De un supuesto, al abismo

Supongamos. Sólo supongamos por un minuto que
lo que señala prensacurico.clmedio de Víctor Manuel Valenzuela– es cierto y existe evidencia de comunicación previa para “promover” la aprobación de licitaciones en juego en el municipio, en uno de los ítems más altos como lo es la de lo relativo a la basura, un suculento negocio. Esta comunicación sería vía email entre asesores directos del alcalde Javier Muñoz y se discutirían los montos para lograr la aprobación.

Independiente de la cantidad de potenciales y condicionales, la nota expone tanto la acción de soborno a cambio de selección, como el conocimiento de la misma por parte del concejal y –ya que estamos en la lluvia de potenciales- posible candidato a alcalde para el periodo siguiente, Jaime Canales (UDI). Pero no se detiene en el sólo conocimiento, sino en la afirmación de la existencia de prácticas usuales, de regularidad, de frecuencia, del mismo estilo, pero que no tiene forma de comprobarlo.

Cabe recordar el escenario nacional en donde estamos, de desconfianza en los partidos, autoridad y sospecha a nivel nacional. Como decía en algún tuit, si los talonarios de Jovino hacían ganar elecciones a nivel de congreso, nada evita que a nivel de municipios tanto en categoría de alcalde o concejales esto también pasara. Visto de otro modo, si Penta y SQM podrían tener cobertura nacional, nada impide que empresas locales en magnitudes de dinero locales -A.K.A. unas luquitas- tuviesen el mismo modus operandi con candidatos/excandidatos locales.
Cabe recordar también, el escenario local en donde estamos, de concejales que no ven mayor problema a viajar a Argentina en taxi y de una mesa en duda con una formalización cursada y, si su merced tiene a bien darle agilidad al proceso, varias formalizaciones más.

Es importante rescatar ambos escenarios, ya que en ambos, los llamados a fiscalizar no lo hicieron, por que tenían comprometidos sus propios intereses, en el caso local, habiendo disfrutado todos del chivito y viajecitos previos.

Volvamos al supuesto inicial: existen correos de asesores directos del alcalde, que exponen tarifa por aprobar licitación de basura, lo que un concejal dice que es una práctica pero no comprobable. Esto nos pone ante dos caminos:
1) el concejal Canales -y futuro postulante al más alto rango comunal- tiene la razón pero guarda silencio, vetándose incluso en su rol fiscalizador, o bien
2) sólo piensa eso ya que “alguien me dijo que” o “yo creí que”, muy usual por estos lados y sin mayor prueba que esa.
Por cierto, todo esto asumiendo como verdadero el supuesto inicial.

Ahora, vienen las líneas de la angustia. Esto puede ser cierto o no, lo que no está en duda, es el rol de fiscalización que le cabe a los concejales por Ley, lo que debería motivar a nuestros activos concejales a hacer gala de su proactividad permanente . . . y comenzar a fiscalizar esto incluso, apelando a la justicia para que tome cartas en el asunto, entonces:

  • Si es falso, todos felices: ha triunfado el respeto a la institucionalidad que nos hemos dado;
  • Si es verdadero, que pague quien tenga que pagar.

Si esto no pasa, estaremos nuevamente en el punto señalado arriba, donde otra vez quienes tienen que hacer la pega por la que les pagamos mes a mes –concejales- terminen dejando en manos de la ciudadanía deveras proactiva, su propio rol. Por cierto, nuestros diputados Roberto León y Celso Morales, han brillado por su ausencia otra vez en lo de viajes y, quizá en este caso, también tengan temas de más alto vuelo que atender.

Disculpen, pero, cualquiera sea el caso, estamos al borde del abismo.

// 1796

Published by

Marcelo Aliaga

140 caracteres no son suficientes. Ver detalle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *