10 segundos

Si estos cuatro años los representáramos como un minuto, estaríamos en el segundo 50, vale decir, nos faltarían 10 segundos para terminar el periodo municipal. 10 segundos. Decía anteriormente que hay algunos que postulan que los periodos deberían ser de dos años solamente: el primer año de escoba nueva y luego el año de intento de reelegirse. En el caso de Curicó no es la excepción en el inicio del fin de uno de los periodos más olvidables que tengamos en mente. Pero quedan 10 segundos.

Terminamos este minuto con una mesa de concejo cuestionada ya a tal punto que incluso, confesión mediante, integrantes siguen asistiendo a sesiones, tomando decisiones por nosotros, viajando, y desde luego cobrando a fin de mes por su trabajo. Aun siendo reprochados por una comunidad plena, la dignidad esencial no se deja ver y se persiste en llevar un cargo a pesar de mea culpa con llanto incluido. Si: con confesión incluida, se sigue cobrando a fin de mes. ¿Qué tal?. A tal punto llega el asunto, que luego de disque inocentes, se ponen a reintegrar más dinero del que incluso se les acusa. Esto ya es filantropía. Pero…  aún quedan 10 segundos.

Vendrá pues, la avalancha de promesas, inicio de actividades y cintas que válidamente nos harán preguntar ¿y por qué no se hizo antes?. A 10 segundos del fin del periodo y frente a una elección donde varios pretenden reelegirse, vale la pena estar atentos. A 10 segundos del fin, se ha desencadenado una proactividad notable donde la Farmacia Popular será una realidad, donde todos tendremos nuestro propio basurero –y gratis!- y donde aún quedarán segundos para mostrar todas las inmensas ventajas de ser reelectos.

Por cierto, todo dentro del contexto de modificación de factores higiénicos, vale decir, los comprables, rápidos y de respuesta satisfactoria rápida. Mejorar la salud comunal? Mucho tiempo. Mejorar la educación comunal? Mucho tiempo. Regalar remedios o lentes puede ser. Regalar mochilas y buzos puede ser. Basureros gratis también puede ser. Satisfacción instantánea, garantizada, ahora, en menos de 1 segundo. Eso, instantaneidad, algo que ver, algo que tocar, algo a dos clics.

En la serie de divulgación científica “Cosmo” se realiza el paralelo entre un minuto desde el big-bang hasta el día de hoy, exponiendo cómo el peor daño se ha realizado en el último segundo que es cuando aparece el hombre sobre la faz de la tierra. Nos quedan aún 10 segundos.


PD: sólo falta que censuren el humor en el Festival de La Vendimia.


La obra. Esta columna es decorada por la obra Alegoría del Buen y Mal Gobierno. A la derecha, la mujer también tiene un reloj al que restan 10 segundos de arena.

// 568