El clic de Ricardo Claro.

Hoy ha muerto Ricardo Claro, empresario chileno dueño de la estación de televisión Mega, Diario Financiero, CristalChile y Compañia Sudamericana de Vapores, entre otros, a eso de las 04.00 Am por un paro cardio-respiratorio. Este destacado empresario, también fue en su momento un reconocido adherente del régimen militar.

Este post es en recuerdo de uno de los momentos más decidores de nuestro pasado y en donde él participó como protagonista. Ricardo Claro, el 23 de agosto del 92y, en pleno programa de televisión “A eso de…”, saca de la nada su Radio Kioto -en ese momento fue altamente tecnológica :p – y con su dedo implacable, hace clic en la tecla play… El canal, en ese momento llamado Megavisión, sintió el silencio. Claro y su dedo, mostraron una grabación que desencadenaría el episodio conocido como el “PiñeraGate” o el “Kiotazo”.

En pleno programa, la grabación muestra una conversación telefónica en donde Sebastián Piñera -actual candidato a la presidencia por RN- se refiere en terminos inadecuados de Evelin Matthei. Veanlo por ustedes mismos.

Sebastián Piñera: …se decía que hay un síntoma en esa huevá.
Pedro Pablo Díaz: Ah, puchas (Entre risas)

SP: De todo lo que dice después le tienen que contradecir, huevón. ¿Ah? ¿Divorcio? Que está preparada, que hable más en contra del divorcio. Que está preparada, que no está preparada. Después una cuestión le podís decir tu. Hace dos años atrás, cierto…
PD: Qué, puh.

SP: …No es que me decía Jorge Carey, lo que me dijo Carey es que esta mina fue a buscarlo a ella para parar a Jarpa y ahora lo que pueden tratar de meterle, es el síndrome, cierto, de una huevá débil, inestable. Que va p’allá, que va p’acá, que pega tiros, que pega tiros p’acá, pero con suavidad. No puede transformar a la [Evelyn] Matthei en víctima.
PD: Exactamente.

SP: Le puede decir, por ejemplo, mire, todo el país conocía una de las características, cierto, cuando su papá [Fernando Matthei] era comandante en jefe que decía una cosa, que después se contradecía, pero nadie nunca sabía qué diablos pensaba, porque decía diez cosas distintas en diez minutos. Da la impresión que esto también se extiende a usted. ¿Por cierto, no? ¿Ah? Y allí le puede tirar la cosa del divorcio, si está preparada o no está preparada, si en 30 segundos se da vuelta de carnero ¿pero cuáles? … ¿Me entiendes o no?
PD: Bueno, voy a repasar con el pelao al tiro. Voy a cortarte y voy a llamar al pelao [Jorge Andrés Richards]

SP: Pero tiene que hacerlo bien hecho, tiene el ejemplo del divorcio, tiene el ejemplo de si está preparada, tiene el ejemplo de también ¿qué otra cuestión?
PD: De la catolicidad. De si es católica y no va a misa, o sea en dejarla en contradicción. Usted dijo que su papá se había convertido al catolicismo con la venida de Juan Pablo II.

SP: Después dijo que es luterano.
PD: Y ahora dice que es luterano. Ella dice que es católica y no va a misa. ¿cómo es la huevá?

SP: La gracia es que trate elegantemente de dejarla como una cabrita chica, despistada, que está dando palos de ciego.
PD: Claro, no una víctima, por ningún motivo.

SP: Pero no una víctima… Usted no cree que es mejor que se prepare más… No cree que es mejor que tenga una cosa más sólida, que piense más, que medite más, antes de pretender un cuento en que además, mucha gente cree que la están utilizando. ¿Cachai o no?
PD: Exactamente. Y déjame decirte que el pelao está dispuesto, me dijo voy a ser muy … la voy a acorralar a esta huevona.

SP: La gracia sería hacerlo con un muy buen tono, ¿cachai o no?
PD: Claro…

SP: No ponerla en víctima. Así como decir “oye Evelyn mira…”, como si fuera su amigo. Como que le está dando un consejo. Sabís qué, mejor, huevón, deja esta huevá. ¿Cachai o no? No hay nada peor que el consejo, y capaz que la otra, cierto, va a tener que responder que es corajuda y chucha la mujer ¿cachai o no? El tono, la forma, impecable, amistoso, ¿cachai o no?
PD: Exactamente.

SP: Diciéndole, oye, sabís que más, Evelyn, sabís que deja esta huevá estai haciendo el loco ¿cachai o no? ¿okey?
PD: Okey, tira p’arriba.

SP: Yo te voy a volver a llamar, ¿dónde estai tú ahora?
PD: En al casa de la Margarita.

SP: ¿Y vai a estar ahí en el almuerzo?
PD: Y ahora en la maña…

SP: Ya está.
PD: Listo.

SP: Okey.
PD: Si no nos hablamos, un abrazo ¡Tira p’arriba!

SP: Oye Peter Paul, bueno. ¡El [Andrés]Allamand partió para allá, puh!
PD: ¡Sí puh! Estoy con él el próximo jueves ya.

SP: Sí.
PD: Y ahí se queda una semana.

SP: Yo he andando hueviando huevón, en…
PD: Bueno ¡ahí aprovécheme todo, pues huevón! Va Pastrana, también don Misael.

SP: Si sé
PD: Y el lunes almuerzo con el Pato Silva, en la Coca-Cola. El embajador va a ir también.

SP: Allamand se va ¿ah? Llévale el recorte de hoy día. Que yo apoyo a Allamand.
PD: Ya, okey.

SP: ¡Oye!
PD: Voy a llevar [el diario] El Mercurio hoy día. Y cualquier recado a Allamand, me llamai por teléfono a la Coca Cola.

SP: Mejor le voy a dejar la lista de teléfonos. Que Allamand llame por teléfono a algunos gallos [individuos] de allá.
PD: ¡Ya puh!

SP: ¡Oye, putas que es latas esta huevá! Yo salí de Barcelona [Los Juegos Olímpicos de Barcelona, 1992], huevón, que era la raja, huevón, a caer, huevón, a este infierno.
PD: (Risas) Pero, putas, ¿qué huevón, quién lo eligió?

SP: Sí, pus, ahora, aquí me voy a Curicó. ¡Anoche llegue de Talca a la noche, huevón!
PD: Lo encuentro insólito esa huevá ¡Que te hayas venido, fíjate!

SP: Porque tengo esta huevá de televisión que no me la dejaron… que no lo pude cancelar.
PD: La Margarita está al lado, aquí, me pregunta a cada rato si… que te diga si escuchaste los chiflidos de la Evelyn.

SP: No, no escuché nada.
PD: Que esos chiflidos los hacía ella, dice.

SP: ¡Ah! (Risas)
PD: ¡Porque se cagó chiflando, huevón!

SP: Oye, nos vemos más rato.
PD: Nos vemos más rato, ¡Tira p’arriba!

SP: A la hora de almuerzo te voy a volver a llamar.
PD: Okey

SP: Chao.
PD: Goodbye…

Este tipo de conversaciones no creo que sea una excepción en el mundo político o que hayan dejado de pasar por la grabación. Lo interesante es que al día de hoy, Sebastián Piñera, uno de los personajes que aparece en el diálogo y actual candidato, ve como comienza a formarse la conversación en su sector político, que intenta levantar a Evelyn Matthey como adversaria, es decir, a la misma que había que dejar “como una cabrita chica, despistada”

Las vueltas de la vida.

Actualizado
Pocas veces me sorprendo, pero hoy fue uno de esos días. Revisen este link, que comparativamente deja a mi post como una alpargata :p

Links Relacionados
La grabación de Sebastián Piñera , el Piñeragate de 1992, (Kiotazo)
La confesión de Matthei
Espina dice que Matthei y Piñera no pasaron la prueba de la blancura
El vengativo señor Claro

// 461

Adolfo Zaldivar, Presidente

Adolfo Zaldívar, Senador de la República de Chile y presidente de la Cámara Alta a través de su brazo propagandístico, perdón, Lista informativa del Senado, semana a semana intenta abrirse paso como el hombre que cambiará Chile.


Foto por Luis Ramírez
Cuando los independientes y díscolos han tenido que votar, inevitablemente han acercado posiciones hacia la derecha y, teniendo en mente de que luego de su nominación a la presidencia del senado, ha pasado casi a ser el presidente de los díscolos, su ultima columna titulada “La alternancia que se necesita es una alternancia de ideas y políticas y como enfocar la economía del país”, invita a pensar que está abogando por una eventual elección de Sebastián Piñera como futuro presidente de Chile. Farso, farso farso.

La alternancia emerge cuando la alternativa se siente en desventaja y es utilizado como un argumento per se para agregar peso a la balanza. Al ser esgrimido por Adolfo Zaldívar, expulsado de su colectividad -Democracia Cristiana- a primera vista es un apoyo a Piñera, cuando realmente es un auto-apoyo como opción presidencial. Quizá sea el futuro Arturo Frei Bolívar, Eugenio Pizarro o Cristián Reitze, pero intentarlo le hará escribir su nombre en la historia.

Veamos. Comienza por poner el foco en la derecha:

“En momentos que nos encontramos en medio de una de las mayores crisis financieras que se tenga recuerdo, y también en un período eleccionario, ha surgido la necesidad de alternancia en el poder. Esta necesidad se hace más evidente todavía porque el país no sólo debe enfrentar los problemas propios de cualquier nación que ha vivido 18 años con una determinada orientación política y cuyo resultado final es desgaste, carencia de ideas y problemas éticos y morales que son inéditos en la historia nacional.

Debe enfrentar los tiempos económicos que se vienen, de una manera diferente a como lo ha venido haciendo, y donde en el fondo no ha tenido mayor oposición salvo algunos remilgos y detalles que no hacen la diferencia entre tener un país próspero y justo a otro como el que tenemos donde el crecimiento se estanca y la postergación de oportunidades de vastos sectores se agudiza.”

Todo esto, sumado a su férreo ataque al “actual sistema económico imperante” para favorecer según él a “la alicaída clase media”, elimina rápidamente como opción a la Derecha para la alternancia. Veamos:

“Porque con nuestra política económica no estábamos construyendo ningún futuro. Los recursos y la riqueza iban donde los retornos eran más altos y donde era más cómodo ganarlos. Y no donde se pudiera generar un alto valor que ampare y pueda dar trabajo a las generaciones actuales y venideras. Evidentemente, en la senda del modernismo aparente de las carreteras, malls y grandes tiendas, no están las condiciones para cultivar talentos, fomentar la creatividad y ser actores vigentes en el siglo 21.”

Adolfo Zaldívar dice “Ricardo Lagos, te lo doy firmado, va a ser el candidato de la Concertación”. Yo firmo que el analfabeto digital lo será también.

Post Relacionado
Adolfo continua con el ansia presidencial

// 435