Cuatro años de nada

Me gusta cortarme el pelo en Curicó. El pelo importa poco, lo que importa es que los sábados se reúnen ciudadanos de a pie y comparten qué es lo que están viendo. Una de esas jornadas, la pregunta que apareció fue ¿cómo ha cambiado Curicó en estos años?

Marzo a marzo viene el mantra de los permisos de circulación. Haga su aporte aquí y contribuirá al desarrollo de la comuna. Pues bien, ¿cómo ha cambiado Curicó en estos años?.  Segregando. Desde veredas hasta calles, el modelo de dividir un centro versus periferia marca -literalmente- el camino de hasta donde puede llegar el “desarrollo”. Por cierto, el desarrollo en Curicó se mide en cantidad de sacos de cemento.

Si verificamos el desarrollo de los últimos años, veremos que el gran desarrollo visible viene de empresarios proactivos y ciudadanos que como pueden van mejorando su vida y la de su familia. Por cierto, con una inorganicidad evidente en lo que se ha convertido en un far west comercial.

¿En tránsito? evidente caos. ¿En calidad de calles? lo mismo. ¿En renovación urbana? ¿qué es eso?. ¿Comercio ambulante thailand stail? No los toquemos. ¿Plan de futuro? cero. ¿En ciudad ciclista? Que lo tomen los privados. ¿En ciudad turística? Para eso está Potrero Grande. ¿Curicó ciudad universitaria? ¿Hay universidades en Curicó?.  ¿La entrega responsable de patentes? ¿pero, debía planificarse?. ¿La definición de zona de entretenimiento? Ah, si, deveras que nos tomaríamos 6 meses en definirla. Ojo aquí, que esto únicamente enlista pedidos obvios para el Curicó urbano, pero la agrozona como provincia tiene todos estos y otros tantos pendientes que al parecer son invisibles.

Peor aun cuando revisamos lo ya definido. Si vió este “debate” comprenderá rápidamente que el Hospital de Curicó es uno de los proyectos clave en los que hay acuerdo. Fue la prioridad 1 del Plan de Reconstrucción junto con la Estación de Trenes (si, la que tantearon para poner en el Mall). ¿Quienes además de la comunidad son los responsables de lograrlo? Efectivamente, los diputados para presionar y poner el tema en la mesa; los alcaldes y concejales para “representar” a la comunidad ante presidente y ministro del área; y desde luego los consejeros regionales para presionar por proyecto y fondos. Pues bien, pasaron 4 años y adivine dónde estamos.

Esto ha sido sostenido en base a individualidades carentes de visión de comunidad, más preocupadas por la nueva elección futura o por perfilar carrera política que por lograr una ciudad digna de vivir.

Cada elección es una oportunidad y la de ayer la desaprovechamos. Tontamente, se reeligió a los dos diputados en ejercicio. Uno acumulará 8 años de diputado a los 12 años en el municipio (si, 20) y el otro, desde 1993 seguirá engrasando la máquina en un grafo laboral interminable. Sumado a esto, se optó por elegir como Consejeros Regionales a ex alcaldes, ex gobernadora y ex cores que ya venían con falla de origen. ¿Es que no nos damos cuenta que mantuvieron todo igual? Lo mismo, otros 4 años de lo mismo.

Disculpen mi pesimismo pero, si a pesar de todos los periodos no vemos avances más allá de los privados esto se estancó. Si a pesar de todos los viajes al extranjero y a lugar turístico que han querido, que les hemos regalado no hemos tenido retribución alguna en obra real, lo merecido sencillamente es el cuartel de invierno. Si a pesar de mantener en el congreso a diputados para que hagan leyes y piensen el futuro y se lo pasan dándoselas de alcalde, pues que postulen a la alcaldía. Si a pesar de la dieta mensual que ganan por sus cargos no reditúa en beneficio para la comunidad -que asume “el contrato“- mejor vuelvan a la vida privada. Disculpen, pero de este lado había expectativa.

La tropa, esta especie de corte local, al parecer no toma nota aún de quienes somos. Sus asesores bien pagados debiesen pasar del lado de las comunicaciones y reportes de prensa –muy de moda ahora los comiuniti manallers– al de los datos. Podrían darle una leída a nuestra performance comunal, provincial y regional, ver quienes somos en el marco global y hacerse cargo de nuestros resultados. ¿Vieron dónde estamos en competitividad?, ¿Les contaron nuestros puestos en educación?, ¿Supieron de los niveles de contaminación o se interesaron por promover su medición?.
1) No los conocen, eso denotaría ceguera cognitiva y falta de preocupación por saber.
2) Si los conocen, eso denotaría dolo, entendiendo que debiesen hacer algo por modificarlos.

Pero bueno, los encargados de levantar estos temas –medios de comunicación- seguirán más interesados en los próximos canapés de la Gobernación, las futuras tortitas en conferencias de prensa donde los Montero o uno que otro almuerzo en el Español. Tocar otras teclas sería morder la mano que da de comer directa o indirectamente, lo que sin duda nos llevará a una pusilanimidad permanente pero podremos vivir con ella a cuestas.

Estamos comenzando cuatro largos años.

Cuatro años de nada.

// 540

La oportunidad tras la elección de Consejeros Regionales

Teniendo como telón de fondo la regionalización, durante este año se realizarán por primera vez elecciones directas de Consejeros Regionales. Hasta ahora los Consejeros Regionales (COREs) han sido designados casi a dedo por sus partidos, realmente por los concejales, definiendo miles de millones de pesos en proyectos. Como estará imaginando, efectivamente el binominal también hace de las suyas pareando Concertación con Alianza, al menos en lo que respecta a la Región del Maule.

El poker regional
Hasta ahora, la forma de elegir los proyectos ha convertido la mesa del Gobierno Regional en una mesa política más que técnica, pareciéndose más a una mesa de poker que a una instancia de real desarrollo regional: “dame este proyecto y te dejo pasar este otro”, “el alcalde de esa comuna no es de mi partido”, “si te doy la pasáh ahí arreglamos”, “el diputado/senador/empresario me apoya en esto” y todas las variantes intermedias imaginables. Abrir la elección puede efectivamente ser una oportunidad de airear el miasma y de paso dar apertura a la comunidad.
Bueno, eso al menos en los papeles. Poder es poder.

Decisiones reales sobre proyectos reales, la paradoja
Como sabemos, los consejeros tienen participación real en la toma de decisiones acerca de proyectos. Esto de algún modo genera una “paradoja” funcional entre cómo se expone labor de diputados -ejecutores, cosa que no son- versus la de consejeros que si tiene una dimensión ejecutiva real. Ya expuse acá el deseo de “ejecutivizarse” por parte de los legisladores quitándoles área a los alcaldes, lo que también se ve reflejado explícita o muñequísticamente en presiones a los consejeros. Mal que mal, había que retribuir el pago y el apoyo.

La oportunidad
Pero bueno, aquí hay una oportunidad real de impulsar cada región. Dejar la decisión a la ciudadanía desde luego no asegura otra cosa que dar una pequeña cuota de poder local en una lógica que seguirá definiéndose en Santiago, Intendente y Seremis mediante. Nuevas miradas y nuevos proyectos podrían cambiar realmente la cara a la región y a cada provincia/comuna en particular. Una nueva camada de representantes podría también aportar a airear la casa y dar perspectivas distintas, quizá incluso mirando a largo plazo. Soñar no cuesta nada ¿eh?.

De abogados a ingenieros
Desde el problema de dominio técnico del asunto, puede que el prejuicio no sea tan errado: si para hacer leyes y fiscalizar se privilegia al gremio leguleyo, parecería lógico que en el ámbito de proyectos se viera privilegiado el gremio ingenieril. Sin duda un candidato creativo pero no experto podrá hacerse asesorar por expertos, pero será un plus sentarse en una mesa manejando los temas desde lo político como también también desde lo técnico.
Presiento que estaremos lejos de eso.

Exigencia mínima: El portafolio
Al momento de pensar en cada alternativa para elegir, al menos debiésemos exigir un portafolio con los proyectos que privilegiarán, cuál es su fundamentación, recursos necesarios e impacto. Desde luego debiésemos esperar también una sincronía con los proyectos que cada administración municipal tiene en mente. Una lista quizá sería suficiente frente a otros que de seguro llegarán solo con su gran sonrisa, su padrino y palomas.
Ahora si -a diferencia de la elección de diputados- es hora de exigir proyectos.

Representando a Curicó
Hoy, la Región del Maule tiene 18 consejeros regionales.
Según el Censo 2002, la región se acercaba al millón de habitantes, por lo que según Servel, para regiones entre 800.000 y 1.500.000 habitantes corresponderían 20 consejeros para esta elección. Considerando la lógica de elección indirecta y cantidad de habitantes por provincia, los dos nuevos representantes se definirían uno por Talca (llegando a 7) y uno por Curicó o Linares con mayor probabilidad que sea por Linares por mayor cantidad de habitantes (alcanzando los 6).

  • Los candidatos de la provincia alcanzan a 22 de entre los que a lo más debiesen elegirse los 5 ya indicados.
  • Actualmente Curicó tiene 5 de 18 representantes. De esos 5, 3 van a la re(¿+re+?)elección.
  • De los 22 candidatos por Curicó, no sobrepasan a 5 los candidatos que van por primera vez a una elección popular directa o indirecta.
  • El resto son viejos conocidos que con mayor o menor éxito ya han pasado por cargos públicos tanto por elección popular como por premio de consuelo -por designación capitalina o por otros amiwis concejales- como ya sabemos.

En fin, la oportunidad está ahí. Mire atento. Vea el elástico como se estira y revise cómo se va equilibrando el sistema perturbado.

// 175

La elección municipal si es política

Leyendo ayer una columna de Marcela Aste en el diario familiar, acerca de las elecciones municipales de octubre, me pareció sorprendente la afirmación que intenta sostener acerca de que la elección municipal no es política y su llamado a la paz propagandística. No es la primera vez que escucho esto por lo que me motiva a poner un par de puntos sobre la mesa.

Lamento tener que partir desde algo que parecerá una falacia ad hominem, pero me parece importante destacar la responsabilidad de los Consejeros Regionales (COREs) en la mesa de poker del Gobierno Regional (GORE). Ellos, designados por cuoteo y en muchos casos sin mayor mérito que el haber recibido un premio de consuelo por una elección anterior fallida, definen el presupuesto y los proyectos que se llevarán a cabo en cada comuna, vale decir, inciden directamente en el devenir de los gobiernos comunales, tanto o más quizá que los propios alcaldes, quienes administran un paquete generalmente armado desde la capital regional (Talca en este caso).

Hemos visto errores notables en la lógica de los paquetes armados. Así, proyectos se definen y votan por los propios consejeros cuoteados, los que al momento de ser implementados hacen agua por todos lados. Uno de los últimos de ellos y más evidente para los curicanos fue el proyecto de ciclovías urbanas. En la lógica del diseño remoto en Google Maps, se definieron rutas que incluían incluso derribar arborización y quitar metraje a las vías congestionadas del centro de la ciudad. Ante el evidente descalabro, se debió –enhorabuena- parar la implementación del proyecto. Luego de hacerlo, un consejero contrario a la tendencia política del alcalde intenta dar una mascada asustando con Contraloría sin hacer el previo mea culpa de haber votado un proyecto que probablemente ni leyó. Ojo en este punto, al no ser electo de forma democrática, un CORE tiene cero incentivo a lograr un trabajo de excelencia o al menos “bueno” ya que no le afectará en nada ser mediocre o tomar decisiones pencas en la lógica de ”mi partido me elige, si se mantiene el binominal debo responder sólo a mi partido”.

Ahora bien, en este marco político, de actores políticos sumidos en un escenario político, en un sistema influido por decisiones santiaguinas y con muñequeo porteño incluido, que un consejero regional con años de experiencia partidista aparezca diciendo que esta no es una definición política, sino una elección tan insípida como elegir al presidente de curso me parece una mirada a lo menos inocentona de su parte. Por cierto, imagino que no llegó a una consejería con esa actitud.

Si realmente fuese apolítica la decisión, ¿cuál es el interés de todos los representantes de la más diversa calaña por apoyar a tal o cual candidato?. Si se vota por la persona, ¿cuál es la necesidad de que los candidatos a alcalde se expongan en gigantografías junto a representantes regionales y nacionales?.

Esta elección –la de Alcalde- es una de las más reales dentro de la farsa que significa la lógica del cuoteo, una de las más puras en un binominalismo que algunos defienden como la posibilidad de “elegir colores” entre 2 tonos únicos. Los partidos en esta lógica de pureza eleccionaria también juegan la base de la máquina local, la que luego será usada para todas las elecciones siguientes. Sería algo así como crear la base del sistema alimenticio. “La mejor encuesta” queda expuesta y desde luego marcará el estado de ánimo futuro, reiterando el porqué del interés tanto del sistema político como de los propios postulantes en este espacio de definición política.

Ya resuelto el punto de que es una elección política, queda pendiente el de la indeseable realidad en ciernes: comunas llenas de spam, murallas sucias, peleas de comandos, acusaciones cruzadas, alcaldes aprovechando(se) el cargo, etc. La columna llama, desde una perspectiva ciudadana, a la creatividad, a no ensuciar la ciudad, etc. lo que en lo personal me hace pleno sentido. Lo que no me hace sentido es el llamado al cielo, como si la capacidad de acción de los consejeros y de ahí hacia abajo no existiese. ¿Depende de la ciudadanía ensuciar las comunas o de los partidos y sus comandos? Me parece que la propia consejera tiene más que decir que la ciudadanía a la cual apela. Tercerizar una responsabilidad propia es evadir que quienes ponen las lucas y la pintura son los partidos. Por cierto, veremos también como andan nuestros medios independientes en este río revuelto.

Concluyendo, esta elección es política, los alcaldes tienen filiación política salvo los que tienen dinero suficiente para sustentar una campaña siendo realmente portadores de un “(IND)” al lado de su nombre en el voto. Los representantes y toda la máquina política en el Maule y todo el país tienen incidencia directa en cómo se desarrolle la campaña y el tono de los comandos y propaganda, no los ciudadanos.

// 359

Ese raro olor en Teno

Teno es el basurero de la Provincia de Curicó.

A pesar de este estigma, logrado gracias a una permisividad histórica que abrió de par en par las puertas a todas las empresas que quisieron instalarse allí, desde hace algunos años se ha explorado en el rubro turístico, el que a todas luces es más sustentable que las plantas de todo tipo que se han instalado a su gusto. Esto parece no ser suficiente. Teno alberga el mayor vertedero —basural— de la provincia de Curicó. Ciertamente un vertedero entrega fuentes laborales también, y bueno, si-no-lo-vemos mejor aun. Cabe hacer el ejercicio de pensar qué pasaría si se quisiera ubicar un vertedero en una comunidad más poblada y de mayores ingresos que Teno. Esto, tampoco ha sido suficiente.

Un flamante proyecto
En una inversión que supera los 100 millones de dólares, la empresa Forestal Arauco en su proyecto MDP* Arauco, instalará una planta de paneles en base a madera y astillas, además de una planta térmica para generar gases calientes y aceite térmico. Como era de esperarse, el proyecto contó con la oposición de la comunidad, parte de ella organizada enel Comité de Protección del Medio Ambiente de la comuna de Teno, lo que no fue suficiente para el Intendente, cuatro Gobernadores, los SEREMIS relacionados y la mayor parte de los Consejeros Regionales del Maule —si, esos que en pleno año de terremoto no saben cuánto se invitió el 2010 (si, en tres meses aun no calza el excel)— quienes votaron a favor de la realización del proyecto (12 a favor, 2 en contra). El proyecto fue votado el último día en que estuvo vigente la antigua ley ambiental, a pesar de los reparos de varias entidades públicas, entre ellos el SAG que consideraba los terrenos de la futura construcción como de gran calidad agrícola. Pues bien, los argumentos no fueron suficientes para la mesa preocupada por el medio ambiente regional. Esta votación hizo que incluso uno de los consejeros, Manuel Améstica, renunciara al CORE en virtud de ver el daño futuro de la planta y de la propia decisión de quienes parecen gobernar el Maule.

La falacia de la generación de empleos
Nuevamente también se esgrimió la cantidad de fuentes de trabajo. ¿Recuerdan cuando se optó por un Mall en vez de un colegio de excelencia utilizando la misma premisa?. Es complejo el equilibrio respecto a las fuentes de trabajo, sobre todo en el caso de la planta, dado que si bien en su instalación trabajarían 100 personas, durante la producción serían alrededor de 20 (para una población total de sobre 25.000 habitantes). Qué decir del vertedero.

Cuando hablaba de falacia en el párrafo anterior, lo decía en el sentido de ponderar otros factores que influyen en este tipo de decisiones más allá de lo que quede en la comuna que puede ser marginal. Llevando al extremo la situación, sabemos que el tráfico de armas, drogas, órganos y otros ilícitos también generan empleos y mucho mejor pagados que los que se encuentran en el ámbito de lo lícito, aunque como sociedad identificamos que “algo malo” habrá en este tipo de negocio que genera empleo sobre todo en segmentos más pobres de la sociedad.

Hoy nada de esto parece importar. Es que es Arauco. Es que me auspicia el festival, o manda a capacitar a profesores. Aquí no mueren cisnes, no se contaminan ríos, tampoco el aire con olor a sulfuro —si, ambiente con aroma a pedos (preguntar a la comunidad de Licantén, Curepto y Constitución qué opinan)— ni nada que se le parezca. La empresa se instalará, no contaminará, será supervigilada permanentemente por una autoridad medioambiental regional imparcial que asignará recursos suficientes para este fin, impondrá en Teno y no en Santiago, generará cientos de empleos y la gente de Teno vivirá feliz por siempre. Una maravilla.

El tema no ha quedado ahí. Las prensas ya comenzaron a imprimir a páginas completas los requerimientos afines a las relaciones públicas de toda empresa que se precia de tal. Desde luego los viajes tampoco se han hecho esperar, autoridad comunal incluída.

La antena de la discordia
Pero lo que era un problema económico y ambiental, pasó a transformarse en un problema político. La empresa de telefonía móvil Claro, en su pretención por instalar una antena de telefonía móvil, reactivó a la ciudadanía, quien más persistente que en el caso de la planta, obligó a las autoridades comunales a actuar —otras personas naturales incluso actuaron sin pasar por Alcaldía— llevando a la justicia a la compañía que instaló una antena ni más ni menos que a metros del mismísimo hospital. ¿Qué tal?

(En paréntesis cabe destacar un hecho sorprendente. Al consultarle a la SEREMI de Salud acerca de los efectos nocivos de las antenas de telefonía móvil, respondieron que no afectaba en nada a la ciudadanía. La alcaldesa confirma la afirmación. Cabe tener en cuenta que en la comunidad científica internacional aun no se resuelve si tiene efectos nocivos o no en las personas la instalación de este tipo de antenas. Estaremos honrados en publicar el artículo científico que presente ante la comunidad científica internacional la SEREMI en este humilde blog. Después de que lo publique la IEEE por cierto).

Ante una alcaldesa convertida en heroína por el cuidado a sus ciudadanos en el caso de la antena —presionada por los concejales, por cierto—, el concejal Cristi, desencadenó una jugada al pedir el mismo interés por el medio ambiente y cuidado de la ciudadanía —por la Antena— por la planta de Arauco y detener lo que calificó como show mediático. El tema no quedó ahí. Luego la Agrupación de Concejales Democráticos (todos menos dos concejales favorables a la alcaldesa) expuso a la comunidad la carta que rebasó el vaso en plena semana tenina, evento veraniego de la comuna.

La reacción no se tardó mucho y Jaime Pizarro, supuesto fundador de RN, pidió la renuncia a su militancia a través del diario familiar, saltándose, imagino, la institucionalidad propias de su partido. Muy democráticos por cierto. Todo esto por las opiniones disidentes respecto a lo que se esperaría de eso que se mal interpreta como “lealtades de partido”, en este caso, hacia la alcaldesa. Como si la alformbra pudiese soportar una situación que afectará a toda la comunidad. Y bueno, empezó la temporada de dimes y diretes día por medio en el diario familiar.

Mala memoria regional
Es interesante todo esto más allá de lo afectada que puede verse a la comunidad en el nuevo escenario ambiental al que se le expone por la propia falta de iniciativa de sus representantes, pero además, por que el Maule y Teno tienen historia de generación de cambios a nivel nacional. Desde la propia Independencia chilena hasta la Reforma Agraria y otros varios hechos, el Maule ha tenido algunas líneas en este guión que moldeó el devenir. Sin ir más lejos, el propio Naranjazo definiría en su momento un desequilibrio que rebarajaría el naipe desencadenando eventos hasta el día de hoy. En su momento se reorganizaron las fuerzas políticas de forma casi marginal del mismo modo en que está pasando el día de hoy y si finalmente luego de aquella elección de diputados los tres candidatos terminaron la jornada celebrando y con un Santiago desconcertado, esto puede ser el inicio de un nuevo reordenamiento que esperemos tenga como centro a la comunidad y al menos la lucha por hacer que Teno tenga un lugar digno en la región.

Al parecer el foco del quehacer político, política, la polis, la ciudad, definitivamente en Teno se perdió entre personalismos, problemas de autoestima, egos dañados, definición de futuros candidatos y uno que otro codazo que por mientras abre las puertas a todo lo que venga cuando de iniciativas que contravengan la convivencia armónica con el medio que está ahí desde antes que Teno fuese Teno. Ojalá la lealtad mal entendida pueda tener en cuentra primero el interés general y no el propio defendiendo en la situación que sea a una autoridad en particular. Esperemos que el aire penquista no penetre ahora al Maule. Menos pusilanimidad y más transparencia también ayudaría.

(*) Nota para periodistas profesionales (NPPP)
MPD: medium density particleboard (paneles de partículas de media densidad).

(En edición. Si desea aportar, deje su comentario)

// 602