Acerca de lo que consideramos aceptable en la comarca

En prensa de la comarca -bastante poca- apareció el comunicado de renuncia a la UDI de su militante y excandidata a concejala Evelyn Vergara. La renuncia no es desde una militante cualquiera, es desde la presidenta de la juventud del partido en su capítulo local. En este comunicado de renuncia, expone varios puntos que tienen sentido entendiendo el contexto en el que pasa: sed de lograr un cupo en la negociación de cargos a nivel regional y comunal, disputa por liderazgo interno, aparición de los que sólo aparecen en la foto final sin ensuciarse las manos, entre varios puntos que se exponen. Pero ese no es el tema.

La parte que abre la controversia es la siguiente:“me vi obligada a soportar situaciones a las que ninguna mujer debería haberse visto expuesta, entre ellas el acoso que me tocó vivir por parte de uno de los parlamentarios”. No entrega mayor detalle, lo que pone en duda a los cercanos: Coloma y Morales.

Esto pasó hace un par de semanas ya. Dejamos pasar un poco el tiempo para ver con algo de perspectiva el asunto y también para ver si esto tenía algún tipo de explicación pública o al menos una respuesta. Parece que no es de interés a pesar de la gravedad.

Si, ciertamente hay dos opciones que abren varios escenarios posibles. La primera es que todo esto es falso y el dolor de la salida gatilla esto que sería una mentira. Por cierto, no he visto la expresión tajante de negación del hecho de parte de los representantes. La segunda es que esto es cierto y si existió el acoso de parte de un parlamentario. En este caso, las opciones son dos también, entendiendo que la exmilitante tenía su ámbito de acción en Curicó: generalizamos el concepto “parlamentario” como representante en general ante el Congreso Nacional, lo que nos entrega dos casos (Coloma y Morales) o bien asumimos que “el parlamento” hace referencia a la Cámara de Diputados, lo que nos conduce a sólo una opción. Independiente de las opciones, la carta es lo suficientemente ambigua para colegir una opción y el silencio no ayuda a definir la alternativa correcta.

Si con suerte se difundió la carta en un par de medios, no esperemos una investigación a fondo respecto del asunto. Menos un comunicado de los otros partidos donde queda la pregunta abierta sobre todo habiendo representación popular (concejales, consejeros, alcaldes, etc.).

En una comarca donde lo importante tiende a pasar piola o ser sumergido en la fiesta calendarizada de la semana, valga consignar la gravedad de esta situación y valor de la denuncia, independiente del contexto y estado de ánimo de la salida. De paso, quizá sea importante que la exmilitante prosiga el camino de la denuncia formal, no para intentar enmendar el mal momento que ya habría tenido que pasar, sino por quienes pueden estar pasando en este momento por esta situación indeseable de acoso.

¿Hubo acoso de un congresista a una militante?, ¿luego de la renuncia sigue habiendo acoso a militantes?, ¿hoy existe alta sensibilidad ante casos de acoso, qué sucedió en el pasado cuando era todi bueni ondi y aceptado?, ¿esto es una práctica usual en cuanto a los partidos políticos?.

Las preguntas acerca de lo que consideramos aceptable siguen abiertas.

A continuación la carta.

“En mi calidad de Secretaria Distrital y Presidenta de la Juventud UDI de la provincia de Curicó, considero absolutamente inadecuada y poco consecuente la forma en que los representantes del partido están manejando las negociaciones y afrontando ciertas situaciones tras el triunfo de Chile Vamos en diciembre.

No es posible que, considerándonos un partido integrador, tengamos tal magnitud de problemas internos, donde el poder se ha reservado para un grupo cerrado de personas que responde según dicta un parlamentario y que de esta forma decidan por todo un partido político, pasando a llevar brutalmente a sus representantes históricos, militantes y dirigentes activos que han entregado una vida al servicio público y a enaltecer el nombre de la UDI en la comuna de Curicó y en la provincia en general.

Es de conocimiento público que los espacios se han ido cerrando cada vez más en el partido, sin dar cabida al crecimiento de nuevas figuras para potenciarlas en cara a los desafíos que afrontaremos durante estos 4 años y en el futuro, ya que el selectivo grupo que tiene el control hoy de la UDI, que no son más de cuatro personas a la hora de la toma de decisiones, no son las más aptas para esto y tampoco están pensando en el bien superior del partido ni en su crecimiento, sólo en concentrar el poder que poseen y mal utilizar el espacio a beneficio personal.

También considero absolutamente de mal gusto la forma en que se están manejando las negociaciones de los cargos, donde algunos de los integrantes de nuestro partido no han tenido la discreción de disimular sus ambiciones personales y ansias de poder exponiendo sus diferencias públicamente y con esto sumergiendo a la UDI en una posición aún más deplorable ante la opinión pública.

Bien sabemos que la imagen del partido se ha visto debilitada por la pérdida de su mística y tras alejarse cada vez más de sus principios respecto a la forma de hacer política, ya que no sólo para los que estamos adentro (o creemos ser considerados) es sabido que pasamos de ser un partido que en sus orígenes se identificaba por hacer política en terreno, para la gente, con la gente y por la gente, a ser un partido donde más allá de conquistar y reencantar a la ciudadanía sólo se busca aumentar el número de votos en las urnas sin importar las necesidades reales de las personas.

Aún más, me sorprende que nuestros parlamentarios ya obteniendo el poder y manteniendo sus escaños en Valparaíso, tengan la necesidad de realizar las mismas malas prácticas que tanto daño han hecho a la clase política y que tanto hemos criticado (sobre todo las nuevas generaciones) privilegiando a amigos y familiares para conservar los espacios y el poder económico que el cargo les otorga; poder que debería ser utilizado en beneficio directo de la ciudadanía.

Tampoco avalo y considero de una profunda bajeza y mala intención que se tenga que enlodar la imagen de figuras en ascenso en sus carreras políticas, con gran proyección a futuro y con ganas de mejorar la cara de nuestra provincia, montando operaciones políticas con el fin de intentar ensuciar su credibilidad, más aún siendo representantes de la misma coalición.

Es por esta razón y por un sinfín de situaciones que a nivel personal me ha tocado vivir tras estos años que, con un profundo dolor en mi corazón, he decidido dar un paso al costado y renunciar a la UDI (trámite que realizaré una vez expuesta esta declaración) para continuar la construcción de un proyecto político noble, donde sí se valore la fuerza joven y ganas de trabajar por nuestra gente.

Me retiro absolutamente desilusionada, porque no considero correcto que se utilice esta plataforma para obtener beneficios personales y mantener el poder de un partido secuestrado bajo lo que una persona y su círculo de confianza dictan.

Expongo ante ustedes mi profundo pesar e indignación, porque no sólo no se valoró el trabajo que realicé durante todos estos años, sino que también me vi obligada a soportar situaciones a las que ninguna mujer debería haberse visto expuesta, entre ellas el acoso que me tocó vivir por parte de uno de los parlamentarios; así como la forma en que se han aprovechado de mi persona durante todo el tiempo en que permanecí trabajando en las filas de la UDI, donde durante años se me mantuvo desempeñándome en las sombras, sin regularizar mi situación laboral y donde (con el fin de mantenerme activa y buscando forjarme oportunidades para seguir avanzando) entregué una considerable parte de mi vida a un proyecto político en el que nunca se me consideró realmente y del que finalmente me veo excluida por no tener otro tipo de vínculo más cercano con la figura de los parlamentarios.

Agradezco a todos quienes sí me alentaron a seguir adelante durante todo este tiempo, pero realmente la situación no da para más. Estoy absolutamente en desacuerdo con la forma de hacer política de los representantes de la UDI en la provincia.”

Enlaces de interés

// 4

Published by

Marcelo Aliaga

140 caracteres no son suficientes. Ver detalle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *