Curicó Unido enfrentándose a si mismo

En la carta publicada por un hincha, donde analiza la situación del club y de los “nuevos” hinchas de Curicó Unido, ad portas de un triunfo que llevará al equipo al ascenso, quiero rescatar unos puntos y reformular otros.
Para comenzar, el primero es de felicitar y motivar el ejercicio de desarrollar análisis sobre la situación y devenir del club y su entorno, lo que acerca también a documentar el proceso y mantener esa historia que se construye en cada partido, dentro y fuera de la cancha.Ha sido relevante el esfuerzo de recopilación que vimos por ejemplo en el volumen de Pídeme La Luna de Leonardo Salazar o el trabajo de Rafael Andaur Marín en líneas afines, rescatando el valor simbólico y el ethos si se quiere en torno al club. En efecto, el hincha es hincha, por lo mismo se agradece el trabajo disciplinado y riguroso que logra capturar lo que trasciende más allá de uno, varios partidos o varias temporadas incluso. Y es que en la transformación del club también ha habido una transformación en la hinchada, la que sin duda también se ve afectada por el devenir nacional y global.

En lo nacional, partamos por rescatar la singularidad en que se ha convertido la forma de administración del club frente a las presiones por convertirlo en una sociedad anónima deportiva como la mayor parte de sus vecinos históricos. En cuanto al hincha y al contexto, la transformación que ha vivido el fútbol como deporte a un show más dentro de tantos otros, cooptado por los derechos de televisación y la industria generada por el comercio de personas. Esto, visto por hinchas que, dado la estructura de show que se aprecia en este contexto libremercadista, a algunos les hace pifiar incluso a la propia selección chilena cuando intentan proteger un triunfo. El contexto ha cambiado, el fútbol ha cambiado y los hinchas han cambiado.

Antes de proseguir, valga compartir mi experiencia. Con suerte veo los partidos de la selección, no tengo preferencia por alguno de los Top5 Chilenos ni extranjeros y quizá podría definirme como simpatizante de Curicó Unido. No me alcanza para “nuevo” hincha. Tuve eso si la oportunidad de ver a Curicó Unido ganando todo un partido a Colo Colo en el propio Monumental. Esto en uno de los dos partidos que he visto en vivo del club. El anterior había sido en la Granja, en la época de los tablones, llegando tarde junto a la Pame y quedando tras la caseta de cemento, lo que explicaba la anomalía de asientos desocupados que elegimos.

Por cierto, no soy socio, aunque hubo un momento donde recopilé información para evaluarlo. Hablaré de esto más adelante. No he ido a ningún partido de esta temporada, pero sin duda considero que como ámbito y el propio ethos del que hablaba hace un par de líneas, es relevante de poner en la mesa al momento de analizar a Curicó en su conjunto.

Los nuevos hinchas
Acerca de esto, reorientaría lo de los nuevos hinchas. Cuando el club logre el triunfo, sin duda la plaza se llenará. Y si, se llenará de aparecidos, de esos que no sufrieron la angustia semanal en su momento y que llegan a un carro donde el éxito empuja un tren de gladiadores. Es cierto, los mil quinientos de siempre tienen claro quienes son, ahora, hay que tener presente que en su momento hubo otros mil quinientos o menos que vieron esto mismo y, sin duda, otros vendrán también. De hecho, ojalá fueran los diez mil de siempre y que el estadio diera espacio para cada uno de ellos. Habrá nuevos hinchas, lo quieran los mil quinientos de siempre o no.
Si me permiten opinar del modelo de negocio, pensando en el momento y en el futuro, creo que aprovechando el nuevo perfil de socio (el “nuevo” hincha), un cuidado importante es de verlo como una oportunidad, lejos de espantarlos en base a una suerte de los verdaderos versus los otros.

Sugeriría dos opciones importantes al respecto, primero, fortalecer la línea de merchandising y, segundo, abrir al menos un par de filiaciones más a la estructura actual de 3 tipos de membresía: codo, marquesina, tribuna. En efecto, es importante la hinchada apoyando en el estadio, pero fidelizar sin la obligación de asistencia y bajo un esquema anual podría abrir espacio a quienes no necesariamente puedan estar en cada fecha alentando al equipo, pero si puedan estar a distancia disfrutando del albirrojo. Si, las estructuras legales, la participación de las asambleas y lo demás habrá que dejarlo a los abogados creativos, de modo de intentar tomar esa oportunidad.

El precio de la fama: cómo consolidar el triunfo
Curicó Unido se enfrentará a si mismo, a su propia piedra de Sísifo. El éxito, fuente de miradas, además de llamar a los “nuevos” socios, llamará la grúa de quienes querrán llevarse a los más destacados, incluyendo al entrenador que se enfrenta a una nueva versión de su hazaña. En el caso de la dirigencia, no será distinto.

En este marco, se requerirá consolidar el logro y proyectarlo y para eso además de una dirigencia fuerte se requerirán nuevos socios, fidelizar marcas auspiciantes y compromiso de la comunidad. Actividades de extensión hacia colegios, hacia la mantención de la historia del club y por qué no, ir pensando en el museo multimedia del club también.

No será fácil cambiar esta suerte de dejavú. Pero como suele mostrar la historia, una cosa es lograr la templanza para sobreponerse al fracaso, pero otra tanto o más importante, es cómo se gestiona(rá) el triunfo y la gloria. Nuevamente, Curicó Unido se enfrentará a si mismo.

// 2

Curicó Unido Versus O’Higgins: más allá de la cancha

Como habrán visto, en el último partido entre Curicó Unido y O”Higgins fueron desplegadas algunas hojas con la leyenda “trajeron las carrozas”, lo que en el contexto del trágico episodio de muerte de barristas del cuadro rival, no daba espacio para interpretaciones adicionales. Ah!, también había un ataúd. Desde luego esta situación trascendió al estadio convirtiéndose desde luego en un repudiable hecho.

Una vez conocido el hecho el día del partido, la diarrea verbal no se dejó esperar de parte de hinchas -tanto o más básicos que los generadores- que desataron toda su ira no sólo contra el equipo curicano sino contra toda la comunidad local. Muchos de ellos luego de darle una vuelta al tema pidieron disculpas y acotaron su esperable molestia contra la parte de la barra.

No es nueva la violencia en los estadios. Tanto dentro como fuera, sigue existiendo la violencia incluso en paralelo. Por esto, parece raro que durante el juego el propio árbitro no hubiese suspendido el encuentro viendo esta situación (1 de 4 árbitros pudo ver…). En segunda línea -por lo complejo de no conocer la intencionalidad- queda la responsabilidad del control policial, al que uno de los responsables intenta asignar responsabilidad de no prever que se desplegaría el mensaje con su “metimos las letras en un block, es culpa de Carabineros“.

Aparecen los “responsables”
Bajo petición de anonimato, apareció la pareja de supuestos responsables apelando a que fueron mal interpretados, que no pedirán disculpas al equipo (¿?) y que la policía debió quitarles los implementos usados para la fechoría. Sólo en Chile. Tal parece que nos estamos acostumbrando a la impunidad.

Hay sólo 2 opciones. Que el despliegue coordinado hubiese sido a un equipo con accidente previo o bien, uno sin tal episodio anterior. Desde luego la intencionalidad está en el centro y sigue en el espacio de la duda, ya que la barra o parte de ella tiene barras adversarias con las que mantienen incluso mayor fricción (por ejemplo Rangers de Talca, Provincial Osorno, etc.) lo que desde luego sería esperable con equipos de la misma división (recordar que O’Higgins está en 1ra) aunque sin este nivel de agresión.

Consistente con lo anterior, el asunto de amenazas cruzadas en facebook, foros y otros sitios es -lamentablemente- parte usual de contexto entre barras. “Trato especial” en estas condiciones parece al menos raro.

Las declaraciones y comunicados
Curicó Unido emitió un comunicado en donde entregan las disculpas y asumen la espera a que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional emita un veredicto en donde lo menos que podría pasar es impedir la entrada a los creativos, con extremos de multas al club. Todo bien hasta que intentan decir que no son hinchas y que por como actuaron no son curicanos. En Curicó hay de todo, no obstante esta situación ha concitado el repudio generalizado de la comunidad, no obstante es un tanto inatingente abrir esta puerta de superioridad moral. Para ser un club de fútbol profesional debiesen de tener asesoría en comunicaciones. Si un comunicado viene con errores de forma y redacción, mal podríamos esperar una estrategia. Bien por las disculpas y por reconocer la amistad deportiva y cívica con Rancagua.

El comunicado de la barra diverge con el comunicado del club. No obstante también entregar las disculpas por el daño ocasionado, en ningún momento se señala que los responsables no pertenezcan a la barra. Lo que si reconocen, fue que la confección de la pancarta fue realizada por un(a) ente externo(a) a la barra. Aducen la reacción, a la agresividad que durante la semana se acumuló en redes sociales entre ambos equipos -en donde hubo hasta amenazas de muerte- lo que habría llevado a la creación de carteles y luego a “una mala interpretación”. A diferencia de lo que apareció en Radio Condell -2 personas exponiendo el hecho- exponen que sólo habría sido uno el implicado y que él habría explicado la situación a la directiva de la barra. Finaliza -en negrita- exponiendo que no se hacen responsables del hecho. Oportunidad desaprovechada para haber subrayado el interés de fondo de la barra, que es en realidad el de apoyar al albirrojo.

Pasando al siguiente nivel, el Alcalde de Rancagua Eduardo Soto (UDI) pide a que su par de Curicó que se pronuncie repudiando el hecho. No quiero ahondar sobre este punto ya que todos entendemos que si bien una comunidad siente una pérdida de esta especie, también las tragedias suelen ser utilizadas con objetivos ajenos al dolor que compromete a la comunidad y cada una de las familias rancagüinas dolientes.

La puerta del gato
La puerta de salida de todo este entuerto es clara: exponer la solidaridad con las familias que se vieron afectadas y esperar la sanción de la ANFP. Repudiar el actuar irracional y convocar a tener en el centro al equipo y no a la barra adversaria. El comunicado del representante de la comunidad -Alcalde- podría simplemente acoger el sentir de la comunidad en cuanto a repudiar el hecho y mantener la relación amistosa entre ambas ciudades.

Sumado a esto, llamaría a parar el cahuin en que están convirtiendo el tema los sedientos de sangre de siempre y, por parte del club, tomar una asesoría de comunicaciones urgente que apoye a abordar la situación.

Actualización 25 de Julio

Finalmente y como aconseja la cordura, desde la alcaldía de Curicó se envió la respectiva carta abierta al edil rancagüino.

Sr. Eduardo Soto
Alcalde de Rancagua

Junto con saludarle y haciendo alusión a su carta enviada, manifiesto a usted y su comunidad, que estamos profundamente dolidos y sorprendidos con la actitud tomada por parte de un sector minoritario de hinchas que no pertenecen a la Barra Marginales, según la declaración pública de estos mismos. Vivimos en una Ciudad donde nos caracterizamos por decir que “Nadie Es Forastero”, Ciudad que recibe con los brazos abiertos, en una tierra de gente esforzada y trabajadora con espíritu solidario y empáticos. Lo sucedido en el Estadio La Granja por este grupo aislado de hinchas, no representa el sentir de la Ciudad ni mucho menos de los Curicanos y adherentes a este club que por años ha dado tantas satisfacciones. Siempre hemos repudiado los actos de violencia, manifestaciones hirientes o discriminación de cualquier índole, solidarizamos con vuestro dolor en su momento y así lo hicimos saber por distintos medios.

Hoy como Alcalde de la Comuna de Curicó, me toca ser la voz de los miles de Ciudadanos que se ven avergonzados y afectados por lo ocurrido el fin de semana en el Estadio La Granja, quienes manifestaron de distintas maneras el profundo dolor que sintieron al ver estas impactantes imágenes del accidente ocurrido en Tomé; tanto en los medios informativos como en las redes sociales.

