Ley de Transparencia, implementación, municipios y Consejo para la Transparencia

En diversos medios he visto esto: “El Consejo para la Transparencia garantiza que la ciudadanía pueda ejercer su derecho a la información, promoviendo la cultura de la transparencia en Chile. A partir del 20 de abril podrás pedir y conocer la información pública en poder del Estado”.

Por lo cercano a la ciudadanía y por el papel clave que elección tras elección tienen los municipios y alcaldes en las comunas que dirigen, seguiré centrando el post en los municipios y la ejecución de esta ley.

El sentido de la transparencia
Cada municipio tiene diversos departamentos, como gerencias, las que obviamente deben exponer la información que la ley contemple. Eso debió hacerse hace rato. Que haya tenido que crearse una Ley muestra el problema de fondo existente.

Lo que me parece extraño, es el sentido con el que algunos municipios se ha tomado el tema es el de un link propio para ello, algo aparte, algo independiente, como si la transparencia o la sección tal estuviese pura y duramente por una petición legal y no por que el espíritu o intención del municipio sea ser transparentes, algo como “la transparencia está aquí” (en particular aquí). Espero que sea por la premura con la que se espera y no puramente por un cumplimiento obligatorio de una ley…

Moya paga el almacenamiento
Un archivo PDF de 12 hojas con imágenes puede pesar 470Kb. Tres de estos pasarían 1Mb. Suponiendo que aquellos tres archivos correspondiesen a contratos, podríamos tener gran cantidad de estos. Sumemos también boletas, informes, contratos con proveedores, nóminas completas y un sinfin de información. Si la información pesa n Mb, al mes siguiente tendremos 2n ya que se debe almacenar información histórica. Al siguiente 3n, luego 4n… y así, con un crecimiento lineal que puede tender a crecer si otros documentos nuevos se agregan. Entonces la pregunta aparece: ¿quién paga?.

Entiendo el sentido y la necesidad de la perspectiva histórica de la información, no obstante, me parece interesante saber quien pagará efectivamente la implementación de la Ley de Transparencia. Todo esto, sin contar el esfuerzo agregado que los recursos del municipio deberán efectuar…

Las desatenciones
Cuando un funcionario tiene obligaciones claras, concretas y medibles, claramente la suma de una nueva tarea tendrá un coste asociado. La presión ejercida a cada una de las “gerencias” para publicar la misma información exigirá tiempo que incide en desatender sus obligaciones, salvo que se motivara -con recursos- la creación de entidades encargadas de velar por la transparencia de dichas entidades. Actualmente, quienes se encargan de visar tal información son las mismas entidades de control interno, las que al igual que las demàs, contaban con obligaciones por cumplir. Entonces ¿quién paga?¿el Consejo para la Transparencia?¿los usuarios?¿agregamos burocracia y tiempo de gestión?

Mejoras ante redundancia
La exposición de la información y documentación es necesaria. Si.
Recuerdo haber presenciado en más de una ocasión como la información entre entidades públicas redundaba. Cabe señalar que para pedir estudios a consultoras o privados, se debe licitar públicamente tales estudios, y, a pesar de poder ser necesitado por otra entidad pública, no era extraño ver como tales eran nuevamente licitados, con la consiguiente redundancia en el pedido de información y desde luego, en los costos por tal información técnica solicitada.

En portada del Sábado de El Mercurio –diario que miente– me pareció importante y destacable incluso la aparición de la palabra “web” en el headline, donde el presidente del Consejo para la Transparencia decìa que “Toda la administración pública debiera tener los datos en un mismo sitio web”. Como bajada, sigue señalando que “Consejo propone construir un portal donde estén reunidas todas las obligacines de transparencia del Estado, hoy dispersas en diferentes páginas. Me parece acertado, no obstante, me parece muy necesario teniendo en mente el mismo objetivo, la estandarización no solo en formatos -desde lo técnico- sino la estandarización en el proceso completo de cual, que y como se obtiene y entrega la información (admito que me da temor proponer algo asi luego de saber que Alejandro Ferreiro integra el Consejo para la Transparencia. También es integrado por Roberto Guerrero, Juan Pablo Olmedo y Raúl Urrutia).

