento Blanco al Municipal, ópera prima de Sebastián Errázuriz, que lleva a la lírica la tragedia sufrida por militares mientras terminaban una de sus últimas tareas para completar su servicio militar en Antuco -Cordillera de la IX Región- los que, por errores en la línea de mando -mala interpretación del clima, vestimenta inadecuada para nieve, acatar sin pensar, entre otras- murieron.


Foto por ArteEnChile
La obra tiene dos actos, el primero que muestra la despedida con sus esperanzas, anhelos, sueños, angustias y dolor por parte de los cercanos a los conscriptos, particularizadas en tres historias: una pareja de novios, un hijo de madre aprehensiva y un orgulloso voluntario que ve un mejor horizonte en la milicia; y el segundo, con la historia en montaña y el fatal desenlace.

La interpretación de los personajes destacados individualmente fue bastante buena, pero me quedo con la interpretación grupal, la que muestra el proceso de los cercanos: desde la separación inicial hasta la desesperada solicitud de siquiera algo de información a la rama castrense.


Foto por Zorromr
Esta ópera trae a la memoria aquellas noticias en donde las madres apenas pudiendo hablar del llanto, le pedían al Comandante In Jefe que se pusiera en su lugar en cada noticiario. Desde luego la aparición del mismo comandante in jefe en la obra, hace presente en perspectiva el débil manejo comunicacional y los “simbolos” que se vieron durante esos hechos.

Si tienen la oportunidad de verla, háganlo. La puesta en escena es bastante pulida, la ópera está en español y la historia es contada en general de forma fluida. Quizá hayan algunos diálogos forzados, pero en general logró el objetivo.

Ver video para refrescar un poco la memoria.

// 394