En lo personal como socio, hincha y Curicano, soy y seré siempre un defensor del deporte, aquel deporte que trasciende todo tipo de ideologías, que nos une en tantas ocasiones en un mismo color y sentir, aquella pasión que estos hinchas celestes se llevaron al cielo de su mismo color, aquella satisfacción de ver que el simple hecho de un triunfo llene nuestras caras de sonrisas y queremos que ésta pueda brotar el día de mañana en los rostros acongojados que recordaron aquel nueve de febrero.

Reciban ustedes amigos Rancagüinos un fraternal abrazo de ánimo y respeto, en especial a las 16 familias afectadas. Sepan que seguiremos luchando por vivir en una patria donde prime el respeto y la unidad de cada uno de sus habitantes.

// 586

Zooilógico: Curicó dice no.

Acabo de leer con satisfacción un reporte de terra.cl referente a la “brillante” idea de un zoológico en Curicó. Primero, les invito a leerla completa aquí. La titulan como “Irónica campaña en internet logra estancar proyecto de zoológico en Curicó”.

La nota es sus partes más interesantes -a mi parecer- muestra la duda que aparece en Parque Safari de seguir insistiendo en la propuesta presentada al municipio, la idea del saliente alcalde de hacer un plebiscito comunal y la entrevista a Paola, quien creó el grupo en FaceBook. Conversando con Paola, me cuenta que varios puntos importantes no fueron reflejados por la nota, pero al menos se rescata el hecho.

Luego de la lectura y otros eventos, me aparecen algunos puntos destacables que me gustaría compartir de todo lo que he visto, escuchado, conversado y leído.

– Al parecer, la organización de movimientos a través de internet -más allá de macrobotellones o promociones mal hechas- en Curicó ya está logrando una proporción digna de llamar la atención. Cuidado políticos.

– Existe el interés de la misma ciudadanía o mejor dicho, curicanos, de participar. Si, un clic no basta, por lo mismo, se necesitarán manos que lleven los diversos movimientos desde lo virtual a lo real.

– El alcalde que hoy asume está en Facebook y al parecer lo usa. En otras iniciativas relacionadas con el Liceo Luis Cruz Martínez -de donde ambos somos ex alumnos- ya ha participado vía facebook y probablemente nos encontraremos en la próxima reunión de ex-alumnos que será el sábado 13 a las 11.00 en el auditorio del liceo. Que use facebook entrega la oportunidad de mayor cercanía con la comunidad y por lo mismo una oportunidad a abrir conversaciones desde la propia comunidad que estoy seguro que serán seguidas de cerca…

– Como buena empresa, Safari debiese seguir insistiendo, entonces el movimiento deberá mantenerse en estado de alerta ante posibles focos de ideas brillantes suavizadas con el cuidado de la naturaleza que en lo concreto es un rentable negocio.

– Habrá que ver la evolución de nuevas causas que vayan apareciendo, como las que Curicó Unido ha ido agregando. En la última reunión por “El estadio que Curicó merece” , llegó un cerca de un centenar de personas, gobernadora y alcalde incluídos. Se hará una campaña de firmas para lograr al menos un estadio para 12.000 personas. Veremos que pasa.

– La ironía, el humor y la agudeza nunca estarán de más. Lo que si lo estará, será colar argumentos basados en la típica y latera discusión de nunca acabar de derechas e izquierdas camuflados mezquinamente, ya que más que apoyar, ensucia causas que van más allá de la política. Ciertamente se requiere que quienes tienen mayor capacidad de acción la usen con un fin positivo, pero sacar partido intencionalmente… ensucia. Probablemente la propia campaña sea política pura, pero el sentido no tiene nada de partidista o mezquino, muy por el contrario, es pensando en la Ciudad y su futuro (a más de 4 años plazo).

Para finalizar, hago el llamado para usar la fuerza lograda para promover ciudadanía medianamente activa sobre todo en lo que respecta a iniciativas que por lo general no incluyen mayor consulta que a unos vejetes apernados en un concejo municipal mediocre.

Y bueno. Coloma, Gazmuri, León y Correa brillaron por su ausencia nuevamente. Supongo que están en un arduo tiempo de reflexión en torno a que institución donarán su 10% de reajuste que sin mediar recuperación de horas laborales o descuentos, obtuvieron por igual.

// 274

Curicó Unido ya está en Primera A

Para pasar el amargo trago eleccionario de ayer, Curicó Unido ha conseguido -por fin- llegar a la primera división del fútbol profesional. Era suficiente con empatar, pero venció con un gol de ventaja a Puerto Montt.


Hinchas en el estadio que debe
reconstruirse
.
Foto por Baboso
De ahí en adelante todo fue celebración. Como siempre, en la plaza más bella de Chile™ continuó la fiesta, luego de que poco a poco se fuera trasladando el público del Estadio La Granja y simpatizantes en caravanas hasta el centro. Todo bien y pacífico. Llegó Carabineros para defender los bancos, como siempre a la comunidad, hasta con micros llenas con contingentes que solo aparecen en TV, pero hasta el momento en que estuve, todo iba bien. La celebración seguirá durante esta noche.

Ahora supongo que todo cambiará. Llegarán estrellas, merchandising masivo, nuevas barras y quizá un nuevo estadio. Al menos fue pedido público de la masa que celebraba en Plaza de Armas. Quizá hasta se haga más frecuente ver celebraciones de Curicanos en Santiago, en Plaza Italia.

Bien por Curicó. Se necesitan elementos de cohesión social, objetivos comunes que eliminen el gris tradicional y que al menos agreguen un par de colores más junto con la alegría, pan más crujiente y té más dulce.

Post Relacionado

Domingo con Curicó Unido

// 438

Domingo con Curicó Unido

Este domingo pasado fuimos junto a Pame al Estadio. Es mi segunda vez que asisto a un estadio a ver a un equipo de Fútbol, la primera vez fue hace algunos años en Iquique, en un encuentro entre Colo Colo y Deportes Iquique, fue hace harto ya que me parece que incluso estuvo el mítico “Rambo” Ramírez en sus últimas atajadas.

Por la falta de costumbre, cometimos el error de llegar a la hora: 16.00 horas en punto y todo estaba lleno. La primera línea de la galería estaba desocupada, teniendo una vista solo comparable con llegar tarde a un estreno de cine y tener que sentarse en la primera fila. Por suerte al menos llevamos una radio pequeña.


La barra alentando al equipo.
Foto por FreireHousianense
Me sorprendió ver un ambiente muy familiar, no solo por la gente conocida que encontré, sino por la asistencia en familia: padres e hijos, familias completas, etc., se tomaban la galería junto con los asistentes individuales. Al otro lado del estadio, barras que animosas avivaban al equipo: los marginales, los matako rockets, los precisos y otros -yo no elegí los nombres- encendían al equipo.

Fue interesante también ver la relación amor-odio que el público mantiene con jugadores como “el guagua” -yo tampoco le puse el apodo- quien durante espacios de su juego era fuertemente increpado por la galería pero ante su cambio en el segundo tiempo fue amorosamente aplaudido. Público bipolar o no, fue harto gracioso cuando sale de la cancha y envía un beso a lo hombre ardiente al sector “vip” (las comillas son por que de vip solo tiene el precio -50% más alto que el valor que le sigue- y un techo de lata).

Por la ubicación -no vimos el único gol del partido- y por un detalle largo de observaciones, me hace pensar que se necesita efectivamente o la construcción de un nuevo estadio o bien la remodelación pensada en que el hijo ha crecido y ya la ropa no le queda. Quizá hasta un baño vip se logre :p

No soy asiduo al fútbol. No se me mueven solos los pies ni cuando juega la selección nacional. La última vez que jugué a la pelota perdí un penal y cuando me dijeron que me parecía a Messi pregunté por cual era el numero que tenía en el equipo contrario.

A pesar de esto, es altamente probable que vuelva a asistir en futuros domingos a ver a Curicó Unido. Si, llegaremos temprano para la próxima ;)

// 488