Si, una ley no podrá regular todos y cada uno de los puntos que señalo, pero al menos definir las obligaciones y estimar creación de nuevas entidades encargadas de apoyar la labor de cada una de las distribuciones estatales sería ideal. Es muy simplista plantear un Consejo para la Transparencia como un obligador meramente.

Me parece necesario que los municipios y en general todas las entidades públicas actuen con transparencia. Me parece necesario que la información de TODAS las entidades públicas (poder legislativo incluído) expongan la información que con fondos públicos se realice, pero que tambièn se prevea la complejidad de la ejecución que algo así implica y la mano en el bolsillo para realizarla.

Perfiles de los integrantes del Consejo para la Transparencia

Roberto Guerrero: Tiene 41 años, es profesor de la Universidad Católica y Vice- Decano de la Facultad de Derecho de esa misma casa de estudios. Es Master en jurisprudencia comparada de la Escuela de Leyes de la Universidad de Nueva York y se ha desempeñado como mediador del Centro de Arbitrajes y Mediaciones de la Cámara de Comercio de Santiago y director del Programa de Magíster en Derecho de la Empresa de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica.

Juan Pablo Olmedo: Tiene 40 años, es abogado y presidente de la ONG Pro Acceso que ha luchado para que exista mayor transparencia y acceso a la información pública. Es Magíster en derecho Internacional de los Derechos Humanos de la Universidad de Essex, Inglaterra y participó en el grupo de apoyo técnico legislativo al Proyecto de Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Alejandro Ferreiro: Tiene 42 años, es abogado y fue Ministro de Economía durante la administración de Michelle Bachelet. También se desempeñó como Superintendente de Isapres y Superintendente de AFP. (¿Recuerdan a Ferreiro y el asunto de datos de los chilenos powered by Microsoft?¿Aparecerá mañana el “aporte” realizado por la compañía entre los documentos a exponer?)

Raúl Urrutia: Tiene 58 años, es abogado egresado de la Universidad Católica de Valparaíso, casa de estudios en la que imparte clases de Derecho Constitucional y Teoría Política. Fue diputado en representación del distrito de Viña del Mar y Concón entre 1990 y 1998.

Fuente: Facultad de Derecho de la Universidad de Chile

Que rica dieta del Concejo

Artìculo 39: los consejeros, a excepción de aquel que desempeñe el cargo de Presidente del Concejo, percibirán una dieta equivalente a 15 unidades de fomento por cada sesión a la que asistan, con un máximo de 100 unidades de fomento por mes calendario.

Ley 20.285.

Al día de hoy, 15 UF son $314.449 y 100 UF son $2.096.327 ¿Qué tal?. Me gustaban los tiempos donde el honor de ser reconocido como ente transparente por sus iguales era suficiente.

Al momento de la publicación de este post, Domingo 19 de Abril, el sitio web ConsejoTransparencia.cl se encuentra en construcción. Veremos como se da el ejemplo desde el 20 de Abril.

Post en edición

Enlaces relacionados
Consejo para la transparencia
Senado chileno ratifica nómina de candidatos al Consejo para la Transparencia
Así funciona la nueva Ley de Acceso a la Información Pública
Acceso a información: Los límites que fija el nuevo reglamento de la Ley de Transparencia

// 723

9 thoughts on “Ley de Transparencia, implementación, municipios y Consejo para la Transparencia”

  1. ¿”El Mercurio, el diario que miente”?
    Pensé, hasta que encontré esa frase, que estaba leyendo un articulo serio y comprometido con el tema de la transparencia.
    Pero veo que se trata de repetir sloganes sin fundamento, inventados por la izquierda.
    Ahora, en materia de transparencia, si hay algo muy opaco, eso es la Concertación. Si hasta una ideologia de la corrupcion tiene.

  2. Darío, cualquiera sabrá el porqué de la frase.

    El artículo es realmente serio, dado que a mi parecer la transparencia y la actuación con actitud transparente es necesaria y esencial siempre y con mayor razon cuando hay fondos públicos de por medio.

    Date el tiempo -si lo deseas- de terminar la lectura y ver el post anterior también ya que notarás que va más allá de una pequeña frase.

    Saludos!

  3. Hola marcelo, tanto tiempo.
    Interesante lo que acabas de argumentar y bastante acertado. Realmente me dio alegria al ver que se habia cumplido con dicha ley y me da risa que tuvieran que promover de un ente de forma “legal” para que publicaran datos relevantes en la web. No obstante, luego de revisar algunos municipios me di cuenta que se esta violando cierta “informacion confidencial”, tu sabes, es bastante riesgo que publiquen los rut de personas en la web, y dudo que esos datos muy importantes aparezcan por ejemplo en datos de ministros, la presidenta, etc… simplemente me parece una canallada.

    Bueno, espero estes bien por Stgo, cuidate y saludos al Tapia.

    pd<. debo comentarte otra cosa, pero sera por e-mail, ahora si, nos vemos.

  4. Concuerdo con el primer comentario en que esta ley es necesaria más que nada para quienes crearon la Ideologia de la corrupción, descrita por Schaulsohn: la Concertación.

  5. Buen intento, Aliaga.
    Se trata de acallar lo que no conviene, diciendo ¿quien es ese Schaulsohn?
    Como tu bien sabes, fue un miembro destacado de la Concertación que la conoció por dentro, y una vez arrepentido de estar ahi, denunció su infame ideologia destinada a intentar justificar moralmente su corrupción.
    La izquierda es maestra en intentar dar vuelta sus inmoralidades, haciendose -aunque parezca un chiste o una patudez increible- los “moralmente superiores”
    ¿Onde la vieron?

  6. El ¿quién es schaulsohn? lo declaré yo mismo como off-topic, es decir, una ironía al punto, ya que el propio Schaulsohn aparece declarando una ideología de la corrupción que me parece a lo menos tanto o más cuestionable que quienes decian que “aqui no hay muertes” o “aqui no se asesina” viendo los cuerpos enfrente. El vio el cuerpo de la corrupción flotando y flotó con él pero luego le dió asco. Un asco un poco tardío a mi parecer.

    Si te fijas y lees -nuevamente si quieres- la vara la tiré midiendo por parejo, cero interés por uno u otro sector, ya que ambos están llenos de aprovechadores que hacen leyes a la pinta con tal de no ser expuestos al “escarnio” público y dándoselas de los sacrosantos por exponer su información “transparente” sin estar siquiera normado que lo hagan por que la ley que ellos mismos hicieron los deja fuera. A esto no hay ni concertación ni alianza que pueda esquivar la responsabilidad.

    Los asuntos éticos o morales -más éticos que morales- trascienden cuando se actúa con el ejemplo, algo que me parece que nuestro honorable parlamento no ha hecho y efectivamente validan las teorías de la corrupción que tu señalas -atachando toda la responsabilidad a un solo sector político, en lo que estoy absolutamente en desacuerdo- siguiendo con un actuar basado en sus propias calculadoras personales y partidarias.

    El “¿seré yo Maestro?” era motivado por el desenfoque que le dan a los temas que expongo, tirando por defecto una declaracion anti-concertación o anti-izquierda pensando que invalidan lo anteriormente escrito o como si me influyera en el juicio que tengo, lo que me parece absurdo y aburrido ya que muestra que hay ocasiones en las que ni siquiera leen el texto como para formarse una opinión medianamente fundada.

    Esta bien tomar una posición, pero aburre ver la poca apertura como si una de las partes implicadas fuese -realmente- la moralmente superior. Patrañas, ambos tienen una base y pasados éticos cuestionables.

    ¿o no?¿me equivoqué nuevamente?

  7. La ideologia de la corrupcion creada por la Concertación está plenamente vigente, y que Scahulsohn lo diga antes o después no cambia en nada el fondo del asunto.
    Hoy en La Tercera: “Viera Gallo justifica aportes por $ 1.067 millones de la Presidencia de la república a fundaciones afines al oficialismo”

    No entiendo como tu no tienes asco de ver que la Concertación no solo roba, sino que lo considera algo justificable y virtuoso en base a una perversa y asquerosa ideología creada ad hoc para no sentirse mal haciendolo.
    Eso, escuchame bien, NO EXISTE ni ha existido nunca en la Alianza.
    Otro motivo más para que ésta sea gobierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *