El León rugió

Como ya sabemos Maule Always Surprising.
Además, la nuestra es una Comarca Singular, muy singular. No, ilustrado e informado lector, no hablaremos del emparafinado que apuñaló a un parroquiano por poner reggaetón en la cantina. Esto es realmente serio.

El Congreso Nacional recibió noticias de la comarca, de los medios de comunicación de Curicó, de sus comunicadores, de la vinculación política-medios, de la venta de servicios para moldear la opinión pública, de las zancadillas a la italiana ante los no pagos por protección y del nivel al que estamos llegando.

La gota
Al parecer, el Diputado León se cansó del trato recibido y lo hizo saber. Durante el espacio de Hora de Incidentes en el hemiciclo porteño, el diputado expuso la solicitud de antecedentes respecto a un caso que le preocupa.
Como diría el caballero alemán: la razón le sigue a la voluntad.
Pero yo podría malinterpretar lo que él dice, por lo que pueden leer más abajo lo dicho (de paso, los flojonazos podrán copiar y pegar para sus medios online).

Tomando distancia
Levantando un poco la mirada antes de pasar al plato fuerte, no deja de ser absurda esta situación en general (diputado en entredicho aprovechando tribuna nacional para acusar a comunicador y medios), entendiendo el contexto agropolitano en el que sucede, donde los diputados y senadores que se quejan por el trato –medios, funas, tribunales y tal- han guardado silencio sepulcral ante el miasma que tienen enfrente y que han auspiciado, en particular en Curicó con sus formalizados.
Como diría el diputado “¡Oh, sorpresa!” eso si debe pasar piola. León acusa el abuso de trato personal -intentando una generalización- pero no acusa el abuso al que los formalizados someten a Curicó. En efecto, usa en esta tribuja una de las armas más importantes de todo diputado como lo es la facultad de fiscalizar, la misma que ha guardado en el bolsillo al igual que el diputado Morales respecto de esto. Como decíamos un par de post atrás, no vengan a pedirnos que ahora creamos en su inocencia cuando en más de una ocasión el lote ha pedido llegar a acuerdo judicial intermedio, devolviendo incluso dinero al municipio.

Esto, otra vez, parece dejavú. Este es el informe.

A continuación el plato fuerte, comentado.

Presidente, la Contraloría Regional de la República, de la Región del Maule, en una investigación especial solicitada por doña Mariela del Carmen González Osses, ha concluido que el funcionario del Departamento de Salud, Don Luis Cabello Garrido ha cobrado remuneraciones durante aproximadamente dos años sin trabajar.

¿Cuál es la importancia señor presidente? Que este funcionario, señor Cabello, es locutor de la Radio Tropical Latina de Curicó. Este locutor de la Radio Tropical Latina, durante todo este tiempo y especialmente en nuestro gobierno, ha sido un feroz crítico en contra de la política, los políticos y, cualquier hecho que él cree que está denunciado, de inmediato, no duda un segundo de tratar de corruptos a quienes son denunciados por esta materia.

¿Pero cuál es la sorpresa presidente? Este locutor cobraba y no trabajaba. Comprobado por la Contraloría. Ese es un acto de corrupción. Y por este acto de corrupción, la Contraloría ha ordenado que le devuelva al municipio de Curicó más de 7 millones de pesos.

¿Por qué traigo este alcance presidente? Porque además he sabido que este señor Cabello y una persona que trabaja con él, que se llama don Marco Andrés Díaz Reyes, también tienen contratos y/o facturan o boletean a otros municipios de la Provincia de Curicó.

Es importante que esto no presenta mayor problema, salvo que no se realice el servicio contratado.

Es por ello que estoy solicitando por esta vía, que se oficie a la Contraloría Regional del Maule, para que se inicie una investigación especialmente en las comunas de Teno, de Hualañé, de Licantén, de Sagrada Familia, para ver si Luis Cabello y Marco Andrés Díaz Reyes tienen contratos con estos municipios o boletean o tienen facturas y si fuera a honorarios o tuvieran facturas, cual es el producto que entregan.

Hasta el momento, nada de sustancia. Hay periodistas y comunicadores con contratos en cientos de municipios de Chile, con vínculos más o menos permanentes, lo que no reviste problema en si mismo, salvo por el hecho de figurar como funcionario con dedicación exclusiva o bien horario establecido. Incluso ahí, sin dedicación exclusiva, podría haber espacio para “pitutear” fuera de la jornada.

De la misma manera Luis Cabello se presenta como Licenciado en Comunicación Social de la de la Universidad de Santiago. Es importante que la Contraloría nos pueda informar si efectivamente posee el título que él indica que tiene.

La Contraloría no valida grados (ser licenciado es un grado, no un título), de hecho, no existe en Chile una entidad oficial que valide grados o títulos, sólo las instituciones que los entregan, en este caso la Universidad de Santiago de Chile.

Si mal no recuerdo la escena, hubo un momento en donde la Universidad de Santiago dispuso de una suerte de programa académico que permitió que comunicadores de oficio lograran aplicar para obtener esta licenciatura en la comarca. Varios de los “comunicadores” habrían optado a esta vía para certificar una práctica.

De todos modos, tampoco es un problema en si mismo, dado que no entra en categorías críticas como finjir ser médico, abogado o docente. Intuyo que la aspiración es validar un ejercicio ilegal de la profesión, lo que en disciplinas soft como esta no se si revista gran problema.

Aquí enciende el ventilador.

Y aquí quiero decir una cosa adicional señor presidente. El locutor Luis Cabello además es corresponsal de la Radio BioBio en Curicó. Esa radio que hace gárgaras en contra de la probidad, la corrupción, que critica a toda la clase política del país y está en silencio. No hemos escuchado al señor Mosciatti algún comentario respecto de este hecho. Hay que recordar que muchos medios de comunicación, cuando hay un pequeño hecho de corrupción, en cualquier municipio del país, lo ponen a disposición de la opinión pública y ¡oh sorpresa!, aquí que un locutor de la Radio RTL de Curicó, radio que es especialista en descalificar -salvo que uno pase por caja y pague- descalifica a todo el mundo y que, corresponsal de la Radio Biobio, fíjese que esto no se sabe. Yo quiero creer de buena fe que es porque no tienen el informe. Pero a los periodistas les quiero decir que aquí está el informe, el informe final de la Contraloría. Si lo quieren tener con mucho gusto se los entrego. Lo tengo, lo voy a tener en mi poder.

Tres puntos buenos para el diputado.
1) El hecho ha pasado piola para Radio Biobio, efectivamente es esperable que esto no aparezca en la radio. Los buenos no son tan buenos, los malos no son tan malos.
2) RTL es especialista en descalificar, ehm, así es, por más que cada cierto tiempo intente expiar sus pecados con beneficencia populista.
3) RTL actua a la italiana rajando al que no pague… Esperaremos la reacción mesurada y siempre templada de RTL respecto de tamaña acusación, que compartimos plenamente.
Y no ha pasado sólo con el diputado, también ha pasado con otros políticos locales que se han negado a entregar financiamiento directo o indirecto a la radio. En adelante, cuando escuche a su director aplicando toda su verbosidad sobre un político local, ponga este filtro. De igual modo, cuando escuche loas, pajarillos y arpas melódicas respecto de otros políticos, aplique también ese filtro.

Los medios de Curicó reciben dinero de los políticos y representantes. Ese es el punto de fondo y que debe tener nuestra atención en cuanto al vínculo política y medios y cómo este vínculo (pagado) impacta sobre la formación de opinión pública local. Quizá la forma de la frase que encabeza el párrafo no se sea lo suficientemente expresiva: existen medios que cobran para publicar noticias incluyendo las que tienen interés público. Si no hay manos, no hay galletas.

Y yo quiero señor presidente por último decir, que la manera si queremos tener transparencia, nos tenemos que preocupar que no haya doble discurso. Lamentablemente en la provincia de Curicó muchos medios ignoran de este tema. ¿Y qué es lo que hemos logrado saber? que está llamando a sus amigos, Cabello, de los medios de comunicación, para que no le cuenten a la gente. Para que no se sepa que es un corrupto a quién la corte, a quién la Contraloría a hecho que devuelva siete millones y medio.

Temón. “Los periodistas y/o comunicadores de la comarca son una mafia”. Esta si que es una acusación que tiene tintes de verdad a pesar de rescatar el trabajo de un reducido set de comunicadores, mejor dicho periodistas, que eventualmente sea más de los dedos de una mano. En efecto el tamaño de la comarca impacta en la cantidad reducida de la manada que se encuentra en cada presentación con galletitas que hay. Somos humanos y formamos vínculos. Tenemos un corazón y debemos alimentarnos.

De paso, lanza la declaración de guerra: “[Cabello] es un corrupto”.

Ahora, salvando las (des)proporciones, este caso se parece al del hipermillonario que fue basureado como quiso por parte de otro diputado. En ambos casos la tribuna no permite derecho a réplica, el que sí podrían obtener ambos diputados en caso de que, por ejemplo, desde medios les acusen o denosten.

Sería notable que el acusado por el diputado, como jugada siguiente, se hiciera el ofendido diciendo que este es un vil ataque político y que declarara que todo lo sucedido fue “un error”, equilibrando el argumento al clásico de la comarca, en vista del comportamiento que tienen nuestros diputados ante “errores”.

Yo creo señor presidente (…), que estos hechos hay que denunciarlos, que hay que pedirle coherencia a los distintos medios de comunicación que aún guardan silencio, por que la transparencia parte tambien por que la ejerzan aquellos que se encargan de comunicarla. He dicho señor presidente.

Las patitas
A mi juicio, que un representante de la comarca pida hoy en día coherencia a otros es casi una ofensa. No se si el abucheo permanente en cada evento les parece sentirlos como aplausos de ánimo o qué, pero el hastío está alcanzando niveles históricos. El origen va más allá de una comunidad a la que le guste pifiar, se trata de la expresión de descontento basada en que realmente aquí se representa cualquier cosa menos el interes de la comunidad.

El desarrollo del hecho político
El diputado gatilla un hecho político que no quedará ahí. No es solo una radio o un comunicador el que deba haber sentido que las palabras de esta alocución le tocaban. No me queda claro el futuro por el que opte el diputado por varios periodos, pero si tiene razón se ha comprado al menos un problema medial. Nuevamente afectará a la interpretación del hecho la formación académica de los “comunicadores” ya que algunos de ellos no tendrán mayor problema con continuar sin mayor problema en sus actividades (esos que contábamos con la mano) versus los otros que verán un ataque al gremio de los noteros a sueldo. El agravio no es sólo un agravio al comunicador, sino a la manada. Esto no se detendrá.

Que les cunda
Por lo pronto, en este ataque de fiscalización -que más parece una falacia ad hominem mezclada con ad vaculum y tu quoque– esperaremos el video siguiente en donde se aplique el mismo criterio para concejales y para su delfín. Esperaremos en una silla cómoda.

Preguntas abiertas
¿Tenía o no tenía el documento en su poder?
¿Qué dice el otro diputado de la comarca -del que hablan muy bien en RTL- acerca de esto?
¿La comunidad ve el canal de la Cámara?
¿Tiene sentido usar tiempo legislativo para levantar un tema haciéndolo pasar por petición pura?
¿Cuántas veces ha pedido la misma información a Contraloría el diputado y cuántas veces actuó? ¿Estuvo esperando algo para tirar su carta a la mesa a meses de las municipales? ¿Si ya lo hizo, le quedan más cartas que aún está esperando a mostrar?
¿Si todos en la comarca conocen de la vinculación entre el actual alcalde y el diputado, siendo el alcalde responsable por el Departamento de Salud del contratado, qué limitó al alcalde Javier Muñoz a tomar medidas ante esta situación? ¿Hubo intencionada espera? ¿Ya no se escucha como antaño? ¿No se pudo?
¿Si se detectó esta situación, qué rol jugaron los otros fiscalizadores, vale decir, el otro diputado y los concejales? ¿De fondo, hay más casos o lo desconocen?
¿Si la contratación comienza en 2008, qué opinará de este asunto el alcalde a cargo de ese entonces y nuevamente candidato a reelección, Hugo Rey?
¿Esto viene pasando desde 2008, periodo del exalcalde y actual diputado Morales?
¿Cuál es la opinión de los medios respecto de todo? ¿Qué medios se salvan?


La obra: El Padrino, escena de favor durante el matrimonio
Durante esta notable historia, se sucede una escena donde se desarrolla el matrimonio de la hija del pater familia y llegan a pedirle un favor. Se lo concede, pero no sin antes mostrarle la seguidilla de desaires a su figura. En este caso, el diputado tomaría la figura del undertaker. Ver la escena.

// 48

Published by

Marcelo Aliaga

140 caracteres no son suficientes. Ver detalle.

2 thoughts on “El León rugió”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *