Píldora del día después: a otro perro con ese hueso.

En viaje a la 8va región pude comenzar a apreciar distintas posturas acerca de la decisión del TC en cuanto a prohibir la distribución en establecimientos públicos de la famosa píldora del día después (PDD). Me gustaría compartir con ustedes algunos puntos que a mi parecer no se han expuesto o al menos no los he visto sobre la mesa. Debo declarar primero que provengo de un hogar católico, en donde por herencia debí realizar ciertas prácticas, las que años después llegué a entender, pero que de alguna forma influyeron en mi crecimiento moral. Ideas como el bien común, no hacer al prójimo lo que no quieres que te hagan a tí y otras cosas por el estilo, considero que han servido de base en ese sentido.

Creciendo pude ver que no todo es tan blanco como parece, o como lo hacían parecer. Los típicos cuestionamientos de adolescencia y luego de juventud, me han hecho tomar distancia de la Iglesia como institución pero si me han acercado a la espiritualidad sin intermediario. No entraré en mayores detalles, ya que como dice un amigo mío “la divinidad es un asunto muy complejo” y no es el objetivo de este post.

Mi país se jactó primero de una transición a la democracia. Luego llegó incluso a la osadía de promover gobiernos ciudadanos, algo como la democracia en el idealismo máximo. No se como puede ser posible algo definido de ese modo sin tener plebiscitos o medios participativos efectivos. En fin, este blog supongo que tendrá que ser mi voto constante, en este caso, para mostrarles los siguientes puntos.

– La familia o la pareja tiene derecho a tomar medidas de planificación familiar.
No estamos en tiempos de tener 12 a 20 hijos. Además de existir televisión y otros distractores que antes no existían, la posibilidad de hacerse cargo de una tribu de tales magnitudes es francamente una irresponsabilidad si no se cuenta con una plataforma económica que lo aguante. Por ello, si se quiere 1, 2 o 3 niños, que así sea. ¿Ninguno? bueno, es su opción no tener niños también. El gobierno, el estado, las iglesias u otros no pueden intervenir en dicha opción. Por cierto, si el gobierno, el estado o las iglesias se ponen mes a mes con todo lo que significa mantener una cantidad tal de niños, sería distinto el caso. Tampoco deberían meterse en esa decisión, pero al menos tendría algo de responsabilidad el hacer pedidos de esta especie.

– El TC debe acotar su proceder a lo que la carta fundamental señala.
Muchos discuten que la píldora es abortiva. Para ser claros, la constitución no prohíbe realmente el aborto. La reglamentación sanitaria es la que lo hace, pero convenientemente se ha llegado a tal instancia ya que las decisiones que allí se toman son inapelables ¿Que tal?.

– El libre albedrío es aplicable a todos los habitantes.
Entiendo que existan quienes no deseen que estos medicamentos estén al alcance de sus mujeres cercanas, pero por ello no debe eliminarse la opción de que toda la población deba aceptar dicha disposición arbitraria y particular. Acepto que personas con ideas similares se reúnan para fomentar una visión ética particular en sus círculos de acción -OpusDei entre otros- pero de ahí a imponer a todo un país medidas legales en desmedro de quienes tienen menos recursos, es aberrante.

– Yo si puedo, usted, pobretón, no puede.
Las esposas o hijas de quienes están en contra de la píldora, podrán adquirirla sin problemas. En caso de un “accidente” podrán dirigirse a cualquiera de las farmacias que la provean y comprarla. Si, puede que sea un poco caro, pero el dinero no será problema. Inclusive podríamos enviarlas a otro país, a Francia, como antes por ejemplo, para que no se note…

– Fomento del crecimiento de la población en segmentos de menores recursos.
Históricamente hay un descenso en los nacimientos y la población sigue envejeciendo en Chile. No me cabe la menor duda que en más de algún círculo se ha previsto esta situación como un problema. “¿quién será el jardinero?¿quién recogerá mi basura? dejemos que se reproduzcan los pobres como lo hacían antaño”. Si la niña de la pobla comete un error -por los motivos que sea- no podrá remediarlo como lo podrá hacer la niña del condominio. La niña -obviamente calificada como tonta- tendrá que apechugar con todo lo que implica: desde dejar estudios hasta aguantar el desprecio de muchos e incluso la evasión de responsabilidad del padre del que está por nacer.

– El colgador hará su triunfal reaparición.
En vista de no estar legalizado el aborto, las clínicas u hospitales no pueden llevarlo a cabo. Aparece por un asunto de demanda, la clínica amateur del barrio en donde la higiene, esterilización de equipamiento y salubridad mínima está tan lejos como la capacidad de visión de quienes toman las decisiones por nosotros basado en una falsa fe.

– Educación Sexual, el perreo es menos inmoral.
Como olvidar aquel cardenal cuando aparecía diciendo que la lambada era inmoral. Como olvidar aquellas voces que lograron que el globo sonda de las Jocas cayera estrepitosamente. Pues bien, si no han visto televisión o ido a una disco, les informo que probablemente “los niños” estén teniendo acceso a la información a menor edad que antes. Quien plantee esperar hasta el matrimonio problablemente deberá asumir el costo de la anacronía. Recuerdo que en aquel momento, uno de los argumentos era que las Jocas abrían los ojos de los jóvenes puros y castos, lo que ya era una falsedad.

Si desde el hogar, luego desde la escuela, no existe la toma de aquella responsabilidad, esperemos un aumento en las estadísticas de natalidad y, por cierto, las estadísticas de aborto. Si la Iglesia trae curas reggaetoneros, que se haga cargo también.

– Pro muerte
Al igual que los libritos con la publicidad del “SI” hace algunos años, se intenta caricaturizar a todo aquel que defienda la opción de distribución de la píldora, como un asesino desalmado. Se intenta tomar el problema como un asunto moral y no como un asunto de salud pública. Quizá por mi formación vea como “ilógico” el no tomar una medida para controlar embarazos no deseados con una perspectiva terrenal. Pero parece que el intentar confundir temas terrenos con temas celestiales es la táctica. Mal que mal, la vida eterna es algo con lo que no se juega…


– El cartel farmacéutico no lo hace mal

Sospechosamente, en el último tiempo el costo de las píldoras anticonceptivas ha tenido un aumento progresivo. ¿Que será?, será que al igual que los combustibles, el cartel farmacéutico vio una necesidad constante en un producto de alta demanda?.

– El TC no defiende la vida ni a la Constitución.

He visto mujeres tomando alcohol en forma desmedida y he visto a un Tribunal Consitucional en silencio.
He visto mujeres fumando y he visto a un Tribunal Constitucional en silencio.
El Tribunal Constitucional debiese reconocer de una vez por todas que interpretó a su antojo la Carta Fundamental. La mujer si es persona, y tal como lo asegura la Constitución, “El derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona”. Pues bien, ¿que hace el TC en contra de las Tabacaleras y las Bebidas Alcohólicas? ¿Qué hace el TC cuando trabajadores reciben a diario amedrentamientos en vista de no tener una mejor opción laboral, dañando con ello la integridad física de aquel Chileno o Chilena ya nacidos?.

A otro perro con ese hueso. Esto nunca se ha tratado de la lucha por la vida de la madre ni de la vida de quienes están por nacer. Simplemente esto nos muestra como la división de Iglesia-Estado nunca ha existido totalmente, independiente de los millones por medio y los privilegios pagados para lograrla.

Quizá las madres de los mismos supraelectores constitucionales podrían haber usado la pastilla y no existiría esta discusión.

Michelle, tu sabes lo que te dije en la Escuela España. Puedo cambiar de parecer. Si no implementas rápido una forma de ejercer efectivamente aquella ciudadanía del “gobierno ciudadano”, simplemente declararé esto como una gran mentira que quiso ser y no fue, o lo que es peor, que ni siquiera quiso ser.

Links Relacionados
El sermón del día después
El retorno de las cruzadas
Píldora del día después, dónde la compro?
Horacio Croxato y la píldora del día después
Píldora del días después: ¡Hasta el 20 de Abril puedes comprar!
Indignación: prohiben píldora del día después
“Peta” Fernández: la Constitución, la Biblia y la PDD
El Requerimiento Presentado por (parte de) la Alianza ante el TC
Ay, la Prensa: El Mercurio y la PDD
La Píldora del Día Después (Pero la intolerancia es de siempre)
Carta Abierta a los Pre-Candidatos Presidenciales
Efecto Píldora: Carta Abierta a Pre-Candidatos Presidenciales
Tribunal Constitucional dice que no es tan así, pero sí
Talibanes prohiben anticoncepción en Chile

// 713

17 thoughts on “Píldora del día después: a otro perro con ese hueso.”

  1. No se apuren, que para eso estan las llerveras en el mercado, y hasta les sale mas barato.

    Eso si, procuren organizarse y defenderse mejor de los intereses economicos de los mas poderosos, que siguen azotando a la poblacion con propaganda tan sugestiva, que pueden verificarla como prohibida en el primer mundo; por ejemplo, cada vez menos personajes de telenovelas y peliculas norteamericanas fuman durante la filmacion, y en gringolanda hasta se prohibe la venta de bebidas alcoholicas por la noche.

  2. Lo que tenemos que hacer ante este atentado descarado en contra de la mujer chilena que pretende impedir el libre uso de la píldora del día después, es rebelarnos de manera contundente y clara ante el fallo del Tribunal Constitucional y, desconocerlo completamente y sin medias tintas. El gobierno de Chile no debe acatar este fallo antipopular y que pisotea la dignidad de las mujeres de una forma descarada y grosera. Ya es hora de que rompamos las cadenas que nos oprimen y nos opongamos, por cualquier medio, en contra de la feroz dictadura clerical que padecemos. Ya tuvimos suficiente con la evangelización forzada a la que nos sometió el clero hipócrita y pedófilo, en los días en que Chile fue una colonia española. ¿Desde cuándo la iglesia católica tiene el derecho a entrometerse en la vida privada y sexual de las personas? ¿No se han dado cuenta que en Chile no todos somos católicos? ¿Hasta cuándo tenemos que seguir soportando las estupideces y brutalidades que nos quieren imponer los curas y obispos? A ratos tengo la sensación de que todavía vivimos la época de la inquisición y que el abogado Jorge Reyes es el nuevo Tomás de Torquemada. Por lo menos así se comporta este sujeto, que no es más que un simple títere de los obispos católicos. Por ello, no podemos seguir teniendo una actitud pasiva ante estos monstruos y representantes del mal. Ha llegado el momento de combatirlos por todos los medios disponibles. Solamente así nos liberaremos de esta lacra de bichos ensotanados e insensibles a los problemas humanos, que son los únicos y verdaderos demonios que existen en la tierra.

    Jorge Queirolo Bravo

  3. Lo que tenemos que hacer, ante este atentado descarado en contra de la mujer chilena que pretende impedir el libre uso de la píldora del día después, es rebelarnos de manera contundente y clara frente al fallo del Tribunal Constitucional y, desconocerlo completamente y sin medias tintas. El gobierno de Chile no debe acatar este fallo antipopular y que pisotea la dignidad de las mujeres de una forma descarada y grosera. Ya es hora de que rompamos las cadenas que nos oprimen y nos opongamos, por cualquier medio posible, en contra de la feroz dictadura clerical que padecemos. Ya tuvimos suficiente con la evangelización forzada a la que nos sometió el clero hipócrita y pedófilo, en los días en que Chile fue una colonia española. ¿Desde cuándo la iglesia católica tiene el derecho a entrometerse en la vida privada y sexual de las personas? ¿No se han dado cuenta que en Chile no todos somos católicos? ¿Hasta cuándo tenemos que seguir soportando las estupideces y brutalidades que nos quieren imponer los curas y obispos? A ratos tengo la sensación de que todavía vivimos la época de la inquisición y que el abogado Jorge Reyes es el nuevo Tomás de Torquemada. Por lo menos así se comporta este sujeto, que no es más que un simple títere de los obispos católicos. Por ello, no podemos seguir teniendo una actitud pasiva ante estos monstruos y representantes del mal. Ha llegado el momento de combatirlos por todos los medios disponibles. Solamente así nos liberaremos de esta lacra de bichos ensotanados e insensibles a los problemas humanos, que son los únicos y verdaderos demonios que existen en la tierra.

    Jorge Queirolo Bravo

  4. hola…
    pienso que la famosa pildora del dia despues es de verdad un atentado contra la vida de aquellos que no pueden defenderse, no pienso ser parte de eso…
    y no encuentro que sea un tema de los catolicos porque no soy catolica… ademas pienso y estoy segura que si se reparte libremente nadie tomara conciencia acerca de las relaciones sexuales responsables, al contrario todos tendran sexo deliberadamente total dara lo mismo pues estara esta pastilla para liberarte de tu irresponsabilidad… ademas no te libras de no contraer una enfermedad de transmision sexual, porque la pastilla aborta, pero no te protege de contraer algo peor que un bebe que no tiene la culpa de nada. y como punto final comienzas a tener relaciones sexuales a edades mas tempranas.

  5. Marcelo, la verdad buscando material para trabajar “la argumentación” con mis alumnos, iluminas mi camino.

    Me gusta, en términos de formato, tu clara exposición, y (con tu permiso) me sirve para hacer trabajar a mis alumnos en reconocer una o varias tesis, argumentos y respaldos… en reconocer y lograr escribir sus propios textos argumentativos sobre temas de actualidad en los que seguro ellos tienen posturas propias.

    Soy profesora de Lenguaje y Comunicación en un colegio de adultos en Temuco…

    atte.

    Pamela Villarroel G.

    P.S.: respecto al tema mismo de la píldora, NADA que agregar… de acuerdo con la opinión de tantos y tantas: ¿como es que unos pocos se atreven a decidir por los demás, sabiendo que ni siquiera están de acuerdo?… OJALÁ la gente despierte y ello empiece a notarse en criterios cívicos como las ELECCIONES…

  6. @Cyndi. Respeto totalmente tu posición. Si no quieres píldora, no vayas al consultorio o a la farmacia a solicitarla. Estoy totalmente de acuerdo con que el tema pasa por educación, pero, ¿está permitida realmente la educación sexual en Chile? ¿quién tiene el problema, los jóvenes o la sociedad que se saca el pillo siempre?.

    @Pamela, siéntete libre de tomar cualquier contenido si es con fines educativos. En cuanto a lo de las decisiones tomadas por pocos, en estricto rigor así funciona la democracia, el problema es cuando esos pocos se meten al bolsillo a millones por sus propias creencias -no pensamientos.

    Saludos!

  7. Marcelo,
    es lamentable ver como algunos que detentan el poder y las leyes en este país, toman decisiones arbitrariamente. Lo peor, que quiens hacen las leyes, en su mayoría son HOMBRES!! Es más, nos quitan una oportunidad de decidir que hacer con nuestra reproduccion familiar… Es una tontera pretender tapar este punto como lo han hecho, ya que, lo unico que haran es incrementar los abortos de las niñitas mas jovenes. La pídlora debe existir, es un tema intrínsecamente personal, el decidir usarla o no.

    Acaso estos señores que tanto defienden la vida, se hacen cargo de la pobreza y ayudan a reinsertar en la sociedad o dan trabajos a las lolitas que son madres solteras???? Por que no se miran a si mismos? O acaso sus madres no han usado nunca un metodo anticonceptivo?

  8. Nos quieren castrar!!!
    la píldora representa la solución más efectiva ante una posible “metida de patas”. El TC no puede pretender que todas nosotras tengamos el mismo juicio valórico que todos sus representantes, ellos, HOMBRES. No pueden manejar nuestra fertilidad. Recurrir a la esterilización?? POR FAVOR!! Yo decido cuántos y cuándo tener hijos. No voy a optar por un método definitivo. La píldora impide que el óvulo fecundado se anide en el útero, de qué vida me hablan?? Si no se aferra y comienza a desarrollarse, para mi no son más que un óvulo y un espermio errabundos.

    La señora opus dei con plata, que se equivoque las veces que quiera. Puede ir a la farmacia y pagar por la solución. Yo por mientras, me conformaré con traer mano de obra barata al mundo, porque de quedar embarazada por un error de cálculo con condón roto, dejaré mis estudios y mi nivel educacional me tirará hacia abajo con mi hijo, que no será mano de obra calificada, porque tampoco tendré los recursos para pagarle una carrera profesional. Todo porque no pude comprar la pastillita.
    SE VE LINDO EL PORVENIR

    desde ya un saludo al TC por responder a sus propios intereses y no al de la comunidad.

    SEXO E HIJOS CUANDO QUIERO

  9. Soy autor de una tesis en derecho sobre los efectos del levonorgestrel, efectuando un ella un recorrido sobre los diversos episodios jurídicos de la famosa píldora.
    A pesar de toda la evidencia científica existente, esta no ha sido suficiente para que exista plena certeza en cuanto a las verdaderas consecuencias para la insipiente vida con la utilización de este fármaco, por lo que su uso y comercialización con mucha justificación ha sido resistido por parte de diversos sectores de la sociedad chilena quienes han recurrido a los tribunales de justicia para impedir su venta y utilización . Lamentablemente nuestros tribunales sin entrar a un análisis de fondo, propio de un juicio de lato conocimiento, han fallado en diversos sentidos, sin uniformidad de criterio y pasando por alto la discusión científica sobre la materia, pero sobre todo, no ahondando sobre una cuestión jurídica constitucional de fondo cual es el derecho a la vida de la incippiente persona.
    Necesario es, mientras exista alguna duda razonable, proteger al embrión por la aplicación del principio indubio pro nasciturus.
    Mas indignante aun era su distribución en los consultorios de nuestro país, llegando a las familias más humildes de nuestra patria, la tan apreciada “igualdad de oportunidades” de poder planificar una familia como lo hacen los sectores medios y altos de nuestra sociedad que tienen acceso a las píldoras. Lamentablemente, no se trata de la igualdad de oportunidades que todos merecemos para planificar una familia, cual es el trabajo y vivienda dignas, educación suficiente para obtener los beneficios de una cultura común, salud integral, etcétera. La igualdad de oportunidades que se quería mostrar es más aparente que real porque los humildes sólo han alcanzado a las familias de clase media y alta en la posibilidad cierta y frecuente de poder matar a sus propios hijos sin saberlo, triste privilegio que hoy sólo ostentaban en nuestro país las familias de mejores ingresos que pueden comprarse los anticonceptivos adulterados en su información esencial
    Urgente resulta un diálogo desapasionado y sincero en búsqueda de la verdad, el respeto a los valores que siempre han inspirado a nuestra sociedad y por sobre todo la veneración de la vida humana desde su concepción hasta la muerte, por sobre toda otra prerrogativa. Sin este esfuerzo terminará imponiéndose la razón de la fuerza por sobre la fuerza de la razón

  10. nunca has leido lo que hace esta pastilla?
    te cuento evita la fecundacion
    osea que el espermio no ingrese al ovulo…
    osea noalcansa a ser abortoooo…:D
    shaooo :D

  11. tenemos qe elegir un gonierno mas representativo de la nueva era chilena, la Iglesia tiene mucho poder en un pais qe se supone democratico. porqe ellos deciden qe wea debemos hacer.?? qe tomar..?? con qien meternos en la cama??

    y si yo no soy creyente? se estan violando mis derechos ciudadanos.

    pero no le veo buena salida a este problema, la iglesia ya gano, jamas abra pildora del dia despues. por mas estudios cientificos qe les muestren a los SACERDOTES (ke dicho sea de paso no entienden niuna wea) sobre la pildora y su negativa abortividad, jamas la tendremos a disposicion.

    nuestra iglesia prefiere niños vivos muertos de hambre, en riesgo social, viviendo en las calles.
    con tal de sacar adelante su ideal de vida.!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anti spam... *