Cuatro años de nada

Me gusta cortarme el pelo en Curicó. El pelo importa poco, lo que importa es que los sábados se reúnen ciudadanos de a pie y comparten qué es lo que están viendo. Una de esas jornadas, la pregunta que apareció fue ¿cómo ha cambiado Curicó en estos años?

Marzo a marzo viene el mantra de los permisos de circulación. Haga su aporte aquí y contribuirá al desarrollo de la comuna. Pues bien, ¿cómo ha cambiado Curicó en estos años?.  Segregando. Desde veredas hasta calles, el modelo de dividir un centro versus periferia marca -literalmente- el camino de hasta donde puede llegar el “desarrollo”. Por cierto, el desarrollo en Curicó se mide en cantidad de sacos de cemento.

Si verificamos el desarrollo de los últimos años, veremos que el gran desarrollo visible viene de empresarios proactivos y ciudadanos que como pueden van mejorando su vida y la de su familia. Por cierto, con una inorganicidad evidente en lo que se ha convertido en un far west comercial.

¿En tránsito? evidente caos. ¿En calidad de calles? lo mismo. ¿En renovación urbana? ¿qué es eso?. ¿Comercio ambulante thailand stail? No los toquemos. ¿Plan de futuro? cero. ¿En ciudad ciclista? Que lo tomen los privados. ¿En ciudad turística? Para eso está Potrero Grande. ¿Curicó ciudad universitaria? ¿Hay universidades en Curicó?.  ¿La entrega responsable de patentes? ¿pero, debía planificarse?. ¿La definición de zona de entretenimiento? Ah, si, deveras que nos tomaríamos 6 meses en definirla. Ojo aquí, que esto únicamente enlista pedidos obvios para el Curicó urbano, pero la agrozona como provincia tiene todos estos y otros tantos pendientes que al parecer son invisibles.

Peor aun cuando revisamos lo ya definido. Si vió este “debate” comprenderá rápidamente que el Hospital de Curicó es uno de los proyectos clave en los que hay acuerdo. Fue la prioridad 1 del Plan de Reconstrucción junto con la Estación de Trenes (si, la que tantearon para poner en el Mall). ¿Quienes además de la comunidad son los responsables de lograrlo? Efectivamente, los diputados para presionar y poner el tema en la mesa; los alcaldes y concejales para “representar” a la comunidad ante presidente y ministro del área; y desde luego los consejeros regionales para presionar por proyecto y fondos. Pues bien, pasaron 4 años y adivine dónde estamos.

Esto ha sido sostenido en base a individualidades carentes de visión de comunidad, más preocupadas por la nueva elección futura o por perfilar carrera política que por lograr una ciudad digna de vivir.

Cada elección es una oportunidad y la de ayer la desaprovechamos. Tontamente, se reeligió a los dos diputados en ejercicio. Uno acumulará 8 años de diputado a los 12 años en el municipio (si, 20) y el otro, desde 1993 seguirá engrasando la máquina en un grafo laboral interminable. Sumado a esto, se optó por elegir como Consejeros Regionales a ex alcaldes, ex gobernadora y ex cores que ya venían con falla de origen. ¿Es que no nos damos cuenta que mantuvieron todo igual? Lo mismo, otros 4 años de lo mismo.

Disculpen mi pesimismo pero, si a pesar de todos los periodos no vemos avances más allá de los privados esto se estancó. Si a pesar de todos los viajes al extranjero y a lugar turístico que han querido, que les hemos regalado no hemos tenido retribución alguna en obra real, lo merecido sencillamente es el cuartel de invierno. Si a pesar de mantener en el congreso a diputados para que hagan leyes y piensen el futuro y se lo pasan dándoselas de alcalde, pues que postulen a la alcaldía. Si a pesar de la dieta mensual que ganan por sus cargos no reditúa en beneficio para la comunidad -que asume “el contrato“- mejor vuelvan a la vida privada. Disculpen, pero de este lado había expectativa.

La tropa, esta especie de corte local, al parecer no toma nota aún de quienes somos. Sus asesores bien pagados debiesen pasar del lado de las comunicaciones y reportes de prensa –muy de moda ahora los comiuniti manallers– al de los datos. Podrían darle una leída a nuestra performance comunal, provincial y regional, ver quienes somos en el marco global y hacerse cargo de nuestros resultados. ¿Vieron dónde estamos en competitividad?, ¿Les contaron nuestros puestos en educación?, ¿Supieron de los niveles de contaminación o se interesaron por promover su medición?.
1) No los conocen, eso denotaría ceguera cognitiva y falta de preocupación por saber.
2) Si los conocen, eso denotaría dolo, entendiendo que debiesen hacer algo por modificarlos.

Pero bueno, los encargados de levantar estos temas –medios de comunicación- seguirán más interesados en los próximos canapés de la Gobernación, las futuras tortitas en conferencias de prensa donde los Montero o uno que otro almuerzo en el Español. Tocar otras teclas sería morder la mano que da de comer directa o indirectamente, lo que sin duda nos llevará a una pusilanimidad permanente pero podremos vivir con ella a cuestas.

Estamos comenzando cuatro largos años.

Cuatro años de nada.

// 540

Dineros públicos a medios privados en el Maule

Los Fondos de Medios de comunicación son un aporte que desde la institucionalidad se realiza a los medios de comunicación en cada región de Chile. Año a año se entregan fondos para esta iniciativa que tiene como objetivo “contribuir al financiamiento de proyectos relativos a la realización, edición y difusión de programas o suplementos de carácter regional o local”.

Focalización en Radios, lo obvio… ¿o no?
Es usual encontrar que la asignación de los proyectos se concentre en medios radiales, ya que se asume como el de mayor cobertura regional, antes que la televisión, diarios, revistas e internet por las barreras de acceso, precios y disponibilidad que estos últimos medios presentan comparativamente.

El año 2009 la mayor cantidad de fondos asignados los obtuvieron las radios.

En la distribución de fondos del 2010 todo indicaba que esta tendencia continuaría, teniendo en consideración el aporte realizado durante la emergencia, posterior a la emergencia y el daño que muchos medios tuvieron. Era un consenso que este año los aportes se entregarían a medios teniendo en mente la necesidad de generadores en caso de pérdida de energía y reconstrucción, lo que recaería invariablemente en los medios devastados en la costa, los radiales y medios de ciudades que si bien no sufrieron a causa del tsunami, si sufrieron por el terremoto. Cabe aclarar que no es el fin directo según la reglamentación y espíritu de la norma, pero el objetivo de fondo lo vale.

Top 10
Considerando todo lo anterior, la lógica nos llama a asumir que tal interés se expresará sin dudas en lo ya hablado. De los top 10 de este año en base a recursos asignados, 6 medios beneficiados tuvieron relación con sus daños a causa del terremoto o compra de insumos para hacer frente a emergencias y difusión a la comunidad. Pero los tres restantes francamente abren la duda.

Para los diez primeros, el listado queda así

1. Radio Kamila de Constitución
2. Radio R T.L. de Curicó
3. Diario El Centro de Talca
4. Revista Gente´s de Curicó
5. Molivisión de Molina
6. Radio Poesía de Curepto
7. Radio Pentagrama de Constitución
8. Diario La Prensa de Curicó
9. Canal 5 de TV de Linares
10. Radio Buena Nueva de Linares

Para quien siga estas columnas, tendrá una idea de lo que puedo pensar de Diario La Prensa (Top 8) y Radio Tropical Latina (Top 2). Si bien puede no ser de las más favorables, debo acatar que bajo el criterio de reconstrucción y difusión respectivamente, debiesen asignarse fondos para apoyar su labor. Es cierto, son instituciones privadas y con fines de lucro, no obstante, es algo que viene implícito en el espíritu de la asignación de estos fondos.

Ahora bien, otra cosa es entrar a pata pelá.

Ajustando la mira: los top 5
Ya conocemos los top 5, a los que ahora agrego el aporte que recibieron

1. Radio Kamila de Constitución ($2.080.000)
2. Radio R T.L. de Curicó ($1.775.329)
3. Diario El Centro de Talca ($1.392.000)
4. Revista Gente´s de Curicó ($1.300.000)
5. Molivisión .cl de Molina ($1.300.000)

Me parece acertado considerar en primer y segundo lugar a medios radiales, a pesar de confesar mi ignorancia en cuanto a daño relativo, vale decir, que medio esté más dañado y si es reflejado acá. Algo que no me parece para nada acertado es la asignación de los siguientes lugares.

Diario El Centro (Top 3)
Diario El Centro en sus flamantes instalaciones —inauguradas en la década del 2000— cumple con tener un ejemplar diario de circulación regional, ok, parámetro aceptado. No obstante al menos le pone un pelo a esta sopa que el Presidente del Jurado que asigna los fondos sea un representante del Diario. Por más abstención, el representante y presidente del consejo que elige y asigna los proyectos, en algo puede que influya. En el mejor de los casos, puede incluso contar con información que no todo el jurado maneje: es mucho, es poco, plantea el proyecto así o asá, etcétera. Somos humanos. (No debo desconocer que fue una gran jugada de la ANP en el sentido general de estos fondos).

No me parece que se priorice de esa forma la asignación de medios, sabiendo que diarios —como el de la competencia— postulaban quedando al menos a 6 lugares de él a pesar de estar en el suelo. Por decoro, al menos bajar la apuesta en vista de la necesidad.

Revista Gente’s (Top 4)
Ya se había hablado en otra columna, el caso de la Revista Gente’s, que a mi parecer tiene un valor comunicativo cuestionable y más cuestionable aun en una época en que los parámetros están priorizados en base a emergencias y prevención para el futuro. Para empezar es revista y no diario, lo que ya eliminaría —a mi parecer— la posibilidad de estar en los Top 5 y si me presionan un poco, siquiera de obtener la asignación de fondos.

Ahora, si las fotos de empresarios y pseudo-stablishment en papel couché es un gran aporte a la región, más aún con las consideraciones que rodean un terremoto: ok, que pase (¿?).

“Esta revista no se caracteriza por contener artículos con algún espesor literario. Más bien su sello es el de servir de vitrina a la clase política curicana en un formato que podríamos definir de “páginas sociales”. Sin embargo, contra todo sentido común, la Comisión Regional consideró a fines de octubre que Revista Gente´s merecía un pingüe subsidio por un millón trescientos mil pesos.” —Roberto Celedón en El Amaule

Molivisión (Top 5)
Cuando lo primero que se pierde es la electricidad, llama la atención este tipo de elecciones. Cuando el proyecto obtenido se trata de “Los verdaderos emprendedores del Maule”, llama a la reflexión también.

El lobby aquí se notó mucho. Quienes conocemos algo del mundillo maulino conocemos este canal y desde luego no ignoramos a su dueña o quien parece ser su dueña. La concejal molinense (P.25,ID.20)y actual jefa de gabinete de Junji (ID.8897) —presidida en la región por la también molinense tía Andrea (UDI), que fuese designada por Ximena Ossandón (UDI)…— en el Maule, Mabel Reyes (UDI) es reconocida tanto por esta estación televisiva como por el uso de este medio como su plataforma electoral.

Y bueno, cada cual usa su medio como quiere, el punto es la soltura de cintura para pivotear entre lo privado —el canal— y sus dos roles públicos. ¿Cómo eliminamos la posibilidad de suspicacia posterior?, ¿o en rigor se confía en que nadie esté atento de lo que pasa?

Mis profecías favorablemente incumplidas
Con algunos amigos con quienes compartimos el gusto por el análisis de medios —sobre todo regionales— nos parecía extraño cómo empezaron a aparecer como callampas, medios online a mediados del 2010. En el secretismo que impera en la institucionalidad regional, no he podido dar con los nombres de todos los postulantes a los fondos (47), por lo que no he podido ver si tales medios estuvieron nominados. La profecía era acerca de cómo se crean medios para obtener este tipo de recursos, teniendo un fin informativo al menos dudoso.

Algunos comentarios antes de finalizar
Uno que otro medio también se coló en la adjudicación. Debo admitir que fueron un poco más inteligentes al no destacar mucho en los primeros lugares. Sorprende ver incluso que medios de comunicación de hijos de SEREMIS hayan obtenido fondos, como si don Google no pudiese entregar suficiente información para darse cuenta. Insisto en el punto de que al parecer las decisiones se toman creyendo que nadie está atento a lo que pasa.

Claro que hay información que al parecer no quieren que aparezca en Google. Todas las tablas y posteriores filtros utilizados en este análisis tuvieron que ser creadas por quien escribe, ya que en el sitio del Gobierno Regional esta información —para variar— no aparece. En cualquier caso, dejo disponible esta información pública para que los curiosos lectores puedan analizarla y sacar sus propias conclusiones. No solo está la de proyectos adjudicados de 2010, sino también la de adjudicados 2009 para comparar.

En este post junto con exponer una duda razonable acerca de la asignación para el año 2010 de los fondos, planteo la interrogante de fondo, esa que tiene que ver con cómo se hacen cargo los medios de comunicación del rol que les compete en su calidad y desde luego, el rol que le cabe a la institucionalidad en su conjunto, abriendo la puerta a prácticas a lo menos, cuestionables.

A no confundirse: todos estos medios son entidades privadas, salvo radios comunitarias y bomberiles (las menos). Doble responsabilidad entonces la de asignar dineros públicos a entidades privadas y doble debiese ser la transparencia en cuanto a exponer absolutamente toda la información a la ciudadanía.

Acá me parece que hace falta eso que siempre ponen como frase cliché en los medios de comunicación, eso de “la verdad, sin compromisos”.

// 575

¿Cuándo Curicó pasó a llamarse Mall Curicó?

La estación de trenes de Curicó como tantos edificios de la ciudad, fue demolida luego del terremoto que aun mantiene su daño. Hoy, sigue funcionando en una improvisada casa vecina que hace de boletería para mantener el servicio.

El Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES Curicó) y la apertura de la conversación acerca de la reconstrucción, abrieron la puerta a que se pusiera sobre la mesa la reconstrucción de la estación en otro lugar, algunos metros al sur, coincidente con las instalaciones de Mall Center Curicó, quienes estarían dispuestos a “aportar al desarrollo de la ciudad” con su financiamiento.

Esto es un absurdo. Estoy completamente en desacuerdo y diré por qué  en las siguientes líneas. El primer argumento y esencial se relaciona con nuestros acuerdos, nuestros compromisos públicos de desarrollo y como los llevamos a cabo.

Eje turístico
Curicó fijo hace años una “estrategia turística” —si, quizá es mucho nombre— que tiene como uno de los puntos de entrada a la estación. Esta ruta turística, comenzaba en la actual estación de trenes, culminando este trayecto en el Cerro Condell, lo que orientó durante años los esfuerzos, ideas y recursos para mejorar en infraestructura y servicios a este eje. Sin ir más lejos el propio Cerro Condell con la idea del teleférico es parte de ese concepto, siendo una de las tantas inversiones realizadas. El punto fundamental aquí no es necesariamente la millonaria inversión que hay detrás de todo lo que se planifico y se llevó a la realidad, sino la capacidad de desarrollar una ciudad bajo acuerdos consistentes en el tiempo y no cambiantes ante la aparición de otro impulso o de un mejor lobbysta que cambie los planes públicos a su conveniencia particular.

De acuerdo, las condiciones han cambiado, pero en vista del mismo cambio —terremoto— aportar al desarrollo de iniciativas comerciales que sufrieron sus consecuencias, particularmente en el centro de la ciudad, me parece más importante que hacerle el juego a un único centro comercial.

El interés de Mall Curicó
Es totalmente comprensible y válido el interés privado del centro comercial por tener este tipo de estación conectada directamente en sus instalaciones, sabiendo que uno de los puntos importantes para cualquier mall es tener un flujo de publico ojalá permanente, lo que desde luego abre sin mucha vuelta ni teoría conspirativa, un jugoso lobby por hacer este proyecto una realidad. Esta no es ni será la primera acción que realice el centro comercial por aumentar ese flujo de personas. Imagino que no se han creído eso de cultura, deportes y auspicios por el mero fin buena ondi. La idea es llevar gente y está bien, es parte de su negocio privado.

