Una API para el Poder Legislativo de Chile

Es cierto, la Ley de Transparencia ha sido un avance notable en cuanto a la apertura hacia la ciudadanía. Hoy cualquier ciudadano puede solicitar información tanto en lo relativo a Transparencia Activa como a Transparencia Pasiva. Esto ya ha dados sus frutos no solo en investigaciones para las cuales antes se llegaba incluso a negar información, sino en la revisión de las entidades y representantes a través de sus sitios web por los ciudadanos (administraciones comunales, la Cámara, el Senado, etc.) vinculando y fomentando la relación Ciudadano-Estado.

Cabe preguntarnos entonces, ¿por qué no facilitar una API que permita el acceso a la información pública –acceso velado por ley- de forma autónoma y activa de parte de los ciudadanos interesados en nuevas formas de ver y exponer la información ya entregada?

La API
Una API o Application Programming Interface (interfaz de programación de aplicaciones) es una interfaz a un conjunto de funciones y procedimientos para obtener cierta información. Por si no se entiende, quizá un ejemplo lo esclarezca. Imagine que tiene una alacena desordenada y quiere saber que falta por comprar. Una forma es intentar ordenar, contar y anotar lo que tiene para luego ver que le falta. Otra forma más ordenada sería tener en la puerta de la alacena una lista con lo que tiene. Si la alacena es pequeña para el ejemplo, entonces imagine una gran bodega. La información estará almacenada y su cerebro sabrá cómo preguntar para obtener la respuesta. Ese “como” lo resuelve la API, enviándole el dato que usted desea. Teniendo el dato, sabrá que le falta y podrá adquirirlo sin necesidad de ir cada vez a revisar completa la bodega o la alacena.

Pensar en pedir una API sin una Ley de Transparencia o una ley afín es francamente ilógico, no obstante, ya la tenemos pero la usamos de forma básica teniendo que ir una a una, agencia por agencia gubernamental para conocer que está sucediendo en nuestra comunidad.

Si quiero saber de la región del Maule, tendré que visitar por ejemplo, primero el sitio de transparencia de mi municipio, luego tendré que visitar el sitio de transparencia del Senado, luego tendré que visitar el sitio de transparencia de la Cámara de Diputados, luego tendré que visitar el sitio del gobierno regional, luego… lo que francamente es un despropósito al momento de pensar en una unidad regional en donde la respuesta obvia sería un sitio agregador de antecedentes que tenga la variable geográfica como eje transversal para exponer la información.

La complejidad técnica para llevar a cabo esta idea es menor a lo que parece, dado que la mayor complejidad para este tipo de iniciativas no tiene que ver con la naturaleza de la información o con los datos en sí, sino con las prácticas tecnológicas y los sistemas de personas que están detrás y que, por Ley, tuvieron que reunir y publicar mensualmente la información en las áreas reglamentadas. Información que en gran cantidad de casos cumple con los estándares solicitados. Vale decir, la parte más compleja de asimilación de funciones y capacitación ya estaría ok según se ve desde fuera.

Si bien esto puede considerarse como el deseo de un ñoño amante de los datos e información, cabe revisar algunas inciativas de Open Data como Data.Gov (USA)Data Catalog (Columbia)European Public Sector Information (EU) para ver parte del potencial que la información pública puede tener en manos de ciudadanos creativos y de las mismas entidades públicas como forma de mayor apertura y cercanía hacia la ciudadanía por la que trabajan.

El primer paso en Chile ya lo dieron hace algunos años los senadores de la Región del Maule. ¿Quién dará el próximo?

// 482

De transparencia, legisladores y municipios

La Ley 20.285 o la “ley de acceso a la información pública” tiene una dualidad que me parece interesante de analizar, ya que por lo positivo, obliga a ser riguroso en la publicación de todo lo publicable siempre que no afecte los típicos asuntos de “seguridad nacional” -como diria Jack Bauer- y afines, poniendo sanciones que de aplicarse podrían significar hasta la mitad menos del sueldo de la cabeza del servicio respectivo. Esto a mi parecer, luego del relajo ético al que asistimos, es necesario aunque probablemente insuficiente, como todas las medidas pro transparencia que puedan existir. Eso por un lado de la dualidad, por el lado positivo. Por el contrario, ver una ley de este estilo que entrará efectivamente al mundo real este 20 de abril, solo nos demuestra cuan pencas hemos sido como sociedad fiscalizando a quienes mueven miles de millones en recursos públicos y a su vez, cuan pencas han sido aquellos a quienes les pagamos miles de millones de pesos por hacer “profesionalmente” esa labor fiscalizadora: los diputados. El sistema no funciona.

Partimos mal desde el nombre: gol de media cancha
Puede ser un problema de mera forma, de esos que se piensa que no importan al cumplir un requerimiento funcional de legalidad, no obstante, creo que el espíritu de las leyes exige ser precisos en este punto. ¿Qué es la “información pública”? ¿Regula efectiva y transparentemente el acceso a la información pública?

Según la ley, la Información Pública tiene relación con: “ministerios, intendencias, gobernaciones, gobiernos regionales, municipalidades, fuerzas armadas, de orden y seguridad publica y los organos y servicios publicos creados para el cumplimiento de la labor administrativa”. Impecable, si no tenemos en cuenta que nuevamente tenemos un gol de media cancha, digno de Zoom Deportivo, de nuestros sabios, honestos, probos, esforzados y honorables legisladores. Muy fino, muy fino. Los cortesanos de la Corte Suprema tampoco están dentro de la categoría…

Por que, como sabrán, gran parte de los recursos que obtienen provienen efectivamente de fondos públicos. Supongo que estamos todos de acuerdo en ese punto ¿o no es así? Entonces, ¿qué se esconde? ¿que es lo que no podemos ver?

La indolencia hecha transparente
Pero hay algo que me inquieta. Claramente quienes diseñaron el transantiago no viajaban en locomoción pública. Quienes piensan nuestras políticas de salud tienen Isapre y quienes velan por el bienestar y calidad de la educación pública fueron educados en colegios privados al igual que sus hijos. La indolencia se vuelve transparente y lo peor de todo, el desconocimiento de los propios parlamentarios y comisiones de transparencia, acerca de la realidad de instituciones, en particular, de los municipios.

La municipalidad equilibrista
Salvo contadas excepciones, los municipios no son maquinarias generadoras de dinero como aquél árbol en el que todos hemos soñado alguna vez. Si el dinero fuese el problema, quizá hasta sería simple de resolver.

Nuestros sabios legisladores no entienden que hay municipios que inclusive tienen restricciones de uso de electricidad en sus instalaciones. No conocen de la intermitencia de la red eléctrica en sectores apartados ni menos del aislamiento al que por su propia negligencia mezclada con la mano invisible tienen en lo relativo a internet, pilar en el que se basa gran parte de la ley como via de exposición de información (transparencia activa) y petición de la misma por parte de la ciudadanía (transparencia pasiva).

Para vuestro conocimiento señores honorables diputados y senadores que aprueban leyes que solo dejan en evidencia que su trabajo en terreno no es tal, en el último informe de Estrategia Digital, se muestra que el 79% de los municipios tienen sitio web, por lo que ya entenderemos que aquel 20% restante tendrá que comenzar a destinar fondos de cuentas sociales, educación o quizá de la propia salud pública para cumplir la normativa. No faltará el alcalde que en pos de no ver reducido su sueldo a la mitad, quizá echará mano a alguna triangulación trucha. ¿que les parece? Touché nuevamente queridos parlamentarios. Es el mejor argumento para aparecer en temporada de elecciones en pantalla mostrando su “profunda preocupación” por el uso de los mismos recursos.

Para quien lee este post, probablemente si no es diputado o senador -como Adolfo Zaldívar– tendrá algun grado de alfabetización digital a cuestas y verá que el problema es solucionable por muy artesanal que la solución sea. Aquí es donde aparece a su vez la ironía del destino en carne y hueso: el solucionador. Probablemente si usted visita alguna organización -y sobre todo las públicas- podrá ver el “amor” que le tienen al personal de informática, al menos cuando aquel personal existe. Aquel “amor” es proporcional a la cantidad de filtros de la red.

El encargado de computación
Existen municipios que no tienen departamento de informática. Puede que no sorprenda, pero inclusive existen municipios en los que ni siquiera existe UN encargado de informática. Pero supongamos que existe. La labor básica asignada a los “encargados de computación” de los municipios es de soporte, el solucionador de problemas, el que le hace la vida color de rosa a la señora que no puso atención al curso de alfabetización digital por estar conversando de la noticia que vio en lun con su socia del lado. Aquel “encargado de computación” en un grado de evolución mayor, tuvo que hacerse cargo de lo telemático del municipio, servidores y redes se agregaron a su labor de solucionador de problemas express. Con un poco más de evolución, quizá llegó inclusive a encargarse del sitio web del municipio -pasando a ser departamento de marketing, turismo y cultura y relaciones públicas de una vez- y, desde luego, teniendo como trabajo hacerle las diapos al alcalde, que no entiende que alfabetización digital es más que saber enviar correos electrónicos. Ese ya reventado funcionario ahora tendrá que hacerse cargo de la incompetencia de quienes aun no entienden la magnitud de la avalancha que tienen frente a sus narices. Presiento que algo sucederá pronto.

Es lamentable ver como tras la barrera de humo de derechas, izquierdas, arribas y abajos, algunos optaron por hacer de todo esto un gran espacio para obtener beneficios personales. Cosanguineidad mezclada con ansias de poder, trenzadas con ambición sin límite y descaro afín. Más lamentable ver que esto mismo queda en evidencia en una propia ley de transparencia. Ni tanta frambuesa, ni tanto crack.

¡Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor!…
¡Ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador!
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
¡Lo mismo un burro
que un gran profesor!
No hay aplazaos
ni escalafón,
los inmorales
nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
¡da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón!…

¡Qué falta de respeto, qué atropello
a la razón!
¡Cualquiera es un señor!
¡Cualquiera es un ladrón!

Cambalache, Enrique Santos Discépolo

¿Seamos transparentes realmente? ¿Veamos las bitácoras de automóviles de diputados, senadores y ministros de la corte? ¿Mostremos sin verguenza cual es nuestro capital accionario y dónde está puesto hasta el centavo? ¿Expongamos a la opinión pública cuales aportes se recibieron y a que fueron destinados en las campañas durante temporada de elecciones?

¿Nos hacemos cargo, finalmente, de quienes somos y de lo que hemos hecho? Ese, es el tema de fondo.

Políticas de transparencia no es lo mismo que política transparente.

CC:
Sergio Correa de la Cerda
Roberto León Ramírez
Juan Antonio Coloma
Jaime Gazmuri Mujica

Enlaces recomendados
La ley de transparencia

// 528

Legislación electoral y diputaciones

Leyendo uno de los diarios locales de Curicó, acabo de ver algo que aun no distingo si es una entrevista, publireportaje o columna al empresario local y con pretenciones de diputación por RN Francisco Sanz -si, eventual contendor del ex Alcalde Celso Morales quién va por la herencia binominal de Sergio Correa de la Cerda– pero que me llama la atención por que trae a la mesa el tema de la apertura a la democracia a los jóvenes. Viendo su web -bastante mejorcita que la de los demás faunos políticos, aunque con el vicio de escribir en tercera persona (si, como Martín Vargas)- se ve como ha logrado una meteórica carrera política y algunos temas como el mismo de la inscripción juvenil. Sin duda es importante el tema pero creo que dentro de la entrevista/publireportaje/columna no se mira el problema que subyace a todo el sistema político chileno.

Nuestros representantes locales actuales
A modo de introducción, cabe señalar que los proyectos primero pasan por la cámara de diputados para luego llegar al punto futuro de discusión en el senado. Como ya lo dije en un post anterior, nuestros diputados Sergio Correa de la Cerda y Roberto León Ramírez negaron el apoyo a una iniciativa de similares características (Correa votó en contra y León no asistió). A ambos les escribí para preguntarles el por qué de sus posturas, sin obtener respuesta de ambos representantes. O la secretaria no les leyó los correos o definitivamente no representan a nadie más que a ellos mismos y a sus grupos de poder. Ambos, UDI y RN respectivamente, tendrán su proyección en la cámara alta en polilla Coloma (UDI) y Gazmuri (PS), de quienes habrá que estar pendiente a sus votaciones, teniendo en mente las eventuales intenciones de reelección.

El problema discursivo
Sanz señala que luego de este proyecto de ser aprobado, obligará a “mejorar aún más el discurso” de los posibles candidatos. He aquí uno de los problemas centrales de nuestra política, que es pensar en que el discurso emerge como el primero. Nuestros políticos tienen historias que desde luego van generando un discurso que inclusive sin palabras entregan atributos de los cuales por una retórica muy buena, no podrán desmarcarse salvo con hechos. Como tales, los hechos demuestran que el descontento de la ciudadanía con la clase política es aplicado a todos en general, por más que la lógica nos diga que deben haber entre este selecto grupo uno que otro responsable, honesto, probo y efectivamente sincero. Como lo dije hace unos dias, Obama no es chileno y cualquiera que empiece con la tonterita del “Yes we can”, no merecerá más que una sonrisa y un pensamiento de “chiste repetido, sale podrido”.

El desconocimiento del padrón de votantes
Es cierto que el tema se ha discutido durante mucho tiempo -en la elite, mas no en discusiones abiertas con la ciudadanía- pero lo que efectivamente no conocen quienes votan estas leyes es que dirán los posibles nuevos votantes. Sanz señala que si lo saben y eso les hace no querer resolver, punto en el que discrepo y que a mi parecer, es una de las luces rojas de alerta que se encienden en las coaliciones actuales al no tener seguridad de mantener un poder basado en una carta fundamental hecha a la medida y que ha tenido a lo más uno que otro toque cosmético.

Los 18 años
Cualquier joven a los 18 puede ir a inscribirse al Registro Electoral de forma libre para optar a ser ciudadano con todo lo que ello implica. Estoy en desacuerdo con que no se puede votar luego de cumplir 18. No solo se puede comprar alcohol o cigarrillos legalmente, también se puede entrar a ver películas para mayores de 18 y obtener licencia de conducir :p Entiendo que debe haber querido decir que con el solo hecho de cumplir 18 se obtenga automaticamente la condición de ciudadano, pero supongo que fue por error semántico.

A estar atentos entonces a como votan estos señores en esta oportunidad y el compromiso real con que la democracia en Chile sea fuerte y la ciudadanía bien representada. Por lo mismo y en vista de la exponencial carrera política del precandidato, es de esperar que sus esfuerzos sean coincidentes con su discurso y que sus ofertas legislativas sean atrayentes sobre todo en lo relacionado con las problemáticas locales.

Bonus Track: En cuanto a los diputados…
Cabe recordarle a los lectores que nuestros diputados ganan en sueldo $6.094.000, en asignaciones $5.760.000 ($2.077.000 que no requieren ser rendidos), además de $846.000 para combustible, 48 pasajes de avión ida y vuelta para destinos nacionales y 12 pasajes de avión anuales extendibles a otras personas.

La Cámara cubre los gastos de secretaria personal; cuenta telefónica de la oficina en el Congreso (sólo llamadas nacionales); arriendo de una sede en el distrito respectivo con Internet y otros servicios; dos computadores; 1.000 fotocopias mensuales gratis; y una impresora. Todo este gasto no debe superar los $2.200.000.

Chiledeportes les da a los diputados una credencial para ir gratis a los partidos del torneo nacional en el Estadio Nacional, con un acompañante. La ANFP les da un descuento de aproximadamente el 40% para tres partidos internacionales. Los diputados disponen además de estacionamientos gratis en el sector Anita Lizana.

Me dieron ganas de ser diputado también :p

Enlaces relacionados
Regalías de diputados

Constitución Política de la Llepública de Chile

// 530

Zooilógico: Curicó dice no.

Acabo de leer con satisfacción un reporte de terra.cl referente a la “brillante” idea de un zoológico en Curicó. Primero, les invito a leerla completa aquí. La titulan como “Irónica campaña en internet logra estancar proyecto de zoológico en Curicó”.

La nota es sus partes más interesantes -a mi parecer- muestra la duda que aparece en Parque Safari de seguir insistiendo en la propuesta presentada al municipio, la idea del saliente alcalde de hacer un plebiscito comunal y la entrevista a Paola, quien creó el grupo en FaceBook. Conversando con Paola, me cuenta que varios puntos importantes no fueron reflejados por la nota, pero al menos se rescata el hecho.

Luego de la lectura y otros eventos, me aparecen algunos puntos destacables que me gustaría compartir de todo lo que he visto, escuchado, conversado y leído.

– Al parecer, la organización de movimientos a través de internet -más allá de macrobotellones o promociones mal hechas- en Curicó ya está logrando una proporción digna de llamar la atención. Cuidado políticos.

– Existe el interés de la misma ciudadanía o mejor dicho, curicanos, de participar. Si, un clic no basta, por lo mismo, se necesitarán manos que lleven los diversos movimientos desde lo virtual a lo real.

– El alcalde que hoy asume está en Facebook y al parecer lo usa. En otras iniciativas relacionadas con el Liceo Luis Cruz Martínez -de donde ambos somos ex alumnos- ya ha participado vía facebook y probablemente nos encontraremos en la próxima reunión de ex-alumnos que será el sábado 13 a las 11.00 en el auditorio del liceo. Que use facebook entrega la oportunidad de mayor cercanía con la comunidad y por lo mismo una oportunidad a abrir conversaciones desde la propia comunidad que estoy seguro que serán seguidas de cerca…

– Como buena empresa, Safari debiese seguir insistiendo, entonces el movimiento deberá mantenerse en estado de alerta ante posibles focos de ideas brillantes suavizadas con el cuidado de la naturaleza que en lo concreto es un rentable negocio.

– Habrá que ver la evolución de nuevas causas que vayan apareciendo, como las que Curicó Unido ha ido agregando. En la última reunión por “El estadio que Curicó merece” , llegó un cerca de un centenar de personas, gobernadora y alcalde incluídos. Se hará una campaña de firmas para lograr al menos un estadio para 12.000 personas. Veremos que pasa.

– La ironía, el humor y la agudeza nunca estarán de más. Lo que si lo estará, será colar argumentos basados en la típica y latera discusión de nunca acabar de derechas e izquierdas camuflados mezquinamente, ya que más que apoyar, ensucia causas que van más allá de la política. Ciertamente se requiere que quienes tienen mayor capacidad de acción la usen con un fin positivo, pero sacar partido intencionalmente… ensucia. Probablemente la propia campaña sea política pura, pero el sentido no tiene nada de partidista o mezquino, muy por el contrario, es pensando en la Ciudad y su futuro (a más de 4 años plazo).

Para finalizar, hago el llamado para usar la fuerza lograda para promover ciudadanía medianamente activa sobre todo en lo que respecta a iniciativas que por lo general no incluyen mayor consulta que a unos vejetes apernados en un concejo municipal mediocre.

Y bueno. Coloma, Gazmuri, León y Correa brillaron por su ausencia nuevamente. Supongo que están en un arduo tiempo de reflexión en torno a que institución donarán su 10% de reajuste que sin mediar recuperación de horas laborales o descuentos, obtuvieron por igual.

// 275