Adolfo Zaldivar, Presidente

Adolfo Zaldívar, Senador de la República de Chile y presidente de la Cámara Alta a través de su brazo propagandístico, perdón, Lista informativa del Senado, semana a semana intenta abrirse paso como el hombre que cambiará Chile.


Foto por Luis Ramírez
Cuando los independientes y díscolos han tenido que votar, inevitablemente han acercado posiciones hacia la derecha y, teniendo en mente de que luego de su nominación a la presidencia del senado, ha pasado casi a ser el presidente de los díscolos, su ultima columna titulada “La alternancia que se necesita es una alternancia de ideas y políticas y como enfocar la economía del país”, invita a pensar que está abogando por una eventual elección de Sebastián Piñera como futuro presidente de Chile. Farso, farso farso.

La alternancia emerge cuando la alternativa se siente en desventaja y es utilizado como un argumento per se para agregar peso a la balanza. Al ser esgrimido por Adolfo Zaldívar, expulsado de su colectividad -Democracia Cristiana- a primera vista es un apoyo a Piñera, cuando realmente es un auto-apoyo como opción presidencial. Quizá sea el futuro Arturo Frei Bolívar, Eugenio Pizarro o Cristián Reitze, pero intentarlo le hará escribir su nombre en la historia.

Veamos. Comienza por poner el foco en la derecha:

“En momentos que nos encontramos en medio de una de las mayores crisis financieras que se tenga recuerdo, y también en un período eleccionario, ha surgido la necesidad de alternancia en el poder. Esta necesidad se hace más evidente todavía porque el país no sólo debe enfrentar los problemas propios de cualquier nación que ha vivido 18 años con una determinada orientación política y cuyo resultado final es desgaste, carencia de ideas y problemas éticos y morales que son inéditos en la historia nacional.

Debe enfrentar los tiempos económicos que se vienen, de una manera diferente a como lo ha venido haciendo, y donde en el fondo no ha tenido mayor oposición salvo algunos remilgos y detalles que no hacen la diferencia entre tener un país próspero y justo a otro como el que tenemos donde el crecimiento se estanca y la postergación de oportunidades de vastos sectores se agudiza.”

Todo esto, sumado a su férreo ataque al “actual sistema económico imperante” para favorecer según él a “la alicaída clase media”, elimina rápidamente como opción a la Derecha para la alternancia. Veamos:

“Porque con nuestra política económica no estábamos construyendo ningún futuro. Los recursos y la riqueza iban donde los retornos eran más altos y donde era más cómodo ganarlos. Y no donde se pudiera generar un alto valor que ampare y pueda dar trabajo a las generaciones actuales y venideras. Evidentemente, en la senda del modernismo aparente de las carreteras, malls y grandes tiendas, no están las condiciones para cultivar talentos, fomentar la creatividad y ser actores vigentes en el siglo 21.”

Adolfo Zaldívar dice “Ricardo Lagos, te lo doy firmado, va a ser el candidato de la Concertación”. Yo firmo que el analfabeto digital lo será también.

Post Relacionado
Adolfo continua con el ansia presidencial

// 435

One thought on “Adolfo Zaldivar, Presidente”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *