Ilustres de Curicó

Hoy es el Aniversario de Curicó y una de las actividades para conmemorarlo fue la entrega de la mención Hijo Ilustre. En la historia de aniversarios y premiaciones en esta fecha se estila -y con mayor frecuencia como veremos más adelante- entregar la mención Hijo Ilustre y/o Ciudadano Ilustre, dependiendo del origen del candidato (local y foráneo respectivamente).

Partamos por aclarar que no hay una obligación legal de hacer la premiación y su realización se basa más en una tradición que por lo demás no se ha realizado año a año, lo que denota una variable de temporalidad que puede manejar quienes eligen al ciudadano o hijo ilustre.

Los premiados anteriores
Del listado que despliega el municipio se comprenden premiados desde el año 1951 según el registro municipal y al 2012 según Curicopedia. El conjunto de 34 ilustres contempla entregas individuales en áreas que se pueden agrupar de la siguiente forma

Cantidad de premios entregados desde 1951

Notar la periodicidad en la entrega de los premios, junto con la dispersión de los últimos años.

Las cuatro paredes
Cabe preguntarnos cómo se hace la elección del premio de cada año.

Por lógica elemental, una decisión realizada entre un grupo cerrado y homogéneo tenderá a generar resultados similares. Podríamos llegar a un punto más extremo en vista del binominalismo y cuoteo imperante, perdón, del equilibrio de fuerzas, podría aparecer hasta la estrategia de elegir dos hijos ilustres con lógica de empate, ensuciando la escencia del premio. Pero vamos, que eso no sucede.

Es un poquito más abierto el campo de decisión. Ni tanto en realidad. A lo más, se abrirá a ciertos clústeres de poder como Rotary, Lions, Religions et al, los que por ejemplo instalan monumentos, cambian nombres de calles, usos de suelo, etc., manteniendo la pelota donde tiene que estar.

Definir a puerta cerrada a postulantes y elegidos elimina opciones de posibles postulantes de ámbitos distintos a los que tienen los eventuales representantes, coartando la posibilidad a notables ciudadanos e hijos que han tenido un gran impacto en disciplinas ajenas a los electores del concejo -¿ciencias por ejemplo, tecnología quizá?- en vista del facilismo de elegir al primero que llega a la mente o bien el “me dijeron que eligiera a este”.

Que decir de quienes, sin tener una posición política, económica, religiosa o social/colonial preponderante, y teniendo impacto en la comunidad pudiesen ser más merecedores del premio. Casi impensable.

Premiados por áreas

Interesante. Parece haber cierta predilección por áreas y género. Empresarios, Educadores, Religiosos y Fuerzas Armadas y de Orden parecen ser los predilectos. Por cierto, 3 mujeres solamente desde 1951. Pero continuemos.

Los postulantes y la elección
Pero ¿cómo se designan los postulantes?, ¿por qué no hay premio todos los años?, ¿por qué hay más de un premiado algunos años?, ¿participa de alguna forma la comunidad?.

Como en toda entrega de premio, siempre está el riesgo de comprometer la naturaleza misma del premio. Como ya podrá imaginar el lector, no existe una metodología clara, permanente y transparente para definir postulantes y elegir ganadores. Por favor, ni siquiera osar a solicitar la apertura pública en cuanto a la postulación y elección del galardonado. Es simple: acuerdo previo a entrar al salón, levantar moción y votar. Tanto o más fácil que aprobar un finde turístico.

La entrega en este aniversario
Un asunto es definir postulantes, otra elegir ganadores y, como señalé al comienzo, es clave atinar con el tiempo.

En esta oportunidad ha sido un completo desatino. Como era de suponer, el acto solemne en donde se premia a un destacado -en pleno escenario de elecciones- fue aprovechado para promocionar candidaturas. Alcaldes en pausa deseando volver, concejales que les gustó el sorteo, asesores de campaña y otros pasaron a ser centrales en un evento que debiese manter la solemnidad que un momento de estas características debiese intentar lograr.

Y es que premiar al dueño de un medio en tiempo de propaganda puede que sea un poquitín cuestionable, entendiendo que en un entorno reducido y donde representantes de medios terminarán si o si en el asado de victoria del que gane, privilegia más el interés de un Concejo Municipal -electores del premiado- por sobre el interés general. Con más fuerza aparece el cuestionamiento cuando el galardonado representa a uno de los medios que abre o cierra la puerta y con ello genera opinión en un sector que aun lee papel.

Puede que hasta aquí no se vea el tema de fondo y parezca que me he quedado pegado sólo en la relación poder y medios o política y medios. Pero hay otro asunto que me parece importante de prever por parte de los preclaros que dirigen el destino de la comuna. La premiación es inclusive analizable desde la perspectiva de la relación entre el municipio y sus proveedores, lo que podría homologarse con la entrega del premio al concesionario de parquímetros, basura, etc. Si, parquímetros, basura y otros no tienen los 100 años ni la tradición que se le confiere al medio –al punto de la inmolación– no obstante esto, sigue teniendo la figura de proveedor de servicios de publicidad (ojo, no hablo aquí acerca de la publicidad o publireportajes para quienes pretenden reelección, COREs que quieren ser diputados y tal).

Otros más quisquillosos entrarían a cuestionar la relación entre el medio y el olvidable episodio que enfrentó el Municipio con la Contraloría General de la República y esta entrega, donde el empleador y galardonado no previó un conflicto de interés que traería al entregador del premio.

Pero Curicó seguirá siendo relativamente pequeño como para poder abordar este tipo de temas desde la raíz y perder la capacidad de ponerse colorado una vez.

No soy quién para decir si el premiado merece o no el premio, es más, me parece que no es el tema. La invitación es a a ampliar la mirada en cuanto a la decisión actual, repensar la lógica histórica del premio y generar una metodología que a futuro realmente entregue la potencia de reconocer dentro o fuera de la ciudad a quienes se destaquen en el desarrollo mismo de Curicó o bien, quienes lleven con honor la camiseta más allá de sus fronteras.

(en edición)

// 490

Encuesta CEOC–UTalca, resultado provisorio para Curicó: al agua

Para cualquier novato el encontrarse con un resultado de 47,3% para Javier Muñoz y un 39,4% para Hugo Rey hará que por simple inspección se de por ganador a uno sobre otro, o quizá, con un poco más de cuidado se logre analizar el margen de error de la encuesta sobre los resultados, que en el caso de mayor cercanía entre los porcentajes antes expuestos daría una ventaja de un 0,5% de Muñoz sobre Rey. El incauto dará por vencedor a Muñoz, mientras que el resultado real sigue abierto.

Aislando el origen
Antes de comenzar y a modo de aclaración previa. No desconozco la vinculación entre la Universidad de Talca y la Democracia Cristiana que en algunos lugares exponen como directa -lo que de paso sería heredable por el CEOC-, pero me parece apropiado exponerlo como un antecedente de contexto que evitaré ponderar, ya que no hacerlo impediría incluso el ejercicio de análisis y trabajo realizado ignorando las credenciales que una institución como la Universidad de Talca tiene y el profesionalismo del CEOC y su equipo. Esto lo constato por la candidatura que en esta ocasión aparecería como ganadora (DC) en el resultado agregado y que los medios –en su frecuente imprecisión o sólo falta de preparación- toman como resultado absoluto.

Capital cultural e ingresos
De la muestra, el 68% pertenece a NSE D y E, altamente sensible al regalo de lentes, maicillo para la cancha, poleras para el club, entradas al circo, et al. Cabrá preguntarse ¿si los premios aumentan, el voto cambiará?. Bienvenida variabilidad. Consistente con un punto anterior, sólo el 21,3% de la muestra no estaba inscrito en los antiguos registros electorales, vale decir, o se inscribieron por decisión o por ley de voto voluntario, como sea no cuentan con un historial que les de algo de predictibilidad. Más incertidumbre al escenario.

Foco a jóvenes y viejos
Acerca de los jóvenes, sólo el 9,5% (71 personas) entre 18 y 24 años fueron entrevistados a pesar de ser la mayor incertidumbre en el nuevo padrón electoral (voto incierto). En tanto que para viejos, sólo el 9,7% (73 personas) sobre 64 años fueron entrevistados a pesar de ser significativamente mayor su impacto (voto fijo). Cabe preguntarse sobre este punto ¿por qué los candidatos se ponen a visitar asilos y centros de adulto mayor?.

Siendo rigurosos aun no hay un ganador
Pero bien, dando fe de que la encuesta es realmente representativa de la realidad local, según las 748 encuestas, podemos hacer algunas observaciones. La primera es que, asumir luego de esta encuesta, que el ganador será Muñoz, es a lo menos poco riguroso teniendo a la vista el mes que queda por delante y lo abierto que está el escenario entre quienes aun no deciden su voto o aun no deciden votar.

Foto de baja resolución
El resultado no es definitivo, sino preliminar a un mes de la elección. Aunque suene obvio, me parece importante hacerlo explícito ya que frecuentemente se olvida al momento de leer, interpretar o difundir un estudio.

Entre quienes “no saben si votarán” (12,8%) y los “no saben o no responden” (10,4%) superan el 10% en cada caso medrando el resultado principal que se quiere ver. Sobre este punto, actualmente entre el margen de error mayor y el menor del 2do y 1er lugar respectivamente hay una diferencia de un 0,5%, ínfima en relación al 12,8% y 10,4% ya señalado.

Falta máquina
Las opciones de Raúl Basualto y Paola Parra no tienen la máquina propagandística (desde palomas hasta medios de comunicación) como para aparecer en la mente como opción logrando apenas un 2,9% de las menciones. No debiese de extrañar en este punto el resultado obtenido, lo que si sorprende es el rechazo por Paola Parra (26,9%), que habla de ser conocida pero no querida.

La próxima encuesta
Imagino que están en la preparación de una encuesta más cercana al día de la votación, por lo mismo sería esperable una muestra más amplia sobre todo en sectores rurales y el análisis por candidatos a concejales para así tomar una mejor foto del día. Ampliar el esfuerzo en jóvenes y adultos mayores –independiente de la proporcionalidad demográfica/muestral- también sería un aporte.

// 361