Por cierto, nadie desconoce el aporte en cuanto a trabajos que ha logrado este centro comercial. Este punto no está en discusión, pero llamo también a no olvidar que poner el mall significó optar hace algunos años entre educación versus trabajo. Los terrenos del Regimiento pudieron haber albergado en su momento instalaciones que reflejaran el real interés de la ciudad por una mejor educación, pero bien, eligieron un centro comercial y ahora hay que asumir ese “costo de oportunidad”.

Urbanismo inconsistente
Varios son los argumentos que se esgrimen para realizar este cambio. Me parece sorprendente que los mismos que enarbolan la liga del urbanismo y desatochamientos, no se den cuenta que al igual que la cárcel, el aeródromo, el cementerio —por plata en su momento hasta exhumaremos nuestros muertos para construir— el mall es un atochamiento en si mismo que bajo esa lógica argumental, deberemos erradicar también. El regimiento en su momento ya era un tapón y la línea del tren su extensión.

¿Qué hacemos ahora que nos pisamos la cola, argumentalmente hablando?, ¿estamos dispuestos a sacar ese mall de ahí y ponerlo fuera de la ciudad como sí lo hicieron ciudades que caerían en la definición de “más desarrolladas” que Curicó?.

La falacia de los tacos
Otro argumento que se expone es que el cambio de estación  desatochará los tacos del centro, como he leído en los comentarios que han aparecido en el blog de PRES Curicó. Pensar que el cambio de lugar de la estación, dentro de la ciudad, logrará desatochar el centro es un absurdo, dado que el mismo tren continuará pasando por el medio de la ciudad, ocasionando las mismas bajas de barrera que mantendrán los tacos del centro. En el mall o fuera de el, mientras la estación de trenes siga ahí, seguirá pasando. La opción de fondo, al igual que para el terminal de buses, es el traslado fuera de la ciudad de ambos servicios.

No se aborda en su mérito las precarias armas para abordar el problema vial que mantiene Curicó. Los problemas ocasionados por el paso del tren son parte de un conjunto de problemas que no se han enfrentado desde la técnica y creatividad y que llevan años ahí.

EFE atento
Para EFE, siguiendo la lógica economicista —muy de moda por cierto- la opción simple es dejar todo en manos de un externo que ponga los recursos. La opción del flojo sería en este caso la indicada, ahora bien, roguemos que el juicio de Empresa de Ferrocarriles DEL ESTADO sea consistente. Esperemos que el flamante director de Terrasur y ex diputado, defienda una postura más enfocada en el desarrollo integral como ciudad y no un negocio de privados que por cierto, lleva las ganancias a un Santiago que hasta el momento no dice mucho.

Las inmobiliarias despiertas
Es interesante ver como se han ido moviendo las fuerzas en este ajedrez. Mover la estación de trenes, del mismo modo que lo sería mover el aeródromo, la cárcel o como hasta hace poco persistían en hacerlo con el hospital, abrirá la puerta a la venta de suculentos terrenos céntricos los que, incluso sin ir más lejos, ya deben tener precio en el mercado. Teniendo esto en mente, si usted, ilustrado lector, fuese dueño de una empresa inmobiliaria, ¿qué haría?. Y si además de ser dueño de una inmobiliaria, tuviese la potencia, digamos a nivel incluso de alta autoridad regional, ¿influiría?.

Reitero, este post no evitará el lobby del Mall, el de las inmobiliarias y los cachenchos que siempre sacan la tajada, simplemente pretende exponer algunas de las cartas que siempre se suelen dejar bajo la mesa para el mejor momento y los argumentos falaces con los que se pretende concretar un buen negocio privado. También para llamar a la atención de que si bien se valoran las fuentes de trabajo que ha traído la instalación del mall —directos e indirectos— se debe mantener la cordura, pese a la alta inversión publicitaria, como para no terminar rebautizando la ciudad de Curicó como Mall Curicó.

Somos mucho más que un mall.

¿o no?

Publicado en Maulee.cl

// 690

Inversión regional en el Maule: ¿Quién miente?

Cada año se asignan recursos a las regiones de Chile. Estos recursos para el desarrollo de las regiones —claves en el proceso infinito de regionalización— cobran vital importancia tanto en su forma de uso como en la propia capacidad de asignar tales recursos a proyectos e iniciativas locales. Por cierto, en un año 2010 en donde la naturaleza azotó con inversiones públicas y privadas, algunas de ellas históricas, el tema se torna más sensible aun.

Se han entregado cifras acerca de tal inversión… pues bien, alguien miente.

En vista de la batahola producida por diferencias de cifras, preferí averiguar de motu proprio cual era la verdad de las vienesas, dónde estaba la diferencia y si realmente calzan las versiones. Adelanto: ninguna calza. Hay al menos dos cifras de fondos ya asignados a algún proyecto al 30 de noviembre. Si, feliz 2010, a todos pero aun no hay cifra oficial de término de año.

Antes de decir cuales son, cabe tener en cuenta que el 30 de noviembre en un año de 12 meses corresponde al 91,6% del año, por lo que se esperaría que la cifra del presupuesto se acercara a tal porcentaje. ¡Sopresa!, las primeras cifras señalan al Maule con un 60% de inversión y además la pone en el último lugar —literalmente— del ranking nacional. La segunda, señala que sería un 70% lo que si bien es mayor, está lejos del 90% esperable.

Información actualizada para usted
Poco nos dice el Sistema de Consulta de Inversión Regional del Gobierno Regional, que como suponemos, debiese entregar los datos puros en una simple tabla sin maquillaje. De igual modo, el apartado de Proyectos no expone los proyectos, sino que retorna a la portada del GORE (?). En el apartado de Cuenta Pública —entregada hace un par de semanas por el Intendente— la última registrada data de 2008…

La única información oficial —la que imagino debemos creer por que si— es una tabla que muestra a noviembre un 86,4%, llegando a los 32.459 millones de pesos (USD$69,2M), lo que desde a pesar de ser menor que lo esperado en 5 puntos, se asemeja más al 91,6% pero sin posibilidad de comprobarlo por cifras desagregadas.

El consejero habitué del diario de papel, nos dice que los recursos “se gastarán en un 100%”. Buena cuña, aunque debo conceder que en su condición debiese manejar mejor información de la que yo dispongo como simple ciudadano de a pie.

El caso de Talca
De lo que puedo ver, dándome el trabajo de tomar una de las cuatro provincias y analizarlas según su buscador (si, copiar y pegar proyecto por proyecto ya que no permite exportar ni obtener la tabla completa), puedo ver —con desorden en cifras, unidades y estándares— que el total del presupuesto para obras de Talca como comuna, el que imagino que es el mas ordenado que hay de la región (centralismo regional…), es de $5.985.602.000. Esta cifra, comparándola con el gasto acumulado al 30 de noviembre según la tabla que expone datos agregados en formato pdf —creada recién el 16 de diciembre…— da la cifra de $5.687.515.663. Si fui poco claro: la información del propio sitio no es consistente.

Primero, ¿es posible que ambas cifras sean distintas?, si, es posible dado que la información del buscador además de desordenada en cifras, unidades y estándares, es incompleta, lo que lleva a inferir que el resultado del buscador debiese ser menor. Sorprendente (notar que es mayor (?)).

Segundo, si para la provincia de Talca fue ese el resultado, ¿para las demás provincias (3 más) será distinto también?, ¿por cuánto se diferencia la cifra del total regional?.

Tercero, ¿existe un sistema que lleve el registro del gasto regional o hay un “excel sacrosanto”?.

Cuarto, ¿en dónde están los Consejeros Regionales que no ponen cota al desorden?, ¿revisan la información o se preocupan de que ella exista?, ¿acaso están planificando las vacaciones?.

¿Quién miente?, ¿quién tiene el dato?, ¿alguien lo tiene realmente, ordenado y desagregado?, ¿con qué certeza se puede afirmar que se llegará a un gasto del 100%?.

Cabe señalar que si existiese cuenta mensual de uso de recursos en la web, nada de esto habría pasado.

¿Opendata para la Intendencia?

// 282